GRUPO PLAZA

Ribó ha enfriado el proyecto y prefiere esperar al plan de movilidad metropolitano 

La remodelación de Ausiàs March crea roces entre el PSPV y Compromís en València

22/09/2021 - 

VALÈNCIA. La remodelación de la Avenida Ausiàs March ha generado roces entre las dos fuerzas gobernantes del Ayuntamiento de València: PSPV y Compromís. Este lunes, el concejal de Hacienda, el socialista Borja Sanjuán, presentó el anteproyecto de unas obras cuyo principal elemento es la reducción de los carriles para vehículos hasta la mitad: de doce a seis. Y, aunque el alcalde de València, Joan Ribó, se mostró el martes muy de acuerdo con la progresiva peatonalización de la vía, también consideró que "antes de hacer un planteamiento definitivo" habría que esperar al Plan metropolitano de movilidad.

Así, el alcalde aboga por poner freno a las aspiraciones de la concejalía de Urbanismo, que dirige la socialista Sandra Gómez, hasta que se sepan todos los detalles del informe sobre el que ahora mismo trabaja la conselleria de Obras Públicas. Este documento permitirá saber cuáles son las principales necesidades de la Avenida Ausiàs March, la cantidad diaria de vehículos que soporta y cuáles serían los planteamientos más interesantes en cuanto a la reforma del transporte público. Todo ello con el objetivo, según esgrimía, de "perfilar" la propuesta de reforma de la vía y presentar un proyecto que realmente se adapte a sus circunstancias. 

De hecho, Ribó llegó incluso a considerar que la reducción de carriles podría ser mucho más drástica de lo que propone Urbanismo una vez se conozcan los datos: "Ahora no se sabe si con dos carriles sería suficiente o si con uno ya se podría arreglar", detallaba. Y también añadió que la competencia para decidir sobre el entorno de Ausiàs March no es enteramente del Ayuntamiento de València por tratarse de una entrada a la ciudad. A este respecto, precisó que las concreciones "las tiene que hacer" la Autoridad de Transporte Metropolitano.

"Esperaremos a que este Plan de movilidad metropolitana se consolide. Nos han prometido que saldrá pronto. En función de eso perfilaremos y concretaremos el tema -de la avenida Ausiàs March-", concluía. E incidía en la necesidad de conocer todos los datos antes de poner en marcha cualquier actuación de remodelación.

Falta de "valentía" con los barrios periféricos

Por su parte, Sanjuán afeó unas pocas horas  después al alcalde que no muestre "la misma valentía" en los barrios periféricos que en los barrios centro. De este modo esgrimió que, si se han podido acometer importantes esfuerzos de peatonalización en el corazón de la ciudad, "es injusto decirle ahora a los barrios de sureste que su proyecto sí que puede esperar". 

Asimismo, el concejal de Hacienda fue un poco más allá e incluso atribuyó las declaraciones de Ribó a un "problema de desconocimiento". En este sentido, explicó que el proyecto de remodelación se ha desarrollado, efectivamente, en consonancia con el futuro plan de movilidad metropolitana y las directrices que ha aportado la Conselleria de Obras Públicas: "Con la que tengo la suerte de tener muy buena relación porque además son de mi propio partido, son socialistas", quiso recalcar. 

Así, defendió nuevamente el anteproyecto que presentó a principios de semana y además aseguró que el proceso no se va a enfriar en absoluto por las reticencias que han mostrado sus socios de gobierno. Muy al contrario, insistió en que "pronto" saldrá a licitación la redacción con un presupuesto de 600.000 euros. "No hay tiempo que perder y quien tenga ganas de enfriar este proyecto es que a lo mejor se está equivocando de bando", apuntillaba.

"Desgobierno de egos"

El Partido Popular, por su parte, también salió a comentar la tensión entre los socios de gobierno y calificó de "despropósito" la gestión del urbanismo por parte de Compromís y el PSPV. En este sentido, los 'populares' consideran que la remodelación de la Avenida Ausiàs March es una "nueva batalla de egos que ocasionará graves perjuicios a los ciudadanos". Así, defienden que las obras de remodelación en la vía "se han hecho sin estudios previos" y de manera "totalmente improvisada", sin tener en cuenta los aparcamientos disuasorios o los cambios en el transporte público.

También Ciudadanos salió al paso y su portavoz, Fernando Giner, aseveró que para Compromís y PSPV "la ciudad de Valencia es su campo de batalla" y que esto demuestra que "el tándem" de ambos partidos es "tóxico". No solo porque se enfrenten entre ellos, "sino porque puede afectar muy negativamente al futuro de la ciudad". Por ello calificó de  "lamentable" comprobar "lo poco en serio que, tanto PSPV como Compromís, se toman la ciudad". "¿Si no lo han hablado entre ellos, cómo vamos a esperar que lo hablen con los vecinos y expertos?", se preguntó Giner sobre este caso, quien reclamó diálogo y que se tenga en cuenta que la avenida Ausiàs March "es uno de los principales accesos de la ciudad".

Renaturalización de Ausiàs March

El proyecto de remodelación de Ausiàs March que presentó Borja Sanjuán en ausencia de Sandra Gómez contempla una reducción a la mitad de los carriles que cruzan la avenida: de doce a seis, recortando especialmente por las vías de servicio. Asimismo, también incide en la eliminación de las pasarelas por considerarlas "elementos de segregación" y en la plantación de especies vegetales para mitigar la contaminación tanto ambiental como acústica.

El espacio recuperado por la eliminación de carriles para vehículos se dedicará a aceras más amplias con zonas de deporte al aire libre, juegos, descanso y parques biosaludables. Además, también se ha proyectado un carril bici bidireccional en una de las plataformas. Y en cuanto a accesibilidad, contará con mobiliario adaptable y una distribución asequible para las personas con diversidad funcional. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email