Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

descalifica a Sánchez y su "chantaje": "A España no le conviene que sea presidente del Gobierno"

Rajoy afirma que no dimitirá mientras tenga la confianza de la Cámara o de los ciudadanos

Se burla de Sánchez por comprometerse a mantener los PGE del PP y que Podemos se los tenga que "comer con patatas" El jefe del Ejecutivo termina su réplica al líder socialista asegurando: "Y yo voy a seguir siendo español"

31/05/2018 - 

VALÈNCIA. (EP). El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha dejado claro este jueves que no piensa dimitir mientras no pierda la confianza del Congreso o de los ciudadanos. "En democracia un dirigente político se va cuando lo dicen los electores o cuando lo dice la Cámara y por eso estoy yo hoy aquí", ha dicho.

Rajoy, que esta tarde no ha acudido a la sesión vespertina del debate de la moción de censura que se está celebrando en el Congreso, sí que tiene previsto acudir este viernes a la votación de la citada moción, han confirmado fuentes del Ejecutivo.

De este modo, ha rechazado la petición del líder socialista, Pedro Sánchez, que hasta en tres ocasiones le ha animado a dimitir antes de que se vote la moción de censura. Es más, Rajoy ha dicho que por qué tiene que dimitir él cuando tiene la confianza tanto del Congreso como de los votantes. "¿No le parece que lo razonable es que dimita cuando pierda alguna de ellas?", ha abundado.

Se lo ha comunicado a personas cercanas

El jefe del Ejecutivo ha trasladado a personas cercanas del PP que no tiene previsto presentar su dimisión, han señalado a Europa Press fuentes 'populares'. Su argumento es que no serviría "para nada", dado que, una vez que se quede como presidente en funciones, habría que celebrar un debate de investidura y articular una mayoría parlamentaria.

Fuentes 'populares' admiten que en este momento no dan los números para que un candidato del PP pueda salir investido presidente del Gobierno, en un debate en el que competiría con el socialista Pedro Sánchez, que, según añaden, podrían sumar los mismos apoyos que ha cosechado en la moción de censura y ser investido incluso en primera votación.

En Moncloa apuntan a un escenario similar y reconocen que Mariano Rajoy no gana "nada" presentando su dimisión. "¿Para qué?", se preguntan. Otras fuentes del Ejecutivo admiten que si echan al PP del Gobierno, eso facilitaría el discurso del PP en los próximos meses, en los que se abrirá un escenario preelectoral y Sánchez tendrá que gestionar desde su debilidad parlamentaria.

La mayoría de los ministros y diputados del PP han escuchando desde el hemiciclo la intervención del portavoz del PNV, Aitor Esteban, que ha confirmado desde la tribuna de oradores que su formación apoyará la moción de censura contra Rajoy. Las caras de los parlamentarios populares no podían ocultar la desolación.

Ironiza con los PGE

El jefe del Ejecutivo ha afeado a Sánchez que hable de estabilidad en el supuesto de que "consiga formar gobierno" cuando sería "el Gobierno más inestable de la historia de España desde el año 1977", algo que, ha proseguido, "saben" también los diputados que van a apoyarle en la moción.

Tras poner encima de la mesa de nuevo los logros del PP estos años, evitando el rescate de España, Rajoy ha bromeado con que Pedro Sánchez esté dispuesto a mantener los Presupuestos del Estado elaborados por el PP si gana la moción de censura. Y en tono burlón, ha afirmado que Podemos, que calificó de "estafa" las cuentas públicas, en ese caso se las tendrá que "comer con patatas".

"Soy incapaz de comprender cómo van a convivir con tamaña monstruosidad, puede ser una pesadilla", ha ironizado el jefe del Ejecutivo, que ha jugado con la expectación sobre el voto del PNV y que éste dependa de que el PSOE sostenga los PGE, que contienen importantes inversiones para Euskadi.

Además, ha criticado que el "daltonismo político" de Sánchez le impida ver la buena situación económica por la que atraviesa España, que crece y crea empleo. "Para usted no existe más que una España negra porque es el único color que percibe", ha censurado, para añadir que "una regla de oro para todo político responsable es evitar los derribos innecesarios". "A nadie se le ocurre predicar el derribo de la cosas que va bien", ha abundado.

El presidente del Gobierno ha acusado a Pedro Sánchez de ser una amenaza para la seguridad y las certidumbres y ha añadido que no saben si "volverá a hundir" al país en "aquella pesadilla" que ya dejaron los socialistas, con más de 3,5 millones de personas en el paro.

"Del Gobierno Frankestein al programa Frankenstein"

Rajoy ha indicado que han pasado del "Gobierno frankenstein al programa frankenstein", que tiene como "único punto" los PGE del PP, algo que, a su juicio, es "no solo chocante, sino verdaderamente notable", máxime cuando en su día esas cuentas públicas "generaban urticaria" a los socialistas. "¿Qué broma ésta? ¿Cree que nos lo podemos tomar en serio?", ha exclamado.

Después, ha asegurado que los própositos del candidato socialista se resumen en las tres 'D': "desmantelamientos, demagogia y despilfarro". A su entender, el programa de Sánchez es un "ejercicio pirotécnico para cubrir este trámite parlamentario" y que se habrá convertido "en humo" antes de que finalice la sesión.

"No tiene ningún programa para España. Nunca ha hablado en claro sobre nada ni dice siempre lo mismo. Es imposible saber lo que piensa", ha manifestado, para acusar a Sánchez de dar "bandazos" según "sople el viento".

Según el presidente del Gobierno, a Pedro Sánchez "no le importan los españoles sino poner zancadillas" al Gobierno del PP. "No necesito dragones, con los destrozos de ustedes, ya tengo bastantes", ha apostillado, para denunciar de nuevo el "afán" de Pedro Sánchez por llegar a la Moncloa.

 

"¿Con quién hablar de Cataluña?

Después de meses de colaboración entre Gobierno y PSOE con el artículo 155 de la Constitución en Cataluña, Rajoy se ha preguntado si, en caso de que gane la moción, tendrá que hablar de este asunto con sus eventuales socios, ERC y PDeCAT. "¿Con quién habrá que hablar ahora de los asuntos de Cataluña, con usted o con sus socios?", ha interpelado, para exclamar después: "¿Percibe el aroma del absurdo?".

Rajoy ha dicho que no saben "cómo habrá convencido a sus socios" para que le apoyen en la moción de censura pero ha señalado que lo que sí saben es que no será "bueno para España". "Es una moción de censura a los españoles porque no le ha hecho caso a usted en las urnas. Esa es su moción de censura real", ha aseverado, para concluir: "Eso es lo que más me preocupa porque yo voy a seguir siendo español".

Ataca a Sánchez con palabras de Bono: "Un bluf"

Palabras de los presidentes de Extremadura, Aragón y Andalucía; del exministro Josep Borrell, del expresidente Felipe González y del diputado de Rafael Simancas, antes de atacar directamente a Sánchez con una declaración del exministro José Bono: "Confié en Sánchez y pronto empecé a percatarme de que habíamos elegido a un bluf".

Y para finalizar, ha recordado a Ábalos sus palabras del pasado enero: "Los independentistas catalanes no pueden ser aliados nuestros ni para una moción de censura". A Ábalos también le ha recordado sus palabras de hace un año, cuando el PSOE no se sumó a la moción de censura que entonces presentó Podemos alegando que se basaba en asuntos que "hasta los chiquillos" conocían desde hace años.

Sin embargo, ha continuado Rajoy, ahora "presentan esta moción por las mismas razones que entonces conocían los chiquillos", pero con la única diferencia de que entonces el candidato era Pablo Iglesias "y no le iban a votar". "Ya sabe lo que tiene que hacer, señor Iglesias, aunque francamente no le recomiendo ser presidente del Gobierno así", ha añadido.

Sánchez llevo dos veces al PSOE a su peor resultado

A juicio del presidente, lo que ahora saben "hasta los chiquillos del señor Ábalos" es que Sánchez no ganará nunca en las urnas, ya que tanto en 2015 como en 2016 llevó al PSOE al "peor resultado de su historia. Por eso, ha argumentado "escapa de la gente" y ha optado por presentar "una moción apresurada, destemplada, atrabiliaria y malencarada, producto de las prisas".

Rajoy ha lanzado esta carga contra los socialistas después de afear a Ábalos que no haya respondido a sus preguntas sobre si el PSOE puede presumir de incorrupto. El secretario de Organización socialista había sido breve en su réplica y se había centrado en acusar a Rajoy de pretender "extender la mancha de la corrupción" con el argumento de que "corrupción hay en todas partes" y que "todos" los partidos hacen "lo mismo, porque se trata de una actitud que, a su juicio, daña la imagen de España.

 

Ábalos: "¿Le parece edificante esta imagen de España?

"¿Le parece edificante esa imagen de España? Aún va a decir que forma parte de nuestro patrimonio cultural", ha ironizado el dirigente socialista, a quien Rajoy ha recordado las investigaciones judiciales en marcha sobre la presunta financiación irregular del PSPV.

A este respecto, Ábalos ha criticado que "no es de recibo que el Gobierno le esté pidiendo cuentas a la oposición de cosas que nada tienen que ver con las competencias de la Cámara". "Si creen que extender la mancha de la corrupción sobre todo el país es bueno para el país, si es su forma de querer a este país, dice mucho de lo que les importa", ha espetado.

No sabía nada de los ERE ni del PSPV

Rajoy ha ironizado con que Ábalos haya dicho no saber nada "de la financiación del PSPV o del Bloc", igual que de los EREs andaluces: "El que estaba en el ajo era yo, igual que estaba en los casos de Pozuelo y Majadahonda".

Asimismo, el diputado socialista ha señalado, tras escuchar a Rajoy, que es "evidente" que está en un "universo distinto", y le criticado no sólo por minimizar la corrupción de su partido sino por su falta de "originalidad", al ofrecer un "mensaje anclado en los años", consistente en "no querer asumir una realidad incómoda".

"Parece que nos dice: No me molestes con esto. Pero no estamos igual que anteayer. No es fácil homologar. Aquí hablamos de una sentencia que establece un poder independiente del Estado", ha defendido Ábalos, volviendo a recordar la sentencia que de la trama Gürtel que llevó al PSOE a registrar su moción de censura a finales de la pasada semana.

Por su parte, Rajoy ha afeado al PSOE que se diga "contundente con la corrupción" cuando el pasado mes de mayo "se solidarizaba con dos personas" --en alusión a los expresidentes andaluces Manuel Chaves y José Antonio Griñán-- sometidos a juicio por el caso de los ERE.

Y ha insistido en que Ábalos no ha podido rebatirle todo lo que ha dicho de la sentencia de Gürtel: que ningún miembro del Gobierno ni actual miembro del partido ha sido condenado.

Por todo ello, aunque ha parecido mostrar cierta solidaridad con Ábalos porque a los 'números dos' o tres de los partidos siempre les "tocan las cosas más difíciles", le ha advertido de que su intervención para justificar la moción de censura "clama al cielo", y por eso un socialista "no puede ser presidente del Gobierno".

Rajoy cuestiona los motivos porque el PSOE no es incorrupto

El presidente del Gobierno ha cuestionado este jueves los motivos que han llevado al PSOE a presentar una moción de censura para echarle del Palacio de la Moncloa, y ha recalcado que al secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, solo le guía su "ambición personal", dado que busca con esta iniciativa un "atajo hacia el poder". Aunque ha reconocido que en el PP ha habido "corruptos", ha subrayado que el Partido Popular "no es un partido corrupto".

El jefe del Ejecutivo --que ha sido interrumpido en numerosas ocasiones por los aplausos de la bancada popular-- ha destacado que esta moción "impulsiva e impetuosa", que se presenta sin medir sus apoyos y sus consecuencias, se ajusta "muy bien a los intereses" del candidato socialista Pedro Sánchez. 

"Manipulación de una sentencia"

Rajoy ha dedicado la primera parte de su discurso a desmontar las tesis del PSOE sobre las razones para presentar esta moción de censura. A su entender, se ha producido la "manipulación" de la sentencia del 'caso Gürtel', "que no es firme", tiene "un voto particular" y no condena penalmente al Partido Popular.

Rajoy ha afirmado rotundo que la sentencia "no achaca al PP crear un sistema de corrupción institucional" y ha acusado a Ábalos de "mentir" al Congreso de los Diputados esgrimiendo una "interpretación libre, interesada y manipulada" de ese fallo judicial.

"Usted puede presentar mociones de censura, puede votarlas, puede tomar las decisiones que estime oportuno y conveniente pero lo que no debe es mentir en el Congreso de los Diputados", le ha espetado Rajoy, para añadir que se trata de una "historia vieja" que ya han debatido "15 veces" en el Parlamento.

Pone en valor su gestión económica

El presidente del Gobierno ha reconocido "una vez más" que en el PP ha habido corruptos, pero ha recalcado que "no es un partido corrupto" aunque eso "disguste" a los socialistas. De hecho, ha recordado que el PP ha ganado las tres últimas elecciones generales mientras que al PSOE le retiraron la confianza en esas tres ocasiones. "Esa es la realidad y lo demás son caceroladas de esas que a ustedes les gustan tanto", ha exclamado.

A renglón seguido, Rajoy ha puesto en valor su gestión al frente del Ejecutivo estos años, consiguiendo "recuperar la imagen de España" tras los "destrozos que causó" el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero.

Según ha dicho, el PP ha restaurado el bienestar, el crecimiento y el empleo", creando en este momento 1.500 empleos al día. "¿Éste es el daño que mi gobierno o yo está causando a España?", se ha preguntado. A su entender, "nadie se cree estos aspavientos de España negra" del PSOE con los que se "intenta justificar lo injustificable".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email