GRUPO PLAZA

visión financiera

La renta variable china sigue cotizando con un gran descuento

China ha vivido un ciclo de tipos de interés diferente al de los principales países desarrollados durante los últimos tres años, tal y como explica el experto

16/11/2022 - 

MADRID. En muchos sentidos, la inversión en China ha navegado contra viento y marea este año, debido al aumento de las tensiones geopolíticas, los persistentes problemas del mercado inmobiliario y la desaceleración de la economía del país. La reacción bursátil y las salidas en los fondos de China han demostrado lo reactivos que siguen siendo los inversores, a pesar de las Perspectivas positivas a largo plazo. Para mantener el rumbo deseado, ¿deben los inversores cambiar de rumbo? ¿O China sigue siendo un buen valor si se puede mantener el rumbo?

A nivel global asistimos a una capitulación macroeconómica, de los inversores y de las políticas en todos los mercados, pero creemos que hay señales que apuntan a la proximidad de un punto de inflexión. En el caso de China, lo peor de los confinamientos y las perturbaciones relacionadas con la covid-19 parece haber pasado. La economía se encuentra inmersa en la senda de normalización, ya que las actividades del comercio, la inversión, así como el consumo y los servicios se han recuperado. 

Vemos un rebote en la producción gracias a la flexibilidad de la mano de obra para ajustarse a los rápidos cambios de la oferta y la demanda, lo que reduce el riesgo de la cadena de suministro y mejora la eficiencia de los costes para las empresas multinacionales. Es poco probable que esta ventaja cambie a corto plazo, especialmente cuando los mercados desarrollados están sometidos a una fuerte presión inflacionista.

Aplicación medidas regulatorios

Sin embargo, es probable que continúe la aplicación de medidas regulatorias, pero creemos que el periodo más duro ha quedado atrás. En los últimos meses ha habido más claridad y apoyo en el negocio de las plataformas, la regulación de los datos, la ley antimonopolio y el sector inmobiliario. A pesar de la actual situación en el sector inmobiliario, los préstamos fallidos se mantienen en un nivel manejable entre todos los créditos inmobiliarios. Desde UBS AM creemos que el gobierno podría hacer más para estabilizar el mercado, ya que el nerviosismo de los inversores tarda en remitir y una economía estable requiere un mercado inmobiliario estable.

Por otro lado, la renta variable china sigue cotizando con un gran descuento, ya que el extremo pesimismo de los inversores ha creado un círculo vicioso. Dado que la mayor parte de la debilidad de las acciones no se basa en los fundamentales, cualquier factor positivo puede desencadenar subidas. Es doloroso esperar a la llegada del punto de inflexión, pero creemos que veremos una acción política más fuerte después del congreso.


China ha vivido un ciclo de tipos de interés diferente al de los principales países desarrollados durante los últimos tres años, ya que la inflación de estos mercados se disparó mientras que la inflación de China -un exportador neto y acreedor neto- se ha mantenido muy baja. Esto ha conducido a la estabilidad de la TIR de los bonos soberanos chinos, en claro contraste con la TIR rendimientos de los bonos mercados desarrollados, que se han disparado drásticamente en lo que va de año.

Por ello, gracias al repunte de los bonos domésticos, la deuda soberana china ha registrado beneficios positivos en lo que va de año, en comparación con las pérdidas en los bonos gubernamentales de los países desarrollados. Incluso si tenemos en cuenta la apreciación del dólar estadounidense (USD) frente a la mayoría de las principales divisas, ayudada por la menor volatilidad del yuan chino, la deuda del tesoro china sigue superando a los principales bonos soberanos de los mercados desarrollados en términos de USD y, además, ha ofrecido una buena diversificación para la cartera de renta fija global de los inversores.

Bonos chinos

Por otra parte, aunque las caídas de los bonos chinos del sector inmobiliario, con calificación de high yield, no son una novedad, recientemente otras partes del mercado también se han suavizado con los mercados mundiales high yield debido al sentimiento general de aversión al riesgo. En el caso del sector inmobiliario chino de high yield en dólares, la debilidad de las ventas de propiedades aún no ha mejorado, a pesar del giro favorable de la política y de la valoración ya deteriorada de los bonos. Hay que tener paciencia y somos optimistas sobre los bonos chinos high yield en dólares y de grado de inversión. Estamos gestionando el riesgo con prudencia frente a la elevada inflación mundial y los temores de recesión.

Desde UBS AM esperamos que la incertidumbre persista, al menos a corto plazo, por lo que probablemente seguirá siendo un entorno difícil para generar Rentabilidades ajustadas por riesgo competitivas mediante un enfoque más tradicional. Consideramos que las reformas regulatorias basadas en la política de "prosperidad común" de los últimos 12 a 18 meses tienen por objeto crear unas condiciones equitativas para las empresas de cualquier sector y, en última instancia, tratar de lograr el objetivo general de una mayor igualdad para la población.

El presidente de China, Xi Jinping. Foto: LI TAO / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO
Tras la reciente sesión del Congreso Nacional del Partido, nuestra atención se centra en comprender las prioridades a largo y corto plazo del nuevo gobierno e identificar las tendencias estructurales, así como las oportunidades de inversión que surgen de ellas. Nuestra perspectiva a largo plazo sobre la inversión en China es positiva, ya que creemos que la política de reformas y apertura seguirá siendo la base del nuevo gobierno. Sin embargo, las tensiones inflacionistas externas, junto con la continua aplicación por parte de China de una estricta política covid-19 y la debilidad del sector inmobiliario, son algunas de las principales razones para adoptar una posición defensiva este año.

Por tanto, un enfoque de valor relativo puede ser una estrategia más eficaz para minimizar el riesgo de caída en un entorno de mercado tan volátil, al tiempo que permite a los inversores mantener la exposición a la oportunidad de crecimiento de China a largo plazo.

Más dinámicos con la asignación de activos

Desde el punto de vista de la distribución de activos, tratamos de lograr un perfil de rentabilidad positivamente correlacionado con los activos de riesgo, pero con menor volatilidad y un recorrido más suave mediante la inversión en una gama de diferentes clases de activos con suficiente diversificación.

Ha sido un año difícil para los inversores en multiactivos y en dólares, pero nos hemos tomado el tiempo necesario para replantear nuestra estrategia desde un punto de vista estructural y revisar nuestras hipótesis de capital para reflejar la cambiante dinámica del mercado. En este contexto, preferimos la renta variable china sobre el crédito, ya que pensamos que podría estar mejor posicionada para un repunte si el sentimiento del mercado se vuelve positivo. Tenemos preferencia por las acciones onshore sobre las offshore porque creemos que la primera parece ser más sensible a los estímulos y, sin embargo, está más aislada del sentimiento de riesgo global negativo. En cuanto a la renta fija, preferimos la deuda pública china por sus ventajas de diversificación.

Diogo Gomes es senior CRM de UBS AM Iberia

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme