GRUPO PLAZA

entrevista

David Levy: “Diverinvest es diversificación y diversión donde lo importante es el capital humano”

12/11/2020 - 

VALÈNCIA. “Somos una pequeña empresa de servicios de inversión donde lo más importante es el capital humano”. Así respondía a la pregunta formulada por este diario a David Levy, fundador de Diverinvest Asesoramiento, una empresa de asesoramiento financiero (EAF) catalana, que aterrizó hace dos meses en la ‘city’ valenciana. El ex de Merrill Lynch estuvo acompañado en la entrevista –realizada a través de webcam- por Arancha Gazulla, responsable de la oficina del que nació como un ‘family office’ para posteriormente convertirse en una EAF debidamente registrada por la CNMV y, además de las primeras, con el número 15 otorgado en diciembre de 2009 por el organismo supervisor.

“Siempre me ha gustado mucho la figura de la EAF e incluso antes de que nacieran en España. ¿Qué me llevó a ello? Lo hice bajo la filosofía de dar un servicio independiente a los clientes y estar cerca de ellos, sin presión comercial entre los empleados porque esto no es una carrera de cien metros sino un maratón. No trabajamos con objetivos y siempre digo que Diverinvest es diversificación y diversión donde lo importante es el capital humano”, reconoce el también presidente de la Asociación de Empresas de Asesoramiento Financiero (Aseafi) de Cataluña.

Pero, ¿por qué València? “Antes de abrir la oficina ya teníamos clientes no solo en València sino también en Alicante y Castellón; mientras seguimos buscando más como también profesionales que encajen en nuestro modelo de negocio”, apunta Arancha Gazulla. ¿Abrir más oficinas en las otras dos provincias? “De momento no lo hemos planteado porque les damos cobertura desde la que hemos abierto, que responde a estar con ellos de una forma más cercana”. En este sentido Levy añade que “hemos trabajado mucho en zonas como Alcoy y Cocentaina, con clientes afines a nosotros. Pensamos que nuestra aportación de valor estando físicamente en València puede ser muy importante; además a la hora de abrir nuevas oficinas –estamos también en Madrid y Barcelona- lo primero es dar con la persona adecuada como en el caso de València era Arancha, con la que tenemos una relación de hace muchos años”.


Una plaza –la del ‘cap y casal’- que es “muy interesante y por eso estamos aquí” como señala Gazulla, a la que su jefe apostilla sonriendo que “tampoco hay toro fácil; es una plaza compleja pero ahí está el reto”. Pero lo que tienen claro ambos es crecer y posicionarse como ya lo han hecho en Barcelona. “Allí somos la EAF más significativa y jamás lo pensé cuando empecé con esto, pero lo que tenía claro era que iba a dar un buen servicio, estando siempre cerca de los clientes. No soy una multinacional como lo es Merrill Lynch y aquí nos encanta lo que hacemos”.

Hablando del gigante bancario estadounidense, Levy recuerda que estuvo allí casi una década “donde acabé muy bien pero en 2007 tuve la sensación de que se avecinaba una crisis. Empecé yo solo en Diverinvest con un préstamo de 150.000 euros… y hasta ahora”, sonríe. Y lo cierto es que no le ha ido nada mal, dado que el pasado año esta EAF más que duplicó su beneficio respecto a 2018 al ganar 166.700 euros; con una cifra de negocios al alza de 1,51 millones de euros. Además, y según informó la firma en su última auditoría, en el primer trimestre del presente ejercicio –sin duda marcado por el ‘efecto coronavirus’- no registraron una “caída significativa” de su actividad.

Más de 1.000 millones asesorados

Preguntados por el valor diferencial de Diverinvest, Levy responde rápidamente: “Tenemos un modelo de asesoramiento global independiente donde ayudamos a los clientes de forma transversal y con un enfoque de 360º grados que no tiene la competencia”. Por lo pronto medio centenar de grupos familiares confían sus inversiones en esta EAF catalana, que asesora más de 1.000 millones de euros a través de una plantilla formada por 24 empleados. “Y ninguno cobra en variable”, recuerda el fundador, que reconoce –a preguntas de Valencia Plaza- haber sopesado la idea de convertirse en una agencia de valores. “Tenía toda la documentación preparada sobre la mesa pero cuando fui a firmarla me eché atrás porque hasta que no tienes las cosas delante no las tienes tan claras. Nuestra voluntad es la de asesorar a los clientes”.

Conviene recordar que Levy compró a finales de julio pasado a título personal el 29,63% de la gestora española de instituciones de inversión colectiva Gesinter a la familia fundadora Torrella. De este modo, el fundador de Diverinvest entró en el consejo de administración de esta IIC, que buscaba abrirse a un nuevo socio individual del sector tras el proceso iniciado en 2018 por el que vendió su agencia de valores Interbrokers a GVC Gaesco.


Por su parte, Arancha Gazulla es una empresaria del sector textil –enfocado a la indumentaria fallera-, que hizo un paralelismo entre dicha vestimenta y la del asesoramiento. “Básicamente se trata de hacer un traje a medida; antes me ponía al lado del cliente para hacerle un traje fallero y ahora hago lo mismo pero preguntándole que necesidades financieras tiene, de patrimonio, de liquidez… y le hago un ‘traje financiero’ a medida para que se sienta cómodo y tenga la tranquilidad de tenerle al lado. Antes contaba con un taller que cosían como los ángeles y ahora me pasa lo mismo con Diverinvest, con 25 personas que acompañan en todo momento al cliente y ven como sus inversiones crecen”.

Valencia Plaza quiso conocer –como EAF que es esta firma de asesoramiento financiero- el por qué solo hay 160 debidamente registradas en la CNMV. ¿Falta de cultura financiera? ¿Histórica bancarización de este país? “Nos preocupa que el cliente no demande esta figura y siga asesorándose por los bancos aunque cada vez menos. Nosotros hacemos mucha formación en este sentido, pero salir de la zona de confort cuesta en un país tan bancarizado. Sinceramente pensaba que con la crisis esto iba a cambiar pero no e incluso cada vez el cerco es mayor”, manifiesta Levy.

División inmobiliaria

Una EAF que también tiene una división inmobiliaria como es Diverinvest Partners, que complementa el servicio financiero asesorando tanto a través de productos cotizados como directamente a través del ‘ladrillo’. “España está en una situación económica extremadamente delicada, mucho peor que el resto de países. Aquí la gente coge sus ahorros y compra ‘tocho’ (inmuebles), por lo que ofrecemos nuestros servicios y acompañamiento inmobiliario porque sigue habiendo mucha falta de cultura financiera”, semana el fundador de la EAF. “Vemos diferentes tipos de activos ‘inmos’ como residencial, locales comerciales, logística… y nos llegan muchas ofertas que las ponemos en conocimiento de nuestros clientes”, añade Gazulla.

Para terminar, y preguntados sobre la visión actual de los mercados, Levy reconoce ser “bastante positivo pese a estar en un momento donde en general la gente está asustada por la pandemia. Creemos mucho en zonas geográficas y sectores, pero nada en el Ibex 35 donde no hemos invertido desde hace cinco años. Vemos valor –y mucho- en China y en las empresas de allí, que con mucho esfuerzo están tratando de abrirse al mercado de capitales. En renta fija somos grandes expertos y nos gustan los llamados ‘CoCos’ –bonos contingentes convertibles- de la banca. Es un activo que en Europa te paga casi un 6% ahora que no va a quebrar ningún banco”, explica el ex de Merrill Lynch.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email