GRUPO PLAZA

Ford y Faurecia, también preseleccionados, recibirán 106 y 26 millones, respectivamente 

El Gobierno concede 167 millones a Seat para la gigafactoría de baterías de Sagunto

Los tres proyectos de la Comunitat Valenciana para recibir subvenciones del perte del vehículo eléctrico han sido seleccionados por Industria, que solo ha preasignado una cuarta parte de los 3.000 millones previstos en ayudas a la espera de las alegaciones de las empresas

2/08/2022 - 

VALÈNCIA. Paso decisivo de grupo Volkswagen para la gigafactoría de baterías de Sagunt. El proyecto presentado por la multinacional alemana para electrificar todo su negocio en España es uno de los diez seleccionados por el Ministerio de Industria para el reparto de los 2.975 millones de euros con los que está dotado el Perte del vehículo eléctrico, la condición indispensable que Volkswagen había puesto para llevar cabo la inversión anunciada.

La resolución de Industria propone conceder a Seat y Volkswagen 167,3 millones de euros, la mayor ayuda pública pública de todas las previstas en este perte. Sin embargo, la cantidad está muy por debajo del presupuesto financiable, que supera los 362,4 millones. El proyecto ha recibido la nota más baja de los diez seleccionados y la subvención propuesta apenas cubre una cuarta parte del presupuesto. En concreto, de los 167,3 millones que le preasignan, 95,1 millones se le conceden como subvención y 72,1 millones en forma de préstamo.

Otro de los elegidos es el liderado por la empresa Faurecia para la adaptación del sector del automóvil a la transición digital y ecológica, que recibirá 25,9 millones de euros. En este caso, la subvención pública propuesta es de 24,8 millones y cubre la mitad del presupuesto financiable, que alcanza los 51,7 millones. El consorcio detrás de esta iniciativa, bautizada como Ecomóvil23, también cuenta con Industrias Alegre y Franz Schneider junto a 51 empresas españolas unidas para la reconversión de la industria del automóvil.

Foto: MARGA FERRER

El pleno de la Comunitat Valenciana, que ha conseguido la aprobación de sus tres proyectos por parte de la comisión de evaluación, se completa con el plan liderado por Ford España y su cadena industrial para la fabricación del vehículo del futuro, eléctrico y conectado. En este caso, el presupuesto financiable es de 267,7 millones de euros, pero la aportación pública propuesta se queda en 106,3 millones: 68,5 como subvención y 37,8 en forma de préstamo.

La propuesta de resolución provisional para repartir las ayudas del perte del vehículo eléctrico, publicada este lunes por el ministerio de Industria, apenas asigna un 25% de los 2.975 millones de euros previstos. No obstante, ahora se abre un trámite de audiencia para que los interesados puedan formular alegaciones en el plazo de diez días con vistas a recuperar parte del recorte presupuestario sufrido en esta primera valoración de sus proyectos.

En total se presentaron trece proyectos tractores para recibir financiación, estructurada entre 1.425 millones como préstamo y 1.550 millones en forma de subvenciones. Se espera movilizar una inversión privada de 11.900 millones. La Comunitat Valenciana es la principal región por inversión movilizada y la segunda por número de proyectos presentados.

La propuesta de resolución provisional del departamento que dirige Reyes Maroto otorga la mejor puntuación al proyecto tractor liderado por Renault, al que concede casi 40 millones entre préstamo y subvención, mientras que el de mayor presupuesto de entre los que han pasado el corte es el de Mercedes, que recibirá 159 millones de aportación pública para un presupuesto total que supera los 512,8 millones.

[Descargue el listado con la puntuación definitiva de proyectos estimados y el listado de proyectos desestimados]

En el proyecto Future: Fast Forward liderado por Seat y Volkswagen participan 62 empresas un 61% de las cuales son pymes y prevé movilizar 10.000 millones para electrificar su negocio en España. Las inversiones están condicionadas a la recepción de ayudas públicas y se reparten entre los 3.000 millones previstos para la planta de baterías de Sagunto, otros 3.000 para electrificar Martorell y Pamplona y los que invertirán el resto de empresas incluidas en el perte.

Entre ellas están Celsa, Gestamp, Grupo Sesé, Iberdrola, Lithium Iberia, Silence, y WIP, mientras que son colaboradores CaixaBank, Eurecat, Ficosa, Itainnova y Teléfonica España. El proyecto aúna a compañías de once autonomías: Andalucía, Aragón, Cantabria, Castilla y León, Cataluña, Comunidad de Madrid, Comunitat Valenciana, Extremadura, Galicia, Navarra y País Vasco.

El proyecto liderado por Faurecia, por su parte, nace de la iniciativa empresarial y reúne a la cadena de valor del sector junto con compañías y centros tecnológicos de toda España, por lo que responde a la estrategia de proyectos que vertebran todo el país sin dejar fuera ningún territorio. A juicio Raúl Natividad, director de AVS Consulting y gerente tecnológico de este proyecto, esa es una de las claves por las que esta iniciativa es el proyecto valenciano mejor puntuado, con un elevado porcentaje de subvención sobre el presupuesto.

"Estamos muy contentos porque hemos recibido una puntuación muy alta", admite Natividad, quien considera que ello demuestra la solidez de la propuesta frente a otras que han visto recortado su presupuesto en mayor proporción. Según el experto, el hecho de que a falta de las alegaciones apenas se haya previsto repartir el 25% de las ayudas demuestra la complejidad de encajar los proyectos en la legislación europea y española.

La ministra de Industria Comercio y Turismo, Reyes Maroto. Foto: Germán Lama (EP)

Extremadura se queda fuera

Las empresas agrupadas en los diferentes proyectos tractores presentan los presupuestos de los proyectos adscritos a un perte previa certificación como proyectos de investigación o de innovación. Los recortes a los proyectos presentados pueden venir por que el presupuesto fuera muy elevado o porque haya errores en el mismo, explica a Valencia Plaza el experto de AVS Consulting.

De hecho, la resolución provisional del Industria deja fuera el proyecto de Envision para la construcción de una gigafactoria de baterías para vehículos eléctricos en Navalmoral de la Mata (Extremadura), con una inversión de 2.500 millones de euros y la previsión de crear 3.000 empleos directos.

La firma de capital asiático ha sido excluida porque su proyecto tractor no cumple con la estructura mínima del perte exigida en la convocatoria, un criterio excluyente, por lo que no puede ser objeto de ayudas. Su presupuesto financiable, considerando los proyectos primarios que alcanzan el umbral de viabilidad técnica, tampoco alcanzan el importe mínimo exigido en la convocatoria.

Los otros dos proyectos descartados son los liderados por Rieju, también porque no cumple la estructura mínima del perte, y el de automoción reciclable, inteligente, eléctrica y sostenible de Peugeot Citroën, por la misma razón que los anteriores. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme