GRUPO PLAZA

propone un fondo especial de ayudas a empresas con el dinero sobrante de las ayudas covid

El Consell pide al Gobierno que baje impuestos especiales sin mermar la recaudación de las CCAA 

21/03/2022 - 

VALÈNCIA. El conseller de Hacienda, Vicent Soler, ha instado al Gobierno central a aplicar una bajada "selectiva" de ciertos impuestos, como los especiales a la electricidad o los hidrocarburos, para beneficiar a los sectores más expuestos a la escalada de la energía y las materias primas, pero ha pedido que esa reducción no reduzca la recaudación de las comunidades autónomas.

Esta es una de las medidas urgentes que Gobierno valenciano, representado por el conseller de Hacienda y por el de Economía Sostenible, Rafael Climent, ha propuesto en la conferencia sectorial telemática que el Gobierno y las CCAA han mantenido este lunes para analizar la respuesta a la crisis derivada de la invasión de Ucrania, coordinada por la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño.

Los dos consellers han pedido una "actuación urgente y extraordinaria" de todas las administraciones, especialmente de los Gobiernos centrales y de la UE, y que se les permita a las CCAA utilizar el dinero sobrante de los fondos que el Estado repartió entre las CCAA para combatir la pandamia a conceder ayudas directas a los sectores económicos más afectados por el conflicto bélico.

En el caso de la Comunitat Valenciana, los fondos no concedidos mediante ayudas por el Plan Resistir Plus superan los 300 millones de euros, unos recursos que la Generalitat aún no ha reembolsado a la espera de que se le permita utilizarlos para paliar los efectos de esta nueva crisis.

Según explica la Conselleria de Hacienda, el Gobierno central ha convocado esta conferencia para conocer las propuestas de las CCAA, pero no ha concretado qué medidas piensa adoptar. Cada región ha expuesto medidas más o menos coincidentes, pero todas se han mostrado de acuerdo con que se adopten de forma urgente, por lo que no descartan que el Ejecutivo pueda concretar alguna de ellas en el consejo de ministros de este martes a pesar de que no estaba previsto hacerlo hasta el 29 de marzo.

Además de Nadia Calviño, por parte del Gobierno también han asistido a la reunión con las CCA la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz; la vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera; y la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero.

El conseller Vicent Soler ha subrayado que la Generalitat no es partidaria de una "bajada generalizada" de impuestos, puesto que ahora se necesitan "políticas públicas expansivas de apoyo directo a los sectores más afectados y ello requiere de recursos", pero sí de una aminoración selectiva o de los impuestos especiales a la electricidad y los hidrocarburos que ayuden a compensar el impacto en las industrias intensivas en energía.  "Todo ello sin que esta medida tenga impacto en los ingresos de las comunidades autónomas", ha insistido.

Al respecto, ha destacado que las autonomías, y especialmente las infrafinanciadas como la Comunitat valenciana, no pueden dejar de recibir ingresos para prestar servicios públicos fundamentales como sanidad, educación y políticas sociales.

Flexibilidad en las reglas fiscales y las ayudas

Otra de las reivindicaciones valencianas ha sido la posibilidad de reutilizar los remanentes de las de ayudas que el Gobierno puso en marcha a través del Plan de Solvencia empresarial el pasado mes de marzo en "medidas de choque" autonómicas contra los efectos de la guerra.

Rafael Climent. Foto: GVA

"En nuestro caso, tenemos 300 millones que podrían utilizarse ya para otros fines desligados de la pandemia, pensando en las consecuencias de la guerra de Ucrania en el tema de materiales y, sobre todo, de costes energéticos", ha indicado Soler, quien ha recordado que la mayor parte de las autonomías han concluido este plan con remanentes.

Esas medidas, no obstante, son necesarias a juicio de la Conselleria de Hacienda sin perjuicio de que en este contexto de nueva crisis el Gobierno y la UE "flexibilicen necesariamente las reglas fiscales y extiendan todo lo posible el Marco Temporal de Ayudas de Estado". 

Vicent Soler y Rafael Climent han defendido que, "por encima de todo", debe evitarse el cierre del sector industrial por la incapacidad de hacer frente al incremento de costes, con la repercusión que ello tendría en términos sociales, de empleo y económicos. "Para ello hay que adoptar medidas urgentes que se adapten a la situación excepcional que estamos viviendo. A la espera de lo que la UE decida en el diseño y concreción de su nuevo marco temporal de ayudas, debemos dar un paso al frente y poner en marcha las medidas de choque necesarias", ha asegurado el conseller de Hacienda.

Por último, el conseller de Hacienda también ha abogado por poner en marcha un bono energético que no esté vinculado únicamente al ingreso mínimo vital, sino que se extienda también a las clases medias. "Sin dejar de ayudar a aquellas familias que tienen menos recursos, es necesario reducir también la factura energética para aquellas familias de nivel económico medio que están notando también en sus ingresos y en sus costes mensuales esta alteración del precio de la electricidad", ha explicado.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme