GRUPO PLAZA

Una incorporación que tiene un "impacto positivo" para la ciudad, según Campillo

La ciudad gana un segundo parque natural con la inclusión del cauce del Túria como área protegida

10/10/2021 - 

VALÈNCIA (EP). La Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica ha anunciado recientemente la ampliación del Parque Natural del Túria, con la que València pasa a tener dentro de su término municipal otro parque natural, al estar incluido en la calificación el antiguo cauce del Túria.

Una incorporación que tiene un "impacto positivo" para la ciudad, según el vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, que ha subrayado que la mejora de la biodiversidad permitirá "restaurar el original bosque de ribera del Túria y favorecer la protección de un patrimonio sociocultural como es la huerta de València".

La ampliación del Parque Natural del Túria es una petición que hizo el Ayuntamiento dentro del período de alegaciones al Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Túria (PORN), aprobada por la Generalitat, según ha apuntado el consistorio en un comunicado.

El vicealcalde ha agradecido a la Generalitat que se hayan aceptado las alegaciones del consistorio que tenían como objetivo dotar de una "protección especial" al cauce natural del Túria y la huerta de Campanar y ha puesto en valor que, con la inclusión de estas "reivindicaciones históricas", la ciudad de València pasa a tener dos parques naturales dentro de su término.

"El cauce natural ha quedado dentro del parque, puesto que está como Zona Objeto de Conservación, y la huerta de Campanar ahora está doblemente protegida, puesto que se encuentra dentro del Plan de Acción Territorial (PAT) de la Huerta de València y del PORN del Parque Natural del Túria", ha explicado.

En este área hay dos tipos de paisaje. Por un lado, una zona forestal de cerca de 35 hectáreas, calificada de Terreno Forestal Estratégico por el Plan de Acción Territorial Forestal de la Comunitat Valenciana (PATFOR), donde predomina la vegetación herbácea espontánea y los cañares. Y, por otro, cerca de 211 hectáreas de huerta, una pequeña parte de la cual pertenece al término de Paterna, una huerta tradicional y de origen medieval, de elevado valor cultural e histórico, y que "representa un pulmón verde para los habitantes de los cascos urbanos próximos".

La ampliación de las zonas a proteger del nuevo plan de la Conselleria también afecta al nuevo cauce del Túria. Desde el Ayuntamiento se habían hecho algunas observaciones respecto a este espacio que han sido aceptadas en el nuevo plan, de forma que ahora pasa a tener calificación de Área de Conectividad Fluvial.

El trabajo hecho por el servicio de Conservación de Áreas Naturales del Ayuntamiento de València "permitirá poner en valor el patrimonio natural existente en el cauce natural que ha quedado dentro del parque", según Campillo, donde "la abundancia de agua ha dado lugar a un elevado número de infraestructuras patrimoniales e hidráulicas, como el azud de Favara, las acequias de Mestalla, Rascanya y Tormo, así como las edificaciones del molino de los Flares, el molino de los Pobres, el molino Nou o la alquería de Lleonard".

El titular de Ecología Urbana ha recalcado que se pretende "proteger espacios de enorme valor ambiental y cultural, que han quedado rodeados por infraestructuras viarias y cascos urbanos". De esta manera, se quiere "establecer un área compacta de huerta, con contacto con el antiguo cauce del Túria, que sirva como instrumento para impulsar la mejora de la calidad de las aguas que recibe y favorecer un uso sostenible del territorio y de los recursos hídricos".

También se persigue "hacer valer el patrimonio material e inmaterial de la huerta para su disfrute cultural y recreativo", con lo que "se protege su paisaje cultural milenario y rehabilitar y favorecer el patrimonio arquitectónico existente".

Para el edil, con esta nueva figura de protección se busca "revertir el gradual abandono que están sufriendo las actividades tradicionales en la huerta". "Muchos de sus terrenos han sido adquiridos por empresas constructoras en la pasada burbuja inmobiliaria con fines urbanísticos, con la llegada de la crisis se paralizó la construcción de nuevas edificaciones, y muchos terrenos de huerta que están en manos de personas ajenas a la agricultura han sido abandonados y se observan amplias zonas degradadas por el vertido de residuos e incluso algún asentamiento chabolista", ha expresado.

Corredor verde 14K

Respecto al proyecto de creación de un bosque metropolitano que una el Parque Natural del Túria con el Parque Natural de la Albufera a través de un espacio verde continuo de 14 kilómetros, que anunció el 'president' de la Generalitat, Ximo Puig, la pasada semana, la Concejalía de Conservación de Áreas Naturales ha anunciado que existe una propuesta trabajada por el servicio municipal Devesa-Albufera para hacer un ecosistema de ribera que permitiría recuperar la función hidráulica del espacio.

"Estamos deseando que la Generalitat convoque una comisión de trabajo entre las diferentes administraciones implicadas --ayuntamientos, Diputación y Generalitat-- para presentar la propuesta ya elaborada por el servicio Devesa-Albufera", ha expuesto el vicealcalde.

Finalmente, Campillo ha señalado que desde el consistorio "se trabaja desde el 2015 no solo en mantener en mejores condiciones la infraestructura verde de València, sino también en conectar la ciudad con el área metropolitana de una manera natural con la creación de nuevas zonas de esparcimiento que mejoren la calidad de vida de los vecinos y vecinas y también favorezcan la movilidad natural".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email