GRUPO PLAZA

El objetivo es garantizar las distancias de seguridad en sus accesos

Turismo gasta 1,2 millones en la compra de más pasarelas para adecuar las playas al covid

19/06/2020 - 

VALÈNCIA. La pandemia provocada por el coronavirus ha obligado a adecuar los espacios a la "nueva normalidad". Y con la llegada del verano, las playas se convierten en un punto de máxima afluencia al que prestar especial atención. Es por ello que desde Turisme Comunitat Valenciana han gastado más de 1,2 millones de euros en la compra de más pasarelas para esta temporada estival con el objetivo de garantizar la seguridad en los accesos y permitir que se guarden las distancias de seguridad fijadas por Sanidad.

El contrato ha sido adjudicado a la empresa Señalización y Equipamiento para Entornos Naturales S.L por el procedimiento negociado y sin publicidad debido a la urgencia de la actuación, consecuencia de la situación de emergencia. La firma se encargará de suministrar estas infraestructuras 'extra' que facilitan el doble acceso -entrada y salida- a la zona de la playa.

En concreto, el nuevo arsenal está compuesto por 23.000 metros de pasarela:  6.000 metros lineales de pasarelas desmontables de ancho 1,10 metros; 16.000 metros de pasarelas rígidas de 1,2 metro de ancho y otros 1.000 metros de pasarela rígida de 2,4 metros de ancho. Todo ello en madera tratada para ambientes marinos.  

KIKE TABERNER

Lo cierto es que todos los veranos se pone en marcha un plan de infraestructuras turísticas para mejorar las instalaciones en las playas como son los lavapiés o las papeleras, pero este año la urgencia es mayor. La crisis sanitaria ha generado la necesidad de que estas pasarelas se puedan desdoblar para facilitar las entradas y salidas a la playa en accesos separados y mantener así el distanciamiento mínimo de dos metros en el cruce de los usuarios de las playas del litoral de la Comunitat Valenciana de manera inmediata.

Y es que desde el órgano que dirige Francesc Colomer se están desarrollando una serie de acciones dirigidas a mantener el distanciamiento social en los accesos a la playa para que los usuarios estén puntual y adecuadamente separados con la finalidad de evitar la transmisión del virus covid-19. 

Pero, además, para que el litoral este preparado para este verano Turisme encargaba a Tragsa la reparación de las infraestructuras turísticas dañadas por el temporal Gloria que azotó las costas de la autonomía el pasado mes de enero. Unos trabajos que suponen la retirada de desperfecto y la puesta a punto de áreas de juego, canalizaciones o sistemas de bombeo. La previsión es que el 85% de las playas estén preparadas la primera semana de julio. 

Otras de las medidas que ya se han adoptado en la zona del litoral valencianos son recomendaciones de distanciamiento en la arena y el agua, obligación del uso de calzado, drones de vigilancia, parcelación o una franja en la orilla para el paseo de entre 6 y 10 metros son algunas de las medidas con las que han reabierto las playas en esta fase.

Asimismo, la Generalitat ha contratado a 1.000 jóvenes para que ejerzan de auxiliares de playa este año durante los meses de julio y agosto. La intención es que ayuden a hacer respetar la normativa sanitaria y así garanticen el acceso a ellas de manera segura. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email