X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

2 Estrellas

Anyora bodega

Román Navarro

Platos y guisos tradicionales, maravillosos vinos naturales, tapas de siempre y una barra abierta al barrio que ya es identidad gastronómica del Canyamelar

Anyora respira felicidad por los cuatro costados y qué mejor cosa hay para un restaurante, ¡eh! Hay afecto, barrio y autenticidad; hay calor, color y se respira ese intangible que andamos persiguiendo todos: la felicidad. Y es que, es llegar, y Nicola Sacchetta te planta sobre el hule de flores un vermú o uno de sus vinos naturales (vino natural es el vino obtenido con el mínimo de intervención posible sin añadir ni quitar nada a esa uva —Anyora es uno de los mejores bar à vins de España—) y ya uno intuye que todo va a salir bien hoy.  Y más en esta bodega de 1937 y en esta València que sentimos como nuestras. Porque lo son. Y llegan las bravas, los mejillones y la mojama; las crestas de gallo, la oreja a la plancha con patata ahumada y ese morro con anguila que ya es una bandera.  

Cuando me preguntan cómo es el restaurante perfecto tiendo a mirar hacia fuera, qué tonto estoy a veces. Si todo está aquí. Rausell, Carmela, Anyora; todo está aquí. Escribió William Burroughs que «escribir es admitir la posibilidad de que algo suceda» y exactamente eso hace Román Navarro con la cocina. Hacer que pasen cosas.


¿Qué puedo encontrar?

  • Vinos

  • Barra

  • Producto

¿Qué pido?

Morro con anguila ahumada y frutos secos