X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

panel de opinión

Esto le espera a la banca privada (y a las sicavs) este año, según diez financieros valencianos

3/01/2020 - 

De izquierda a derecha arriba: Christian Dürr (Ética Patrimonios), Vicente Carpio (Finest Portfolio Ideas), Javier Gómez (Andbank), Javier Navarro (Vinca Capital) y Juan Espinós (Renta 4 Banco). Abajo, y en el mismo orden, Francisco Varea (Edetania Patrimonios), Antonio Aspas (Buy & Hold Capital), René Bauch (gCapital), Carlos Muro (Banca March) y José Gregori (Egeria Activos).

VALÈNCIA. Sucede periódicamente cada vez que hay una cita electoral: las sicavs se convierten en una especie de 'arma arrojadiza' entre los partidos políticos de izquierdas. Algo que sigue sorprendiendo en la industria, dado que su tributación es la misma que un fondo de inversión. Pero lo que es un hecho es que cada vez hay más cierres de estas sociedades de inversión de capital variable y las aperturas se pueden contar con los dedos de una mano. Tal y como contó hace unos días este diario, el número de estos vehículos de inversión se ha reducido a niveles de hace 17 años. Casi nada.

Y las sicavs son una especie de 'caladero' de la banca privada, que afronta un complejo año. Pero nada mejor que sean 10 reputados financieros valencianos -bien porque son naturales de aquí o bien porque desarrollan su trabajo por estos pagos- consultados por Valencia Plaza los que ofrezcan sus impresiones de un nicho de mercado clave para una banca cada vez más 'asfixiada' por la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) donde los tipos de interés apuntan a que no subirán durante un buen tiempo y, con ello, se acabó el negocio tradicional de la banca de tomar y prestar.

¿Qué le espera a la banca privada este año?, ¿caminan hacia la extinción las sicavs? y ¿qué le recomendaría a un tenedor de una sicav que no concilie dormir el sueño ante la llegada al poder del bloque de izquierdas? son las tres preguntas que este diario ha planteado a la decena de expertos en pos de tener una mayor pluralidad de opiniones. A continuación sus respuestas:

José Gregori, gestor de Egeria Activos

-¿Qué le espera a la banca privada en 2020?
-La banca privada afronta 2020 con muchos retos por delante. Las valoraciones de los mercados son exigentes y los tipos de interés están muy bajos. El primer desafío seguirá siendo gestionar de forma adecuada las carteras conservadoras para que obtengan una rentabilidad aceptable sin asumir un mayor riesgo del deseado. Además está el concepto de la sostenibilidad y lo socialmente responsable, que han llegado para quedarse y cada vez son más determinantes a la hora de realizar las inversiones. La banca privada tiene que avanzar en esa dirección. Y, por supuesto, siempre teniendo en el centro de todo al cliente.

-¿Caminan hacia la extinción las sicavs a la vista del pírrico número de altas y las masivas bajas durante 2019?
-No hay que olvidar que las sicavs son instituciones de inversión colectiva (IICs). La estabilidad jurídica es fundamental. Su futuro pasa por una normalización homogénea a nivel europeo, sobre todo en cuanto al número de accionistas y los importes mínimos para su creación.

-¿Qué le recomendaría a todos aquellos que tienen una sicav que no logran conciliar bien el sueño por lo que pueda pasar caso de que haya un Gobierno de izquierdas?
-En 2019 no hubo mucho ruido con las sicavs, al menos en las últimas elecciones. Llevamos mucho tiempo con los mismos problemas que se repiten y repiten hasta el hartazgo. No obstante, si una persona no duerme bien lo primero es darle una solución, pero hay que estudiar caso por caso porque no se puede dar una recomendación genérica.

