GRUPO PLAZA

los accionistas avalan la gestión de la pandemia: beneficio mínimo y sin dividendo

Oliu pone el foco del Sabadell en el negocio doméstico y la empresa tras descartar fusionarse 

26/03/2021 - 

ALICANTE. Los accionistas del Banco Sabadell han validado este viernes en la junta general celebrada en Alicante, que se ha podido seguir tanto de forma presencial como telemática en atención a las medidas de prevención por la covid, la gestión del consejo de administración que preside Josep Oliu durante el ejercicio 2020, marcado por la pandemia y en el que la entidad ha arrojado un beneficio apenas testimonial tras realizar un enorme esfuerzo en provisiones. Entre los presentes y los representados, ha acudido a la junta el 61,14% del capital del banco.

Durante su intervención, Oliu ha avanzado que el banco va a poner en 2021 el foco en el negocio doméstico, la banca de empresas, que ha sido siempre su core, y la mayor digitalización de su actividad. El presidente del banco, que desde esta junta pasa a ejercer una presidencia no ejecutiva, ha recordado que durante este ejercicio se llevó a cabo "una reflexión profunda" sobre la posibilidad de una fusión con el banco BBVA, pero que finalmente se descartó para seguir en solitario

Oliu ha defendido que el Sabadell ha registrado un "beneficio mínimo" en 2020, pero lo ha atribuido a las provisiones extraordinarias por el contexto económico derivado de la crisis sanitaria, ya que el margen neto ha sido de 5.300 millones, y ha defendido que el ejercicio finaliza con el balance definitivamente saneado gracias a la venta de activos problemáticos en previsión de que la pandemia tuviese un impacto mayor, y por el programa de bajas incentivadas para reducir la plantilla y la red de oficinas, que se ha llevado a cabo entre diciembre y marzo. 

Otras operaciones destacadas han sido el acuerdo con Amundi para externalizar la gestión de los fondos inversión, o el acuerdo con IBM para la gestión de la infraestructura tecnológica del Sabadell y de TSB en Reino Unido. Oliu también ha recordado que no se van a repartir dividendos con cargo al ejercicio 2020, porque ya se repartieron con cargo al beneficio de 2019 pese a las indicaciones de las autoridades en sentido contrario, al haberse aprobado previamente en la junta del año pasado.

Debut de González-Bueno

La junta ha servido como debut del nuevo consejero delegado del banco, César González-Bueno, quien se ha dirigido por primera vez a los accionistas para trasladarles las líneas de actuación del ejercicio 2021. González-Bueno se ha dirigido a los accionistas tras la intervención de Jaime Guardiola, encargado de defender por última vez los resultados de la entidad tras 14 años como consejero delegado. Oliu ha destacado la labor del CEO saliente, a quien ha agradecido su esfuerzo para dejar el balance saneado "en uno de los periodos más convulsos que ha vivido la banca". El nuevo CEO, por su parte, ha destacado el "orgullo" de formar parte de la entidad, y ha trasladado la nueva organización del negocio que adelantó Alicante Plaza la semana pasada.

La junta se ha podido seguir tanto de forma presencial, en el Auditorio de la Diputación de Alicante (Adda), como de forma telemática. De hecho, dos miembros del consejo de administración han asistido a la reunión desde la distancia, por circunstancias de confinamiento temporal. No obstante, varios accionistas han preferido acudir a la junta presencial para poder expresar su opinión y tomar parte en el turno de palabras, donde se han abordado cuestiones como la baja cotización y el no reparto de dividendo, el traslado de la sede a Alicante, el cierre de oficinas y la reducción de plantilla, la no fusión con el BBVA o las habituales críticas de la ong Banca Armada contra la financiación a empresas que operan en el sector armamentístico.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email