X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

María José Català: "El Ayuntamiento ha politizado las Fallas en exceso"

23/05/2019 - 

VALÈNCIA. La aspirante del PP a la Alcaldía de València, María José Català, fue la protagonista del almuerzo que cierra la ronda de candidatos organizada por Valencia Plaza de cara a los próximos comicios municipales del 26 de mayo. En el Café Madrid, Català se expuso a las reflexiones, planteamientos y preguntas formuladas por redactores y colaboradores acerca de la situación política de la ciudad y del proyecto de los populares para los próximos cuatro años.

Català trató de diferenciarse de sus rivales más próximos ideológicamente. Preguntada sobre Ciudadanos, opinó que la fuerza que lidera Fernando Giner en la capital del Túria "no es nada autonomista y no cree en la autonomía de la Comunidad Valenciana, ni en el autogobierno, ni en las competencias de una comunidad que es histórica". En ese sentido, explicó que el discurso de recentralizar competencias no acaba de agradarle y que sería "incapaz de estar en un partido que va a Madrid y se abstiene en la votación de un Estatuto de Autonomía" que apoyaban tanto PP, como Compromís, PSOE y Podemos. Acerca de su partido, desarrolló el modelo hacia el que debería caminar a su juicio en ese sentido: "Un modelo muy parecido al que se aplica en Galicia, muy autonomista y compatible con el interés general y la idea de Estado que tenemos".

Por otra parte, resaltó que la formación naranja "titubea" en asuntos educativos como la escuela concertada. "Las prioridades son una diferencia importantísima", arguyó la candidata. Y reivindicó, como valor diferencial, su experiencia en gestión de administraciones -lo hizo en el Ayuntamiento de Torrent y en la Conselleria de Educación-, así como su capacidad de diálogo "sin criticar a nadie".

Foto: KIKE TABERNER

De cara a los posibles resultados electorales, la candidata popular cree que "si los ciudadanos quieren un resultado diferente al de abril, deben votar diferente". Así llamaba al votante de centro-derecha a volver al PP. Català está convencida de que Ciudadanos no consumará el 'sorpasso' y que Vox "no entrará con tanta fuerza". "Nosotros hemos sido el gran partido que ha albergado a la derecha y al centro-derecha de este pais, y esto ha dejado de pasar en unas elecciones, pero no tiene por qué volver a pasar", sostuvo, para añadir que el PP puede "volver a ser la referencia del centro-derecha".

Es más, planteó la posibilidad de que tanto la formación verde como Podemos pudieran quedarse fuera del Ayuntamiento porque "están en una situación difícil". Sin embargo, dijo que prefiere que supere la barrera electoral "alguien del lado derecho que del lado izquierdo" porque "eso puede decantar el resultado". Con todo, sentenció: "Si hay una alternativa a Ribó, es el Partido Popular".

Limitación de mandatos, transparencia y agilización de la administración

Acerca de la campaña que ha hecho su formación en los comicios municipales de la capital, dijo que "la política ha cambiado mucho" y que "los grandes mítines son una buena demostración de fuerza, pero la gente que va, ya te vota", por lo que quiso poner en valor la política de proximidad. Como ejemplos: sacar a la calle un despacho transparente, poner en marcha meeting corners para hablar directamente con los vecinos, etcétera. Es, también, un compromiso con la transparencia, algo que precisamente potenció en su paso por el Ayuntamiento de Torrent, al convertirlo en el consistorio más transparente de España junto a otras capitales de provincia. "Quiero que València, que ahora ocupa el puesto 70, alcance el primer puesto".

Al hilo de esto, opinó que es necesario caminar hacia una limitación de mandatos y huir de "la profesionalización de la política". En esa línea, se comprometió a aplicarse dicha regla: "No seré alcaldesa más de ocho años". Reivindicó así que las personas dedicadas a la política tengan una carrera profesional más allá de las instituciones.

Como ha estado explicando a lo largo de esta campaña, la pretensión de Català es conseguir una gestión eficiente en el consistorio. Y esto pasa, desarrolló, por una mejor gestión del personal. "En Torrent puse en marcha un Plan de Calidad y Modernización para que funcionase como una corporación empresarial". Así pues, estableció unos altos cargos, funcionarios, "que hacían procesos con tiempos de resolución concretos y encuestas de satisfacción a los vecinos". De esta manera consiguió que "un Ayuntamiento lento y burocratizado fuera uno de los más ágiles".

En este Plan, que pretende hacer extensivo al consistorio valenciano, incluye la aplicación de unos tiempos reglados para que funcione "como un reloj". Y otra de las propuestas incluidas en su programa electoral para agilizar los trámites administrativos es la implantación de una ventanilla única, con el propósito de que los empresarios y autónomos no tengan que recorrer múltiples concejalías.

Exigencia de inversiones

Català se comprometió a ser una alcaldesa "reivindicativa con lo que necesita València en cuanto a inversiones" y en esa línea dijo que "Fernando Giner no sería igual de reivindicativo que nosotros". De hecho, insistió en esta suerte de sumisión a Madrid apuntando que "cuando Albert Rivera viene a València, Giner no habla si no le dejan". También dedicó sus intervenciones para poner en cuestión el compromiso del PSOE con las inversiones del Estado en la ciudad.

María José Català. Foto: KIKE TABERNER

"Se puede ver clarísimamente en este papel", y mostró el acuerdo de cooperación del desarrollo de ferrocarril en la ciudad de València suscrito con el Ministerio de Fomento. "Este papel dice mucho", subrayó, y leyó una de las cláusulas según la cual el acuerdo "no podrá suponer obligaciones económicas concretas para ninguna de las partes", algo nada satisfactorio pese a tener "un ministro socialista valenciano, José Luis Ábalos; y un presidente de la Generalitat socialista, Ximo Puig". Así pues, según Català, quedarían en el aire los 350 millones de euros del canal de acceso, los 1.000 millones de la estación de César Portela y el tunel pasante de 800 millones de euros. "La respuesta del PSOE no puede ser esta", concluyó.

Vivienda y apartamentos turísticos

"La gestión de la vivienda ha sido un fracaso absoluto", dijo la candidata, porque "habían 10 millones de euros y se ha ejecutado un 4,8%". Además, recordó que las viviendas de protección oficial construidas en este mandato "han sido cero" mientras "el precio de la vivienda ha aumentado un 40%". En ese sentido, consideró que el problema es "serio" y que la solución pasaría por que Aumsa, la empresa municipal, gestionase el parque público de viviendas en la capital.

Al respecto, dijo que "los proyectos urbanísticos se han quedado paralizados" y señaló el PAI de Benimaclet, donde "todavía están peleándose por la edificabilidad, el PAI del Grao, la Font de Sant Lluis, etcétera. Esto sirvió a Català para calificar de "absolutamente nefasta" la gestión urbanística. Todo ello ha paralizado la construcción de vivienda y, al no tener oferta, el precio de la vivienda y del aquiler aumenta, explicó. Además, propuso ayudas de 150 euros mensuales a aquellos jóvenes menores de 35 años que quieran vivir en la ciudad con una partida de entre 2 y 3 millones de euros en los presupuestos municipales.

Preguntada por la propuesta de Compromís de poner en marcha una empresa mixta para la construcción de vivienda de alquiler asequible, respondió que es una buena idea la colaboración público-privada pero manifestó sorpresa por que "Compromís quiera impulsar la colaboración público-privada y más en el ámbito inmobiliario".

Por otro lado, resaltó que el Ayuntamiento "ha permitido durante cuatro años la proliferación de apartamentos turísticos sin control", concentrados excesivamente en la almendra de la capital, el centro histórico. Por ello insistió en la necesidad de "regularlo de alguna manera" para equilibrar su presencia a lo largo y ancho de la ciudad.

Fallas: menor politización y mejor coordinación

Preguntada por la gestión municipal de las Fallas, la número uno de los populares al Ayuntamiento sentenció que el gobierno dirigido por Ribó las "ha politizado en exceso", una injerencia política sobre una fiesta que "pagan mayoritariamente los falleros". A su juicio, lo que necesitan las fiestas son un consistorio "que acompañe y que ayude, pero que no sea excesivamente protagonista" como considera que ha ocurrido a lo largo de estos últimos cuatro años.

Con la elección de su lista electoral, Català también quería mandar "un mensaje muy claro" en este sentido. Por ello introdujo a un independiente que pueda hacerse cargo de las Fallas. Los planes del PP para estas fiestas pasan por que, en primer lugar, quien ocupe la presidencia de la Junta Central Fallera ejerza como tal "y no se desentienda como ha hecho Ribó" y que el responsable del área se aleje de las injerencias políticas como, dijo, había ocurrido este mandato con la encuesta fallera o a la hora de acusar de "machistas" a las Fallas.

Por otro lado, sostuvo que durante las últimas ediciones, "ha fallado la planificación", especialmente en la protección de entornos patrimonialmente valiosos -"lo que ha pasado en Santos Juanes es demencial"-. Y es que, recordó, "estos elementos patrimoniales son tu carta de presentación ante el mundo". Lamentó que se hubiera perjudicado al comercio valenciano permitiendo puestos de comida rápida en sus proximidades, y calificó de "precaria" tanto la presencia policial como la limpieza.

También en relación a la fiesta, Català planteó que no es necesario diseñar un nuevo Bando Fallero cada año, porque "hay muchas cosas que se repiten", por lo que hay que buscar una normativa más estable y revisar los aspectos que van cambiando. Y acabó su intervención sobre el asunto exigiendo "una política más discreta y más eficiente" en las Fallas.

Impuestos y tasa turística

Català se mostró absolutamente convencida de que el consistorio tiene capacidad para bajar los impuestos, especialmente el IBI a todas las viviendas y comercios, cuya recaudación genera aproximadamente el 25% de los ingresos totales del Ayuntamiento, unos 220 millones. La reducción del 10% que plantean los populares supondría, adelantó, cerca de 22 millones de euros. También proponen una bonificación del 95% en las transmisiones patrimoniales entre familiares, con un impacto presupuestario de 12 millones. Y por otro lado, arguyó la candidata, el Ayuntamiento prevé un incremento de la recaudación el próximo año de 40 millones, por lo que los números "están absolutamente compensados". Además, recordó que el consistorio tiene un superávit anual cercano a los 62 millones de euros, que, tras haber salido del Plan de Ajuste, se pueden destinar a inversiones financieramente productivas.

"Donde mejor puede estar el dinero es en el bolsillo de los contribuyentes", arguyó, para añadir que su reforma fiscal tiene por objetivo "minimizar el impacto de las ordenanzas fiscales de 2016", en las que "se le subieron los impuestos a unos 1.500 comercios, 800 despachos profesionales, 27.000 vehículos y a las familias numerosas". Días atrás, la candidata del PSPV, Sandra Gómez, había aseverado que esta revolución fiscal supondría recortar un tercio del presupuesto municipal y, a la postre, llevaría a "quebrar el Ayuntamiento", ante lo que Català respondió con cierta sorna: "Sería la primera vez que el PP quiebra una administración".

La tasa turística fue otra de las cuestiones tratadas y Català manifestó estar "en contra" de este gravamen porque "el sector no lo pide y no está suficientemente maduro". Por eso, explicó que si era fruto de una negociación con el sector, podría salir adelante, pero nunca la impulsaría desde el Ayuntamiento "por libre". "No tomaría ninguna decisión que pusiera en riesgo la viabilidad del sector hotelero de Valencia", arguyó al respecto.

Movilidad: carril bici, EMT, parkings lanzadera

Preguntada por la controversia acerca de la ejecución de la red de carriles bici en la ciudad, la candidata del PP explicó que el Plan de Movilidad aprobado por su formación en 2013 incluía muchos de los carriles bici, "pero no dice cómo han de ejecutarse". Aclaró que sus críticas no van hacia la implantación de las vías ciclistas, sino hacia cómo se han realizado en este mandato. "Por ahí tenía que haber un carril bici, pero no concretamente como tú lo has pintado", señaló Català para evidenciar lo que considera una "trampa clamorosa" de Compromís a la hora de defender estas actuaciones.

En cuanto a la calle Colón, por ejemplo, Català dijo que el carril bus sectorizado es "innecesario" y dificulta la accesibilidad para personas con discapacidad, y que si llegase a la Alcaldía reconfiguraría el espacio de aparcamiento para motocicletas. Respecto a Reino de Valencia, propuso una ciclo calle de dos carriles en lugar de un único carril para el tráfico rodado y otro para las bicicletas. "Si tu quieres una ciudad más sostenible y eficiente, apuesta claramente por el transporte público colectivo", incidió, para añadir que algunas frecuencias excesivamente largas de la EMT se deben a los atascos en zonas nucleares como Reino de Valencia.

Por último, impulsaría la reconfiguración de otras vías como Alicante, Burjassot o la avenida Constitución. "Son cuatro acciones puntuales", admitió Català, pero quiso subrayar que "la apuesta por la bici es una visión muy simple de la movilidad sostenible", que debería pasar por un buen transporte público con frecuencias de entre 7 y 10 minutos, la construcción de aparcamientos lanzadera o disuasorios y el impulso del carsharing. Precisamente sobre el sistema de vehículos compartidos, puso sobre la mesa la posibilidad de abrir una licitación para elegir unas pocas empresas que prestaran el servicio.

La conectividad con el área metropolitana y con los Poblats del Nord y del Sud fue un aspecto a "reactivar", junto con la limpieza y la presencia policial en los distritos mencionados. En ese sentido, acusó al Govern de La Nau de haber vuelto a "amurallar" la ciudad respecto a estas zonas periféricas: "Hay una muralla invisible de accesibilidad y de comunicaciones; hacemos difícil a las personas del área metropolitana entrar a València".

Cultura: nuevo festival de cine y compromisos del Ayuntamiento

Uno de las propuestas electorales del Partido Popular es impulsar un nuevo festival de cine en colaboración con empresas privadas. Para Català, la ciudad "puede albergar acontecimientos culturales de mejor nivel que los que actualmente alberga". Opinó que el sector audiovisual está preparado para contar con un nuevo festival de cine que, según explicó, sería complementario a otros como La Mostra, La Cabina o Cinema Jove.

Además, cargó contra la gestión del Govern de La Nau por una apuesta cultural "inexistente" y una gestión "precaria" de las grandes infraestructuras culturales. Destacó a este respecto el "desmantelamiento" de la sala de exposiciones del Palau de la Música, pero también criticó la gestión del gobierno autonómico en esta materia. "Me ha sorprendido de un gobierno progresista", subrayó.

Para la candidata, el Ayuntamiento debería involucrarse en la gestión cultural de grandes espacios como el Museo de Bellas Artes o el Palau de les Arts. "Cuando hablo de compromiso también me refiero a pedirle al Estado la financiación oportuna para espacios como el IVAM o el Palau de les Arts", recalcó, porque "si no lo hace el gobierno autonómico, alguien lo tendrá que hacer por València".

Noticias relacionadas

Foto: EVA MÁÑEZ
‘XEITO I ESPENTA’ DESDE MADRID

Verano de jarrones chinos y segundas vueltas

Mucho me temo que hasta septiembre no habrá gobierno ni nacional, ni en algunos casos autonómicos,-por ejemplo Madrid-. Pero mientras tanto, tendremos en pleno apogeo a los jarrones chinos habituales transmitiendo todo tipo de mensajes con las meninges derretidas por los calores estivales

Foto: KIKE TABERNER
el tintero

La política es poder

Esa frase o muy similar recuerdo del breve y fortuito encuentro que tuve con el actual vicepresidente segundo del Consell y líder de Podemos, Rubén Martínez Dalmau. Y ha cumplido fielmente con su palabra y ha reclamado y logrado ese poder que anhelaba, una vicepresidencia y una conselleria para sus socios

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email