GRUPO PLAZA

El president no obtuvo beneficios como socio por primera vez en cinco años

Prensa Ibérica deja a Puig sin dividendos en el primer año tras la compra de 'Mediterráneo'

22/10/2021 - 

VALÈNCIA. El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha dejado de cobrar dividendos por primera vez en cinco años como copropietario del periódico Mediterráneo (con un 1,16% del total). Así figura en la declaración de la renta que ha presentado en Les Corts Valencianes relativa a 2020 y que cada año facilitan los diputados del Parlamento autonómico. 

El motivo es que Prensa Ibérica, propietaria del diario tras quedarse con el Grupo Zeta, decidió no repartir el año pasado dividendos entre sus accionistas –uno de los cuales es Puig– como venía haciendo desde 2016. 

El origen de las acciones que posee el presidente de la Generalitat en el periódico castellonense se remonta a los años 80. Él mismo ha explicado en diversas ocasiones que son de su etapa de trabajador en este medio. Después de ser despedido, invirtió ahí el dinero de la indemnización junto a otros compañeros para tratar de convertirlo a una línea "progresista".

Ya en 2019, el Grupo Zeta, propietario mayoritario del diario, fue adquirido por Prensa Ibérica –en el que se encuentran otros diarios como Levante-EMV o Información–, conformando de este modo el mayor grupo mediático de la Comunitat Valenciana y del que Puig, por tanto, es socio. De hecho, el grupo que preside Javier Moll ha puesto en marcha recientemente otro medio de ámbito nacional, El Periódico de España

Ximo Puig, en un acto de Prensa Ibérica y Mediterráneo.

La operación fue posible gracias a una quita de la deuda del 70% que perdonó, entre otras entidades, el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) con una condonación de 1,3 millones de euros. La intervención del banco público valenciano también fue crucial para el reparto de dividendos entre los accionistas, ya que dependían de su autorización por ser uno de los acreedores. Hasta el momento, Puig había percibido alrededor de 21.700 euros desde 2016

Sin embargo, en el primer ejercicio completo tras la adquisición ha dejado de cobrar dividendos. La empresa ha decidido no repartirlos a pesar de que ha reducido significativamente sus pérdidas respecto al ejercicio anterior. Sus números rojos fueron de medio millón de euros frente al 1,44 millones que perdió en 2019. 

A esta polémica se suma el reparto de publicidad a los medios que el Gobierno de Puig otorga y en el que ocupa una posición destacada el grupo del que es socio. En 2019 se produjo precisamente un crecimiento de Mediterráneo con 380.000 euros otorgados. Junto a él, en el resto de medios de Prensa Ibérica se mantuvo la tendencia. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email