GRUPO PLAZA

La reforma de la ley electoral echa a andar sin los apoyos para salir adelante

11/02/2021 - 

VALÈNCIA. Los partidos de Les Corts Valencianes abordaron este miércoles el debate a la totalidad de la reforma de la ley electoral valenciana del Botànic II para que esta pueda iniciar su tramitación parlamentaria. Una modificación que el tripartito plantea por segunda legislatura consecutiva para intentar aprobar, entre otras cuestiones, la rebaja del listón electoral del 5% al 3%, pero que comenzará este jueves su andadura con las mismas opciones de salir adelante que en el mandato anterior

No en vano, a pesar de que al principio Ciudadanos se mostraba favorable a estudiar las propuestas de reforma planteadas por PSPV, Compromís y Unides Podem, la postura ahora del partido naranja que dirige Toni Cantó ha cambiado. Primero lo hizo porque, según el síndic, el tripartito registró el nuevo texto legal sin ofrecerles presentarlo conjuntamente para que la nueva norma fuese impulsada por los cuatro partidos -el Botànic II y Cs-, si bien esta es una versión que niegan los tres grupos que integran el Consell. 

Ahora, no obstante, la negativa de los naranjas se centra en que no consideran que sea "el momento" para abordar este debate. En el pleno de este miércoles, el diputado de Cs Fernando Llopis advirtió que deben centrarse en "luchar contra la pandemia" e instó al tripartito a que, si quiere reformar la ley, "lo hagan bien". El parlamentario, asimismo, acusó al Botànic, y en particular a la síndica de Unides Podem, de "querer salvar su escaño". "Desde que han hecho la purga, hablan ya de bajar al 2% (de mínimo para entrar al parlamento) para salvarse", le espetó.

La posición de Ciudadanos resulta especialmente significativa porque sin sus votos, PSPV, Compromís y Unides Podem no podrán aprobar la ley, ya que esta requiere el apoyo de dos tercios de la Cámara -66 votos- y el tripartito solo cuenta con 52. De hecho, Llopis recordó a los grupos del Gobierno que no tienen los números para validarla sin la oposición, por lo que les instó a sentarse a negociar. 

Fran Ferri. Foto: CORTS

Una intervención tras la que el portavoz de Compromís, Fran Ferri, recordó que sí se habían reunido y ofrecieron al partido naranja registrar la iniciativa de manera conjunta. "No se puede renunciar a mejorar la participación democrática; el tiempo de las excusas se ha acabado y hay que decidir si se está a favor de la democracia más participativa", espetó. "Esta ley no saldrá sin ustedes y lo saben. Si Ciudadanos no cumple de nuevo su programa electoral, seguiremos teniendo una ley de los años 80. Pero hagan más aportaciones y menos excusas; ahora tienen una posibilidad", concluyó el síndic valencianista. 

En su intervención, la síndica de Unides Podem, Pilar Lima, advirtió que cualquier grupo político "se podría dar una hostia grande en las próximas elecciones, cualquiera", dijo en relación a la bajada de la barrera electoral. "Llevamos demasiado tiempo arrastrando esta reforma", expuso para más tarde añadir que debían adaptar la ley "a la riqueza actual de la política y mejorar la participación de las mujeres", pues la nueva norma propone que la representación sea paritaria. "Nadie está hablando de discriminación a los hombres, sino de la infrarrepresentación histórica en democracia de las mujeres", expuso. 

Por su parte, el portavoz del PSPV, Manolo Mata, rebatió que sea o no el momento para abrir el melón de la reforma de la ley electoral y manifestó que la "obligación" de Les Corts es seguir trabajando en tareas parlamentarias que consideren "importantes". Por lo que defendió que el texto legal presentado no es fruto de una "ocurrencia", sino la labor de la anterior legislatura cuando varios "especialistas en derechos constitucionales y electorales" comparecieron en Les Corts durante la fase de participación. Según el síndic socialista, esta nueva ley apuesta por "la modernización y la actualización de la ley vieja" y remarcó la necesidad de reducir "la barrera más alta del estado español". 

Manolo Mata. Foto: CORTS

Por el momento, cualquier opción de sacar adelante la norma pareció lejana en el debate de este miércoles. Este jueves los grupos la votarán para iniciar la tramitación, pero si las posturas no cambian, lo que ocurrió en la pasada legislatura será el ejemplo más claro de cómo acabará la norma en esta ocasión. 

El dilema de la proporcionalidad

Cs se mostró partidario al inicio de la presente legislatura de reformar esta ley y rebajar la barrera electoral siempre y cuando se acometiera, a su vez, una corrección de la proporcionalidad en la representación que tiene actualmente cada provincia. Una cuestión que en la legislatura pasada terminó bloqueando el debate porque requería una modificación del Estatuto de Autonomía inviable de acometer a un año escaso de las elecciones autonómicas

A diferencia de lo que demandaban en la legislatura pasada, la modificación que planteaban ahora los naranjas para corregir la proporcionalidad se podría acometer sin necesidad de reformar la Carta Magna valenciana haciendo pequeñas variaciones en la representación de Castellón, provincia sobrerrepresentada. Esto es porque el artículo 24 del Estatut contempla que cada circunscripción debe tener al menos 20 diputados. Castellón cuenta actualmente con 24, por lo que uno de los cambios que analizaba Cs se basaba principalmente en restar estos cuatro escaños a esta provincia y redistribuirlos entre Valencia y Alicante, que cuentan con una mayor densidad de población. 

Toni Cantó y Fernando Llopis. Foto: CORTS

Un cambio sustancial en la nueva LEV que Ciudadanos quería negociar con los grupos del Botànic antes de que la proposición de ley fuera registrada. Si no se hacía así, los naranjas se verían obligados a presentar la reforma vía enmienda y el partido de Cantó sería la formación "responsable" de este cambio -que implica reducir la representación de Castellón en el Parlamento valenciano- con las consecuencias que ello conlleva y que no querían pagar en solitario.Sin embargo, según el Cantó, el tripartito presentó la ley en solitario sin esperarles, por lo que ahora el partido naranja se niega a ofrecer su apoyo. 

Desde Compromís, PSPV y Unides Podem negaron rotundamente esta versión y subrayaron que ofrecieron a Ciudadanos participar en la elaboración de la ley antes de presentarla, pero el ofrecimiento fue declinado por el grupo parlamentario de Cantó a la espera de ver cómo quedaba redactada la norma para, posteriormente, realizar enmiendas. Incluso, el síndic valencianista le acusó al portavoz de Cs de "mentir descaradamente". 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email