Juan Espinós, director de Renta 4 Banco en València


-¿Qué le espera a la banca privada en 2020?
-Creo que a la banca privada y en general al sector de gestión patrimonial le espera un ejercicio muy exigente por varios factores como son los ya perennes tipos de interés cero, un entorno de incertidumbre fiscal ante una más que probable presión impositiva al alza junto a unas valoraciones exigentes en la mayoría de mercados desarrollados por el excelente 2019. La aportación de valor añadido en la gestión y la orientación hacia el cliente y no al producto va a ser clave para ayudar a los clientes en su mejor toma de decisiones. Todo ello respetando su perfil inversor y apoyándose en activos de inversión tradicionales y activos alternativos como herramientas para descorrelacionarse de los mercados financieros ante posibles turbulencias durante el año.

-¿Caminan hacia la extinción las sicavs a la vista del pírrico número de altas y las masivas bajas durante 2019?
-La desaparición o no de este tipo de vehículos de inversión en España dependerá de si finalmente se consigue formar Gobierno entre PSOE-Podemos, así como de las medidas que consigan llevar a cabo de sus diferentes programas políticos. Tenemos que tener presente que éstas pueden afectar directamente al tipo impositivo de los vehículos: bien incrementando directamente el tipo impositivo en el impuesto de sociedades (actualmente del 1%), o bien indirectamente modificando los requisitos necesarios para ser sicav, es decir, las exigencias que un accionista debe cumplir para computar como tal al efecto de alcanzar el número mínimo de 100 que exige la Ley. Si bien cualquiera de ambas fórmulas anteriormente indicadas, que tienen un impacto directo en el vehículo de inversión, debemos tener presente que también es posible implementar medidas directamente con los accionistas significativos de este tipo de vehículos; tal y como ya ocurrió hace años cuando aplicando la transparencia fiscal se obligó a los accionistas significativos de vehículos de baja tributación constituidos en el extranjero a tributar anualmente en su IRPF por las plusvalías latentes y no realizadas. Consideramos que la aplicación de cualquiera de estas medidas deberán ser analizadas por las sociedades gestoras y clientes junto con sus asesores fiscales; primero para valorar la posibilidad de cumplirlas -como es el caso de los requisitos para ser considerado accionista de una sicav- y, de no poder cumplirlas, analizar si el nuevo tipo impositivo, la aplicación de transparencia fiscal o cualquier otra que finalmente se determine comparados con los costes fijos de estos vehículos continúan o no siendo un vehículo idóneo para canalizar su inversión.

-¿Qué le recomendaría a todos aquellos que tienen una sicav que no logran conciliar bien el sueño por lo que pueda pasar caso de que haya un Gobierno de izquierdas?
-Pensamos que lo más sensato es esperar sin precipitarse y no tomar decisiones cuando aún no conocemos el alcance de las medidas e incluso si éstas finalmente se van implantar en el corto plazo. Priorizamos mantener la calma y analizar detalladamente cada caso en particular, ya que cada caso puede tener diferentes interpretaciones y soluciones.

René Bauch, cofundador de gCapital EAF


-¿Qué le espera a la banca privada en 2020?
-La banca privada se halla inmersa en un contexto de implantación de nuevos procesos para adecuarse a la nueva normativa europea, lo que conlleva a un aumento de costes. El margen de ganancia está disminuyendo provocando que los modelos de negocio de numerosas entidades hayan tenido que ajustarse a las nuevas exigencias y ser modificadas para ofrecer más servicios. La banca privada en España sigue siendo el negocio más rentable para las entidades y, por supuesto, sigue estando muy concentrada en las cinco grandes casas: Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia y Banco Sabadell. Siendo, Santander Banca Privada, la estrella con el 22% del patrimonio total. Mirando hacia 2020, las entidades se muestran optimistas porque en el actual entorno de tipos de interés negativos muchos productos de renta fija han dejado de ser interesantes y la aparición de nuevos productos alternativos posibilita la construcción de carteras descorrelacionadas (a pesar de que son inversiones menos líquidas). Otro punto positivo es la inclusión de productos de inversión socialmente responsable (ISR) cada vez más presentes en el mundo financiero, aumentando el valor añadido de la inversión. Este año eguiremos viendo fusiones entre entidades para aumentar tamaño y activos bajo gestión. Además de fichajes de banqueros por la competencia, lo que ha sido -y seguirá siendo- una tendencia.

-¿Caminan hacia la extinción las sicavs a la vista del pírrico número de altas y las masivas bajas durante 2019?
-La regulación de los mercados financiero evoluciona y productos financieros como las sicavs deben hacer frente a nuevas circunstancias. Ya sucedió antes con la 'huida' de las sicavs con domicilio en el País Vasca Madrid en 2009 por razones tributarias, pero en el fondo fue una decisión política. Varios gobiernos han querido modificar el tratamiento fiscal u operativo de estas sociedades pero sin lograrlo. Para el accionista, el miedo ante la incertidumbre política persiste y puede provocar que la creación de nuevas sicavs sea mínima en territorio español y que las existentes tomen decisiones para defender los intereses de los accionistas.

-¿Qué le recomendaría a todos aquellos que tienen una sicav que no logran conciliar bien el sueño por lo que pueda pasar caso de que haya un Gobierno de izquierdas?
-Todos los gobiernos han querido atacar este producto financiero en algún momento, sin entender realmente lo que es y casi siempre lo llevan en su programa electoral. La creencia popular de que se trata de  un mero instrumento fiscal para los ricos puede ser cierta en algunos casos pero la verdad es que cualquier inversor puede tener acceso y ser accionista de una sicav. Y, normalmente, de una manera más fácil que si contratara un fondo de inversión, ya que es una sencilla compra de acciones en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB). Ante esta situación el accionista de una sicav decidirá si quiere correr el riesgo político español o bien buscar otra jurisdicción donde haya más estabilidad como Luxemburgo. La transformación de la sicav en una sociedad limitada es otra posibilidad aunque conllevaría pérdidas de beneficios fiscales. Por último, tiene la posibilidad de fusionarse con un fondo de inversión español, pudiendo evitar que Hacienda cuestione la motivación económica de la operación. Así, se acogería a una neutralidad fiscal, que resulta muy interesante para los accionistas de una sicav que han ido acumulando una plusvalía significativa. La modificación del tratamiento fiscal propuesta por el grupo de Iglesias para las sicavs -y de paso a las socimis y los fondos de inversión- va a ser difícil y con mucha oposición, ya que perjudicaría el ahorro sustancialmente. Y esto no es muy aconsejable ni tampoco lógico por la necesidad de complementar con ahorros personales las futuras pensiones.

Javier Gómez, director de Andbank en València


-¿Qué le espera a la banca privada en 2020?
-Sigue siendo un mercado en desarrollo y crecimiento a nivel mundial, especialmente en los mercados en desarrollo. Al ser un segmento especializado dentro de los servicios financieros, tiene mejores perspectivas que la banca tradicional. En mi opinión, seguirá siendo un año de crecimiento en volúmenes y con presión por el lado de los precios donde seguiremos viendo una clara diferenciación por el lado de los servicios y productos.

-¿Caminan hacia la extinción las sicavs a la vista del pírrico número de altas y las masivas bajas durante 2019?
-Identificar banca privada con sicav tiene un aire un tanto anacrónico. En los años 90 del siglo pasado fueron las auténticas estrellas de la distribución. Pero hoy los clientes están evolucionando y añadiendo nuevas formas de invertir. Nuevas formas de exponerse a los mercados. La personalización y flexibilidad que otorga una sicav la hemos incorporado enriqueciendo el alcance de nuestros servicios y productos: desde la planificación patrimonial, la multijurisdicción, la multicustodia, la incorporación de productos AIFMD hasta la incorporación de soluciones tencnológicas más completas, flexibles y robustas. Los aspectos fiscales asociados a una sicav son los que se ponen ahora en duda, pero la normativa permite alternativas para poder satisfacer este objetivo sin acabar pareciendo privilegios.

-¿Qué le recomendaría a todos aquellos que tienen una sicav que no logran conciliar bien el sueño por lo que pueda pasar caso de que haya un Gobierno de izquierdas?
-Esperar concreción y no dejarse llevar por globos sonda porque ante posibles cambios en el régimen jurídico o fiscal nuestra recomendación es no tomar decisiones antes de que se concreten o entren en vigor los cambios legislativos. Un claro ejemplo de esto ha sido que en los últimos años se han llevado a cabo algunas operaciones de fusión que no han sido fiscalmente eficientes. Ahora bien ante un posible cambio en la fiscalidad del ahorro - concretamente un incremento en la tributación-, sí que recomendamos anticipar dentro de lo posible a 2019 la obtención de rentas (dividendos o plusvalías) pues es previsible que la escala de gravamen de la base imponible del ahorro de IRPF se incremente para rentas altas en 2020. Sin menoscabo de lo anterior, lo que sin duda recomendaríamos es abordar un planteamiento más ambicioso. Hay soluciones que cubren las necesidades de un cliente desde el punto de vista de la flexibilidad, riqueza e incluso que buscan fórmulas que fiscalmente sean eficientes. Simplemente los profesionales del sector debemos abrir los ojos a los inversores a la nueva banca privada que exige el siglo XXI. Centrarse en la supervivencia o no de un vehículo es una cuestión que debe ser competencia de los reguladores. Ofrecer las mejores alternativas para cubrir los objetivos de un cliente es la tarea de un banquero privado.

Vicente Carpio, cofundador de Finest Portfolio Ideas


-¿Qué le espera a la banca privada en 2020?
-Nos dará muchas noticias. Se mantendrá el proceso de reestructuración con compras y fusiones donde los actores que no puedan asumir los nuevos costes regulatorios (administración, control de riesgos..) tendrán que elegir entre dar peor servicio de asesoramiento o bien buscar soluciones costosas y no solo en cuanto a lo económico. Será un ejercicio de más estrechamiento de márgenes; mientras que la incertidumbre política nos puede llevar a ver salidas más o menos relevantes de fondos huyendo del 'riesgo país' en un escenario de mercado mucho menos positivo que en 2019.

-¿Caminan hacia la extinción las sicavs a la vista del pírrico número de altas y las masivas bajas durante 2019?
-Pues tiene toda la pinta. Veremos cuando se forme Gobierno qué es lo que pasa con las sicavs. Está claro que a un Gobierno como el que parece que se va a conformar no le gustan los mercados y a los mercados no les gusta este tipo de gobiernos y quien dice los mercados dice también los vehículos de inversión. No solo las sicavs serán la perjudicadas, todo apunta a que el ahorro en general será objeto de un revisión fiscal poco amigable. 2020 será un ejercicio apasionante. Se van a cerrar los acuerdos que nos han tenido en vela durante los últimos años: el Brexit, el pulso comercial Estados Unidos - China... estaremos ante un nuevo orden comercial y político y los inversores querrán participar en todo esto y localizarán sus vehículos en donde exista mayor certidumbre política y regulatoria.

-¿Qué le recomendaría a todos aquellos que tienen una sicav que no logran conciliar bien el sueño por lo que pueda pasar caso de que haya un Gobierno de izquierdas?
-Lo primero hay que esperar a ver que pasa. Todo apunta a que su estatus se verá perjudicado por pura propaganda pero no son ni mucho menos la solución al déficit de este país y los políticos tienen ahora mismo problemas más graves que atender así que hay que esperar. Las medidas antisicavs vendrán dentro de un paquete de medidas globales de penalización al ahorro, no son solo los partícipes de una sicav los que tienen motivos para no conciliar el sueño. Dicho esto, quien tiene una sicav tiene recursos para encontrar y acceder a fórmulas más óptimas de inversión.

Javier Navarro, socio director de Vinca Capital Corporate Finance


-¿Qué le espera a la banca privada en 2020?  
-El año 2019 ha sido un año excepcional por las rentabilidades obtenidas que han ido desde un 12% para el Ibex 35 hasta un 34% para el Nasdaq. Esta rentabilidad se ha dado fundamentalmente por la expansión de múltiplos porque el crecimiento de los beneficios ha sido nulo. En consecuencia podemos esperar una mejora de los mercados en línea con el crecimiento de los beneficios de las compañías, que los situamos para todo el año 2020 en una mejora del 7%

-¿Caminan hacia la extinción las sicavs a la vista del pírrico número de altas y las masivas bajas durante 2019?  
-Es posible que las sicavs pasen a depender de la Agencia Tributaria en lugar de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) como están ahora.  En el peor de los casos su tributación pasaría a ser igual a la del resto de las sociedades mercantiles en España.

-¿Qué le recomendaría a todos aquellos que tienen una sicav que no logran conciliar bien el sueño por lo que pueda pasar caso de que haya un Gobierno de izquierdas?  
-Recomendamos adoptar una posición de 'esperar y ver'.  No olvidemos que los vehículos de inversión como las sicavs compiten en tributación con la de otros países europeos. Llegado el caso existen alternativas en España como las carteras de fondos de inversión, que tributan igual que las sicavs y que no están amenazadas por un cambio en la tributación.

Francisco Varea, socio y cofundador de Edetania Patrimonios


-¿Qué le espera a la banca privada en 2020?
-La banca privada se ha adaptado bien a la nueva normativa MiFID y va a tener que seguir centrándose más en el cliente que en el producto, aunque los cambios normativos tampoco han llevado a un cambio radical en el asesoramiento en España. Los márgenes de las entidades no se van a reducir por lo que progresivamente se va a pasar de un mundo de cobro de retrocesiones a un mundo de cobro de comisiones explícitas. Eso va a mejorar la transparencia pero entendemos que no va a reducir significativamente las comisiones que pagan los clientes. No obstante pensamos que en un mundo de 'tipos cero', cada vez cobra mayor importancia el que los clientes reciban un asesoramiento independiente que esté alejado de los intereses comerciales de la banca.

-¿Caminan hacia la extinción las sicavs a la vista del pírrico número de altas y las masivas bajas durante 2019?
-Debido a la gran incertidumbre que existe desde hace varios años respecto a la regulación de las sicavs, el dinero huye hasta que se aclare la situación; de ahí el balance negativa en cuanto a número de las mismas. Este impás no tiene ningún sentido en una Europa sin fronteras y con libertad de movimiento de capitales ni tampoco es normal que España se desmarque de la regulación sobre vehículos de inversión que la mayoría de los países aplica. En el momento en que los legisladores aclaren la situación de este vehículo, los inversores volverán a fijarse en las sicavs.

-¿Qué le recomendaría a todos aquellos que tienen una sicav que no logran conciliar bien el sueño por lo que pueda pasar caso de que haya un Gobierno de izquierdas?
-Desde que empezó el ruido mediático en cuanto a las sicav hace unos cuantos años nuestra postura ha sido la de no hacer nada y esperar a ver qué acaba sucediendo. Nadie lo sabe y todo son especulaciones y, en caso de haber alguna modificación que cambiase sustancialmente la situación actual de estos vehículos de inversión, habrá algún periodo transitorio para adaptarse o hacer los movimientos que se consideren oportunos. Por el momento no se sabe nada, todo son informaciones sensacionalistas y nosotros desconocemos cómo van las negociaciones para la formación del nuevo Gobierno, por lo que preferimos centrarnos en lo que nos toca que es el de asesorar a los clientes con las noticias que se conocen y no con rumores que circulan desde hace mucho tiempo. Mientras tanto, el inversor que esté esperando a que se disipen estas incertidumbres puede invertir mediante una cartera diversificada de fondos de inversión que, para el caso de personas físicas, tienen similar tratamiento fiscal que las sicav, difiriendo su tributación por las plusvalías acumuladas mediante el traspaso entre fondos hasta su reembolso. En el caso de que el inversor sea persona jurídica no existe dicho diferimiento fiscal, pero la alternativa es invertir a través de fondos perfilados que replican a carteras gestionadas o confeccionar una cartera de fondos de inversión bien diversificada de fondos de gestión activa.

Christian Dürr, socio director de Ética Patrimonios EAF


-¿Qué le espera a la banca privada en 2020?
-Todo el sector se encuentra en un proceso de ajuste de márgenes en los ingresos, que continuará este año y la banca privada no es inmune al mismo. La buena marcha de los mercados puede suavizar algo ese ajuste si los tipos de interés se mantienen en niveles 'deprimidos' y los inversores siguen optando por mayor exposición a productos de renta variable, que son los que mayor margen en comisiones ofrecen a la banca

-¿Caminan hacia la extinción las sicavs a la vista del pírrico número de altas y las masivas bajas durante 2019?
-En absoluto, siempre que sean sicavs que cumplan con un amplio y diversificado número de partícipes reales y no personas 'prestadas' para que figuren de manera simbólica para cumplir con el trámite regulatorio. Si cumplen con lo anteriormente expuesto es un vehículo o producto de inversión más, alternativa a todos los demás tradicionales que existen (fondos, ETFs...).  Diferente es el caso de las sicavs que se han constituido para fortunas individuales o familiares, con el fin de aprovechar la estructura para buscar menor carga fiscal. Ahí lo normal es que solo exista un inversor real -o un par de inversores que pertenecen al mismo grupo familiar- y el resto de partícipes sean personas prestadas para llegar al número mínimo exigido por ley. Estas sicav han ido desapareciendo y seguirán desapareciendo por una razón bastante más sencilla que la posible composición de un Gobierno de izquierdas: simplemente son sicavs que no cumplen con el objetivo principal de la inversión colectiva, que es reunir a un amplio número de inversores de distinta índole para que inviertan en un mismo producto. Es, por tanto, innegable que las sicavs forman parte de la familia de productos de inversión colectiva y cualquier Gobierno -sea de izquierdas o derechas-, lo respetará siempre que caso por caso se cumpla de manera transparente con el objetivo marcado por la inversión colectiva.

-¿Qué le recomendaría a todos aquellos que tienen una sicav que no logran conciliar bien el sueño por lo que pueda pasar caso de que haya un Gobierno de izquierdas?
-Solo debe hacerse la siguiente pregunta ¿formo parte de una sicav cuyo partícipe principal es una fortuna individual o un grupo familiar? Si la respuesta es afirmativa, no puede dormir tranquilo. Si es negativa, puede hacerlo dado que cumple con el objetivo principal de la inversión colectiva y su tratamiento no difiere de cualquier otro fondo o ETF que pueda tener en su cartera de inversión.

Antonio Aspas, socio y cofundador de Buy & Hold Capital


-¿Qué le espera a la banca privada en 2020?
-El cliente cada vez se informa más y, por tanto, tiene un mayor conocimiento de los productos y de los mercado, volviéndose más exigente. Esto implica que a la banca privada ya no solo le vale con prestar un trato excelente al cliente sino que debe brindar una relación óptima entre la rentabilidad obtenida y el riesgo asumido, ofreciendo el producto más conveniente para el cliente y no el más conveniente para el banco.

-¿Caminan hacia la extinción las sicavs a la vista del pírrico número de altas y las masivas bajas durante 2019?
-La sicav como tal es un excelente vehículo de inversión, con las mismas ventajas fiscales y tributación que los fondos de inversión. Ambos vehículos de inversión tienen el objetivo de fomentar el ahorro, difiriendo el pago de impuestos hasta el reembolso de las cantidades aportadas. De hecho los fondos de inversión tienen una ventaja fiscal, que no suelen tener las sicavs como es la posibilidad de traspasar las posiciones a otro fondo sin tributar. El problema es que a las sicavs se las ha sometido a una constante campaña de desprestigio con afirmaciones engañosas como que los ricos no pagaban impuestos gracias a las sicavs. Esto ha provocado dos grandes problemas que hacen que nadie quiera invertir en una sicav: el primero es el de la imagen de la sicav como un instrumento para defraudadores de impuestos, mientras el segundo es el miedo a un cambio fiscal que castigue a los accionistas de las sicavs. Esto está llevando a la desaparición lenta de las sicavs españolas beneficiando en cambio a las extranjeras, ya que la mayoría de fondos luxemburgueses que se comercializan en España tienen el formato de sicav.

-¿Qué le recomendaría a todos aquellos que tienen una sicav que no logran conciliar bien el sueño por lo que pueda pasar caso de que haya un Gobierno de izquierdas?
-El mayor riesgo lo tendrían los inversores que tengan unas importantes plusvalías acumuladas en una sicav, ya que lógicamente -si se produjera algún cambio fiscal- sería dirigido a aumentar la tributación de estas plusvalías. Esto prefiero aclararlo porque se nos ha dado el caso de inversores muy preocupados por la tributación de las sicavs, con pequeñas plusvalías o incluso con pérdidas. Para el caso de inversores con fuertes plusvalías y que quieran reducir ese riesgo, la alternativa que recomendaría sería la fusión con un fondo de inversión o con una sicav que ya cuente con 500 accionistas y donde no haya ninguno que posea más del 20% del capital. De todas formas, seguimos confiando en que los políticos actúen racionalmente y conforme a la realidad de los hechos y no desde un punto de vista electoralista. Llevamos muchos años con mensajes negativos sobre las sicavs y hasta ahora no ha cambiado la tributación de las mismas.

Carlos Muro, director territorial Banca Patrimonial Levante de Banca March


-¿Qué le espera a la banca privada en 2020?
-Creemos que el sector de banca privada seguirá creciendo porque cada vez va a ser más necesario que los ahorradores confíen la gestión de su patrimonio a entidades especializadas. El actual entorno de mercado -con tipos bajos donde los activos tradicionales ofrecen pocas oportunidades de rentabilidad- se hace más necesaria la presencia del asesor de banca privada que busque los productos más adecuados al perfil de cada ahorrador.

-¿Caminan hacia la extinción las sicavs a la vista del pírrico número de altas y las masivas bajas durante 2019?
-La sicav ha sido un excelente instrumento para canalizar la gestión de patrimonios en los últimos años. Pero no es el único. Cada vez más ahorradores confían en Banca March porque les ofrecemos una planificación patrimonial que les dé tranquilidad a lo largo de su vida financiera. Ello supone disponer de una oferta de productos rentables que se adapten a su perfil de riesgo, como la gestión discrecional de valor añadido, la coinversión o los activos alternativos. La capacidad de ofrecer productos rentables y que estén en línea con las tendencias de crecimiento es crucial. En ese sentido, Banca March ha lanzado Next Generation, una cartera de GDC que invierte en megatendencias, ocho proyectos de coinversión en economía real y ha cerrado acuerdos para invertir en activos alternativos con K2 (filial de Franklin Templeton) y el banco suizo Banque Syz. Además, la gestora del grupo ha sumado a su gama de exitosos fondos temáticos como Family Businesses Fund, que invierte en empresas familiares mundiales, Vini Catena, que lo hace en la cadena de valor del vino­, y Mediterranean Fund, que invierte en empresas vinculadas a la economía de los océanos y la gestión del agua.

-¿Qué le recomendaría a todos aquellos que tienen una sicav que no logran conciliar bien el sueño por lo que pueda pasar caso de que haya un Gobierno de izquierdas?
-Como mencionaba, lo importante es confiar la gestión del patrimonio a entidades especializadas respaldadas por altos niveles de solvencia y que se preocupen por la alineación de intereses con sus clientes. Las sicavs no son el único instrumento de inversión y entidades especializadas como Banca March pueden ofrecer una planificación financiera que dé tranquilidad al ahorrador.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email