Hoy es 15 de julio
GRUPO PLAZA

visión financiera

El impacto de los nuevos confinamientos en China sobre la economía

17/03/2022 - 

MADRID. Con el fin de frenar la rápida propagación de la variante Ómicron, China ha vuelto a imponer importantes restricciones en el país, las mayores en más de un año. Estas incluyen el confinamiento decretado el pasado viernes en la ciudad de Changchum a sus nueve millones de habitantes y el más reciente, anunciado este domingo, que afecta a la ciudad de Shenzhen, centro tecnológico del gigante asiático en el que habitan 17,5 millones de personas. Las restricciones en esta última, que es la ciudad con mayor importancia económica en el país, así como otras medidas de prevención impuestas en grandes metrópolis como Shanghái, están afectando a la Bolsa de Hong Kong, que encadena varias jornadas de ventas en marzo.

Por ello, las noticias de que los confinamientos provocados por el Covid-19 están afectando ahora a importantes centros de comercio como Shanghái y Shenzhen son muy preocupantes. Sobre todo, si se tiene en cuenta que la provincia de Guangdong, de la que Shenzhen es una de las principales ciudades, representa entre el 10% y el 12% del PIB de China, y Shanghái, alrededor del 4%.  Sin embargo, en un contexto más amplio, las medidas de confinamiento que se están aplicando son esencialmente una continuación de las medidas regionales que se han estado aplicando durante los últimos cinco o seis meses en toda China.

Las autoridades chinas tienen ya un largo historial en lo que se refiere a conservar el equilibrio entre la política de eliminación del Covid-19 y el mantenimiento de la actividad económica. Aunque el gasto de los consumidores se ha enfrentado a vientos en contra debido a los cierres y al sentimiento negativo de un mercado inmobiliario más débil, la actividad industrial se ha mantenido sólida y China continúa siendo una contraparte fiable en el comercio mundial.

El panorama general existente es el que incluye los objetivos en torno a la estabilidad económica y el objetivo del 5,5% del PIB para 2022. Las políticas monetarias y fiscales acomodaticias desempeñan ahora un papel aún más importante para apuntalar el crecimiento. A diferencia de otras grandes economías que luchan contra la elevada inflación de los precios al consumo, la tasa de inflación de China se acerca actualmente al 1% y las perspectivas son de niveles de inflación benignos.  Esto significa que la política monetaria puede hacer su parte.

 Foto: XINHUA/ARCHIVO
Por lo tanto, los últimos confinamientos son un intento de rebajar las cifras de contagios antes de tiempo y representan una táctica similar a la de los confinamientos anteriores. En otras palabras, ir fuerte, ir temprano. Sin embargo, lo que ha cambiado es que las herramientas disponibles para gestionar y mitigar la propagación y los efectos del covid-19 se han ampliado.  Ahora incluyen pruebas rápidas de antígenos y recientemente se ha aprobado el uso de medicamentos para el tratamiento del covid-19 que reducen la probabilidad de hospitalización y muerte. Parece que hay pocas posibilidades a corto plazo de que se elimine el enfoque de eliminación del covid-19, dados los recientes compromisos declarados en apoyo de esta política.

En la actualidad, asistimos a la venta indiscriminada de empresas con sede en Shenzhen (por ejemplo, Tencent) aunque sus ingresos sean de ámbito nacional. Pese a que Shanghái y Shenzhen se enfrentan ahora al reto del confinamiento, nos reconforta saber que sus gobiernos locales son considerados en general como experimentados, ingeniosos y, esperemos, eficaces para hacer que este cierre sea lo más breve posible.

Modelo económico más equilibrado

El menor crecimiento de las ventas al por menor ha sido impulsado en parte por las medidas de eliminación del Covid, como los cierres regionales. También ha contribuido el panorama general de menor crecimiento económico. Dicho esto, el sector del consumo también ha visto cómo innovación y la adaptación de los modelos de negocio han hecho frente a estos desafíos. A largo plazo, creemos que muchas empresas relacionadas con el consumo se comportarán bien a medida que China siga luchando por un modelo económico más equilibrado en el que el papel del consumidor sea el protagonista. 

Nuestro enfoque en la premiumización del consumo también está alineado con el objetivo más amplio de una sociedad moderadamente próspera para 2035, por lo que estamos bien posicionados para el crecimiento continuo de la clase media a largo plazo.

Ben Sheehan es experto en inversiones de Abrdn

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme

Acceso accionistas

 


Accionistas