X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

longevity world forum

Senolytic Therapeutics y Quibim, industria de la longevidad con ADN valenciano

17/11/2019 - 

VALÈNCIA. Mantenerse joven a lo largo de la vida como si de Dorian Gray se tratara es anhelo de muchas personas, a quienes les gustaría permanecer en plenas facultades estéticas y de salud ante una vida cada vez más longeva. La esperanza de vida aumenta en la sociedad con el paso de los años y el llegar a la vejez sanos se ha convertido en un campo infinito para investigar.

Así se abordó esta semana en el Longevity World Forum, celebrado en el Palacio de Congresos de València, donde la ciencia y la industria nacional e internacional se dieron cita para poner sobre la mesa qué se está haciendo en este campo. Entre las iniciativas empresariales, València tiene mucho que decir, en este caso de la mano de Senolytic Therapeutics, Inc. y Quibim.

La primera, aunque con sede en Boston y el Parc Científic de Barcelona, sacó su materia prima de la Universitat Politècnica de València (UPV). Y es que nació en 2017, cuando Marc Ramis, el CEO de compañía, dio con una investigación de la universidad valenciana. Trabaja en el ámbito de los senolíticos, fármacos que buscan acabar con las llamadas 'células zombies' que se asocian a enfermedades como el cáncer. 

La compañía surge a nivel académico de tres investigadores: Manuel Serrano, especialista en senescencia y Ramón Martínez Máñez junto a José Ramón Murguia, especialistas en nanotecnología. Tres profesionales que crean unas nanopartículas específicas en senescencia. 

Ramis, formado como bioquímico en Oxford, hizo un MBA en Estados Unidos y actúa como advisor tech transfer de diferentes biotechs en la UPV. "En esa labor de advisor, descubre el proyecto y le parece tan interesante que decide crear con ellos una spin off", recuerda Andrea Bernardos, scientific researcher en Senolytic Therapeutics.

La spin off de la UPV surge en base a unas drogas encapsuladas en nanopartículas que se dirigen a las células senescentes, células llamadas "de arresto" que están entre lo vivo y lo muerto. "El grupo de Manuel Serrano ha descubierto que estas células aparecen normalmente cuando eres mayor, cuando tienes más años y en enfermedades asociadas al cáncer, en fibrosis pulmonar, con problemas de hígado o de riñón", explica.

En este camino, se les ocurrió la idea de crear una compañía que esté dirigida a desarrollar unos fármacos específicos de esa senescencia que ocurre con la edad. "Se trata de curar con nuestros fármacos los efectos del envejecimiento", señala. "Estas células están en un estado de arresto, ya no se pueden duplicar y tienes dos posibilidades: o se van hacia cáncer o a apoptosis, que es la muerte".

Su misión es eliminarlas o reducir sus características. "Si yo reduzco sus fenotipos característicos o las elimino, el resto de células pueden hacer la mitosis y regenerarse", señala. La compañía recibió una ronda de inversión serie A realizada por un grupo inversor de Boston, Life Biosciences. "Ahora buscamos financiación pública tanto a nivel estatal como a nivel europeo", explica la investigadora.

Otra de las compañías 'made in Valencia' que ha decidido adentrarse en el mundo de la longevidad es Quibim, compañía que ha desarrollado una solución computacional que permite analizar imágenes médicas con precisión a partir de biomarcadores. Impulsada por el ingeniero Ángel Alberich y el radiólogo Luis Martí Bonmatí permite analizar de forma precisa pruebas como resonancias o PET, algo que hasta ahora tan solo interpretaba una persona humana.

"Lo bueno de la imagen es que podemos mirar todos los órganos del cuerpo y saber si una persona joven tiene el tejido de una persona mayor", explica Fabio García, R&D technical director de Quibim. "De esta manera, lo que podemos hacer es estudiar la longevidad de una persona en particular mirando varios órganos a la vez".

García señala que otra de las cuestiones que pueden abordar es la longevidad en estudios poblacionales. "Podemos escanear a la población en determinados momentos de la vida y ver cómo está la persona, algo que nos va a ayudar a prevenir enfermedades y un envejecimiento prematuro", señala. 

"La longevidad es algo multidisciplinar. En este caso, la imagen te puede servir para hacer la revisión, ver una serie de alteraciones y que luego entren otros campos y ver cómo solucionarlo", señala el R&D technical director de Quibim, pionera en instaurar esta técnica en hospitales. "Se trata de poder detectar cualquier tipo de enfermedad antes de que avance y mejorar tu expectativa de vida", explica. "La longevidad es un paraguas enorme".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email