X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

entrevista al director general

José V. Guillén (Caja Rural Central): "Vamos a seguir abriendo oficinas y creciendo a doble dígito"

6/09/2018 - 

VALÈNCIA. "Estamos evolucionando muy positivamente en lo que va de ejercicio, creciendo un 17% en inversión crediticia y un 12% en financiación de clientes yademás, rebajando la morosidad hasta el 6% con datos al cierre del primer semestre que próximamente presentaremos. Este año todo es beneficio recurrente y esperamos cerrarlo creciendo a doble dígito". Son palabras de José Víctor Guillén, director general de Caja Rural Central de Orihuela desde finales de junio de 2016, a este diario.

Conviene recordar que al cierre del primer trimestre del presente ejercicio, según los ultimos datos individuales de la Unión Nacional de Cooperativas de Crédito (Unacc), el beneficio de la entidad oriolana fue de 3,54 millones de euros, un 21,4% menos que en los tres primeros meses del pasado año. Sin embargo, tal y como contó este diario a finales de junio, Manuel Ruiz, presidente de Caja Rural Central, reconoció que los resultados se vieron condicionados por los extraordinarios cosechados a lo largo de 2017.

"El resultado de todo este ejercicio será recurrente y pensamos crecer por encima del 10% en un momento donde la banca sigue sufriendo -por aquello de la política monetaria ultralaxa del BCE-, pero somos más eficientes y seguimos mejorando nuestros costes internos", señala el número dos de la entidad de la Vega Baja del Segura. "No esperamos movimientos bruscos de los tipos de interés sino paulatinos y graduales. al final las cuentas de resultados se construyen con banca de cercanía", añade.

Lo que es un hecho es el crecimiento que está teniendo la entidad en los nuevos canales digitales (banca móvil y banca online), pero siempre manteniendo una política de "dejar elegir el canal por el cual nuestros clientes quieren relacionarse con nosotros y por ello nos adaptamos a sus gustos. Estamos encantados de recibirlos en nuestras oficinas pero eso no quita que tengamos un amplio abanico de posibilidades para relacionarse con nosotros" como señala Guillén.

Imagen de la nueva oficina en San Vicente del Raspeig (Alicante)
Mientras sigue el proceso de desapalancamiento bancario, con el consiguiente contínuo proceso de cierre de oficinas -y despidos de empleados-, Caja Rural Central ha abierto en los últimos 10 meses dos oficinas: una en Cartagena (Murcia) a finales del pasado año y este verano, tal y como avanzó Alicante Plaza hace dos meses, otra en San Vicente del Raspeig donde todavía no tenía presencia. "Vamos a seguir abriendo oficinas en nuestro territorio natural como es Alicante y Murcia y todo ello creciendo a doble dígito", reconoce el director general de la entidad oriolana.

Todo ello sin perder de vista en ningún momento el componente social de esta entidad camino de cumplir su primer siglo de vida. "Estamos muy involucrados para aportar valor no solo desde el desarrollo económico sino también con una visión de 'vecinos' de vocación y muy especialmente con los colectivos más desfavorecidos".

Mecanismo Institucional de Protección

Por último, este periódico no quiso dejar pasar la oportunidad de preguntarle sobre la adhesión al Mecanismo Institucional de Protección (MIP) impulsado por la Asociación Española de Caja Rurales donde participan una decena de cooperativas de crédito de la Comunitat Valenciana, tal y como avanzó este diario a finales de mayo pasado. "Está funcionando muy bien en lo que es un grupo cohesionado y con más fortaleza, que nos ha permitido elevar nuestra propia identidad, mejorar en temas de gestión y aumentar la cobertura", reconoce Guillén. Preguntado sobre posibles nuevas incorporaciones no le consta pero eso sí "el grupo siempre está abierto a ello y solo hay que pedir y cumplir las medidas de garantía para formar parte como el resto".

Conviene recordar que a dicho MIP se sumó posteriormente Caixa Rural Albal -como también adelantó Valencia Plaza-. Se trata de un grupo alternativo al de Cajamar donde participan las rurales de Albal, Alcora, L'Alcúdia, Algemesí, Almassora, Betxí (Ruralnostra), Caixa Popular, Central de Orihuela, Les Coves y Onda. "Este MIB ess una tercera protección porque ya contaban con el de los recursos propios de cada entidad y el del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD). Es algo positivo y diferenciador porque le da un plus; tendremos lo mismo que los demás y un poco más: una tercera garantía adicional", apuntaba en mayor pasado Manuel Ruiz, presidente no solo de Caja Rural Central sino también de la Unacc.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email