Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

los grupos aprueban celebrar un pleno en agosto

El tripartito y Vox aprueban que Puig vaya a Les Corts solo una vez al mes

20/05/2020 - 

VALÈNCIA. PSPV, Compromís, Unides Podem y Vox aprobaron este martes en la Junta de Síndics el calendario parlamentario del nuevo periodo de sesiones de Les Corts después de que la semana pasada la cuestión quedara encallada por el desacuerdo entre los partidos que integran el Gobierno y los de la oposición. 

Mientras los primeros proponían realizar apenas un solo pleno al mes, PP y Ciudadanos se quejaron porque, a su juicio, esto suponía limitar la labor de fiscalización al Consell. Una tarea más necesaria que nunca en plena gestión de una pandemia, ya que la perentoria necesidad de actuar hace que cualquier ejecutivo proceda por la vía de urgencia mediante decretos y otras disposiciones no sometidas a control previo, tampoco en la contratación pública.

El cronograma diseñado este martes y aprobado por el tripartito y Vox, sin embargo, no dista ni un ápice del que se debatió la semana pasada y provocó que la cuestión quedara aplazada para debatirse la siguiente: tal y como contemplaba la primera propuesta, Les Corts celebrarán un pleno mensual, por lo que el president de la Generalitat, Ximo Puig, acudirá al Parlamento a someterse a la sesión de control solo una vez al mes. En circunstancias normales, sin periodos festivos de por medio, la cámara celebra uno cada quincena, lo que significa que el jefe del Consell acude de media un par de veces al mes al Parlamento. 

El programa validado, por tanto, reduce a la mitad las intervenciones habituales del president de la Generalitat, que no asiste a Les Corts desde el pasado 22 de abril. De hecho, en el calendario original aprobado en diciembre y que quedó suspendido cuando se declaró el estado de alarma, estaban previstos tres plenos en el mes de mayo, dos en junio y uno en julio. Es decir, de celebrar seis plenos como estaba previsto a principio de año entre mayo y julio, sus señorías pasarán a celebrar cuatro. 

Calendario de plenos antes del covid-19. Foto: VP

El plan aprobado ahora establece, además, que los plenos serán de tres días, ya que el hemiciclo -al que sólo podrán acceder 23 diputados en total- sólo puede utilizarse de las 10:00 a las 14:00 horas. Ante las circunstancias excepcionales, también se celebrará una sesión plenaria en agosto, la primera en la historia de Les Corts, por lo que hasta que finalice el periodo de sesiones el Parlamento celebrará apenas cuatro plenos: uno la próxima semana, otro la semana del 15 de junio, otro el 20 de julio, y el último el 3 de agosto. 

El calendario final despertó este martes las críticas de Partido Popular y Ciudadanos. El síndic de Cs, Toni Cantó, consideró que las sesiones plenarias establecidas eran "insuficientes" en un momento de crisis como el actual. "Ahora que estamos pidiendo muchos sacrificios a los valencianos, los políticos debemos trabajar más que nunca", criticó el naranja

La portavoz adjunta del PPCV, Eva Ortiz, por su parte, mostró la disconformidad de su grupo parlamentario ante el hecho de que sólo se haya habilitado finalmente una semana de agosto, ya que su formación había solicitado que todo el mes fuera hábil. Sin embargo, según fuentes parlamentarias presentes en la Junta de Síndics, el letrado de Les Corts explicó que esta propuesta no podía llevarse a cabo porque esto obligaría a readaptar totalmente las vacaciones estivales del personal de la cámara y, además, el Parlamento valenciano no tiene suficiente personal por los turnos de rotación que se han establecido y la cantidad de trabajadores que están teletrabajando. Un argumento por el que Ortiz anunció que el PPCV pedirá un informe sobre esta cuestión y que se haga uso de la bolsa de trabajo en caso de que falte plantilla. Vox justificó su apoyo en la cantidad de comisiones que se debían celebrar. 

En definitiva, la propuesta inicial presentada por el Botànic II la semana pasada a la que había puesto reparos la oposición, salió adelante este martes sin ningún tipo de modificación. Una conclusión que ha molestado a PP y Ciudadanos, pero que según los partidos que integran el tripartito, "podían haber cambiado". "La semana pasada se presentó una sugerencia de calendario y como no llegamos a un acuerdo, les dijimos que plantearan una alternativa, pero no han presentado ninguna y por lo tanto el calendario, al final, será el que nosotros pusimos encima de la mesa", explican desde el PSPV. 

El síndic del PSPV, Manolo Mata, junto al portavoz de Cs, Toni Cantó, y la síndica del PP, Isabel Bonig. Foto: CORTS

Con estos mimbres, la cámara celebrará comisiones durante tres semanas (en días alternos y solo en horario de mañanas ante la imposibilidad de comer allí mismo) y un pleno otra semana, si bien PSPV, Compromís y Unides Podem advirtieron que podría incorporarse alguna sesión más en función de cómo vaya evolucionando la crisis sanitaria. 

Por lo que respecta a la comisión para la reconstrucción tras la covid-19, la Junta de Síncis programó hasta 10 sesiones a las que acudirán expertos en distintas materias. Estas se celebrarán los lunes por norma general, aunque también se han previsto para algún viernes. De hecho, según el calendario, hay dos semanas en las que esta comisión de estudio se podrá reunir en dos ocasiones y su último encuentro está programado para el viernes 17 de julio, ya que el acuerdo por el que se constituyó determina que el día 20 de ese mes es su fecha tope de finalización.

Por el momento, el pleno de la próxima semana tiene previsto debatir la Ley del Juego de la Comunitat Valenciana. Una normativa para modernizar la regulación actual -la norma vigente es de 1988- cuya principal pretensión es poner freno al auge de la ludopatía en la autonomía y que no pudo llegar a validarse el pasado mes de marzo a pesar de que tan sólo quedó un trámite para que viera la luz, su votación en pleno. La crisis de emergencia sanitaria ocasionada por la covid-19 obligó a cerrar el Parlamento valenciano y cancelar el periodo de sesiones, y, con ello, la tramitación de la ley quedó paralizada

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email