Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 8 de marzo y se habla de corrupción covid-19 PAI Benimaclet 8m
GRUPO PLAZA

Lo constata el TSJCV

El Consell de Puig presupuestó la subvención a Carns de Morella sin ningún informe o proyecto

23/04/2018 - 

VALÈNCIA (VP/EP). La primera gran polémica del Gobierno de Ximo Puig fue la subvención de 140.000 euros a la empresa Carns de Morella -el pueblo del president, del que fue alcalde- incluida en el proyecto de Presupuestos de la Generalitat para 2016. Tras el revuelo y por la presión de Podemos, la línea nominativa fue sustituida por una línea genérica de 500.000 euros para convenios con mataderos. Este cambio evitó al Ejecutivo valenciano más problemas judiciales de los que ya ha tenido con este asunto, ya que la subvención se incluyó en el Presupuesto a dedo, sin ningún soporte documental, expediente, informe, estudio... nada.

Así lo ha constatado la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), que ha estimado el recurso interpuesto por la Generalitat y declara la imposibilidad material de ejecutar una sentencia firme que le obligaba a entregar al PP la información solicitada sobre el proyecto piloto de la empresa Carns de Morella al no existir en la Administración ni ese proyecto ni ninguna otra documentación relacionada con él.

El diputado del PP en Les Corts José Císcar interpuso un recurso contra la resolución de la Conselleria de Agricultura en la que se le denegaba la información sobre el citado proyecto, en el que se sustentaba la línea nominativa de 140.000 para esta mercantil incluida inicialmente en el Proyecto de Presupuestos de la Generalitat de 2016, que finalmente fue sustituida por una línea genérica de 500.000 euros para convenios con mataderos.

Una sentencia de 28 de febrero de 2017 reconoció el derecho del diputado a recibir esa información, señalando que se le impidió el legítimo derecho de sus funciones. Agregaba entonces que "no es posible que el Consell apruebe un anteproyecto de presupuestos y lo remita a Les Corts con una línea en favor de una empresa privada de 140.000 euros y que Agricultura diga que no existe ningún programa piloto ni informe ni documentos en la Conselleria".

"Materialmente imposible"

Un auto de 22 de diciembre desestimaba la petición de imposibilidad de ejecución de sentencia instada por la Generalitat y Abogacía de la Generalitat interpuso un recurso de reposición, alegando que se ha acreditado ante la sala que es "materialmente imposible la entrega de ninguna otra documentación distinta de la ficha FP7", es decir, la ficha presupuestaria que recogió en un primer momento esa subvención.

El TSJCV estima el recurso porque el informe del director general de Agricultura, Ganadería y Pesca indica que en los archivos de la Conselleria no consta ningún proyecto a desarrollar por Carns de Morella SL ni ningún informe administrativo que valore el interés público del citado proyecto, ni ninguna otra documentación referida al mismo.

"Se constata que, en efecto, la Conselleria demandada carece de la documentación que se requirió por la parte actora, lo que determina la causa de imposibilidad material de ejecución de la sentencia firme", concluye la sala en un auto contra el que cabe recurso de casación.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email