Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

análisis

Así se moverá el petróleo hasta final de año

16/07/2020 - 

MADRID. El periodo de la covid-19 demostró que los gobiernos son mucho más eficientes en destruir la actividad económica que en impulsarla. El generalizado y obligatorio cese de la actividad ha perturbado prácticamente todas las industrias de una manera tan violenta que las empresas no pudieron reaccionar a tiempo. El petróleo y las materias primas físicas se vieron especialmente afectadas debido al gran plazo de entrega de las cadenas de suministro y al rápido cese de la movilidad. La drástica caída del 20% en la demanda de petróleo fue más larga y de mayor magnitud de lo que la mayoría de las compañías petroleras estimaron inicialmente

La vuelta a una demanda de petróleo normalizada no se producirá en un futuro previsible. Las directrices actuales del CDC hacen casi imposible que los trabajadores regresen a los edificios de oficinas antes de que haya una vacuna generalizada. Si no hay nadie en la oficina, no existe la necesidad de que se hagan viajes de negocios y son estos lo que pagan la mayoría de los costes de los vuelos de las aerolíneas.

Actualmente estimamos que la demanda de combustible para aviones estará por debajo de 1 millón de barriles de petróleo diarios, por debajo de los 7 millones que normalmente se ven. Ese agujero de 6 millones de barriles de petróleo en la demanda puede volver en 2021 en algún momento, pero dependerá de los avances médicos. Esto ni siquiera explica la reducción de los viajes diarios al trabajo. En EE UU, el 77% de los trabajadores se desplazaban al trabajo en coche una media de 30 millas. Gran parte de esa demanda se ha evaporado con las políticas de teletrabajo que se espera que duren hasta el final del año.

Vehículos eléctricos

En los últimos 40 años no ha habido ninguna industria cuya rentabilidad haya sido, tan consistentemente inferior a las estimaciones, como las energías renovables. Volkswagen, Tesla y otros han diseñado vehículos eléctricos atractivos y caros. Independientemente del precio, llevará tiempo reemplazar los 1.200 millones de motores de combustión interna que actualmente operan a nivel mundial. 

La presidencia de Biden podría tener como consecuencia el aumento de las barreras de entrada en el mercado de exploración de petróleo y gas de EE.UU., elevando los precios. El tiempo lo dirá, pero por ahora nuestras expectativas de precio se encuentran entre 33 a 43 dólares hasta final del año. Si aumentan los confinamientos de forma generalizada, se podría perforar el suelo. 

A medio plazo, los 12 millones de barriles diarios de recortes en la producción mundial, junto con la producción de Libia e Irán, que actualmente está fuera de línea, implican un posible aumento de la oferta de 15 millones de barriles diarios que actuaría como amortiguador de los precios.

Robert Minter es estratega de inversiones de Aberdeen Standard Investments

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email