GRUPO PLAZA

AVE vuelve a reunir en Barcelona a Más de 1.500 empresarios PARA EXIGIRla CULMINAción de la infraestructura

Los empresarios alzan la voz contra los retrasos del Corredor Mediterráneo: "No podemos esperar más" 

18/11/2022 - 

BARCELONA. Al unísono y con fuerza, empresarios de las 17 comunidades autónomas de España levantaban la voz contra los retrasos en las obras del Corredor Mediterráneo. La Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) volvía a congregar este jueves en Barcelona a cerca de 1.500 empresarios en su tradicional acto #QuieroCorredor para reivindicar el desarrollo de esta infraestructura, que conectará Algeciras con la frontera francesa por el litoral mediterráneo. 

"No podemos esperar más". Ese era el lema de la cita y el clamor generalizado. Eso sí, a diferencia de otras ocasiones, el tono en esta ocasión era menos reivindicativo porque reconocen avances en el trazado, aunque todavía insuficientes para culminar la infraestructura. "Si bien es cierto que el Corredor avanza, y es de justicia reconocerlo, ni los retrasos acumulados, ni el ritmo al que lo hace nos puede hacer caer en la autocomplacencia", admitió Vicente Boluda, presidente de AVE.

De hecho, y para ejemplificar el estado actual de la red ferroviaria, la puesta en escena en el Centro de Convenciones Internacional de Barcelona se cuidó al milímetro. Así, había diferentes maquetas para "coleccionar retrasos" y evidenciar que el Corredor no está conectado. También colocaron una gran pantalla con gafas de realidad virtual con el lema: "El Corredor llega antes al metaverso que a la realidad".

El ambiente reivindicativo estuvo muy presente y se intentó intensificar la presión sobre el Gobierno para agilizar las obras, aprovechando la presencia de la ministra de Transortes, Raquel Sánchez. No obstante, los empresarios también destacan que poco a poco se va avanzando en ciertos más al norte. Todo lo contrario que en la zona sur, concretamente desde Murcia hasta Algeciras, lo que impide completar este puzzle ferroviario. 

Foto: CRISTÓBAL CASTRO

"De Castellón a Barcelona está bastante avanzado, casi al 80%, igual que la conexión València-Castellón. Pero de Murcia a València se avanza menos y desde Murcia a Algeciras no creo que llegue al 20% ejecutado", lamentó el naviero. Y esa diferencia impide el despliegue de la doble plataforma en ancho internacional en todo el trazado, una cuestión clave para permitir la alta velocidad en el transporte de mercancías y pasajeros.

Y, en un momento como el actual con una delicada situación económica, Boluda incidió en que ni España, sus empresas, el turismo ni las exportaciones "pueden esperar más". "Como país no podemos permitirnos ni un retraso más porque nuestra industria, nuestro campo, nuestras exportaciones, nuestro turismo, nuestra sostenibilidad y nuestra cohesión territorial lo necesitan”, resaltó.

¿Su culminación en 2030?

Una presión que, sin embargo, desde el Gobierno sortearon sacando pecho de la inversión y la ejecución de los últimos años. La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, llegó desafiante y más dura que el pasado año. No solo esquivo las críticas, sino que instó a un abarrotado auditorio con representantes de todo el tejido industrial de España a llevar a cabo ellos también las inversiones necesarias para tirar adelante este proyecto. 

Foto: CRISTÓBAL CASTRO

"Deberes nos tenemos que poner todos: la administración pública y también el sector privado, para hacer todas las inversiones privadas pertinentes y que luego sean posibles todas las conexiones ferroviarias", remarcó una ministra que en todo momento reivindicó los avances logrados bajo el mandato de Pedro Sánchez. "Cuando llegamos más de la mitad del Corredor no estaba planificado ni definido y ahora estamos avanzando", defendió.

Además, con rotundidad y firmeza ratificó su compromiso para que "Almería esté conectada con la frontera francesa en 2026", tal y como avanzó en la cita empresarial del pasado año. Incluso fue más allá al asegurar que la infraestructura estará completada y finalizada en 2030, como fijó la Comisión Europea en 2013, cuando incluyó el trazado en la red transeuropea de corredores prioritarios. "El escenario máximo para finalizar el Corredor Mediterráneo es 2030, que es el plazo que marca Europa. Esa es la voluntad", remarcó.

No obstante, esta promesa del Gobierno no acaba de convencer a los empresarios. "Es imposible que en 2026 Almería esté conectada con Francia. Ni que el Corredor esté acabado en 2035", aseguraba Boluda, en declaraciones a los medios antes incluso de que comenzara la jornada. Por tanto, y pese a reiterar su compromiso anterior, parece que la ministra no logra persuadir sobre el calendario para culminar la infraestructura. 

Foto: CRISTÓBAL CASTRO

"Da igual el partido que esté en el gobierno porque no se consigue. Es una ofensa para todos los que estamos en el Corredor Mediterráneo no tener una conexión que una a las ciudades, que somos muy importantes, y a una parte muy importante de España", remarcó Juan Roig, presidente de Mercadona. Y es que los empresarios insisten en que no se trata de una cuestión política ni ideológica, sino de mejorar la vida de las personas y la competitividad empresarial. Tampoco de discriminar a otras regiones de España, sino de "ser todos iguales", según defendió Roig. 

El objetivo es claro: pasar de una España radial en la que todo esté concentrado y conectado con Madrid a una España circular. "Quiero mucho a Madrid, pero más a España", defendió. Y, por ello, consideró que no tener un Corredor "como Dios manda" es "una ofensa para todos". "Hoy hemos hecho el trayecto València-Barcelona y hemos tardado tres horas y diez minutos. En cambio, para hacer València-Madrid se tarda hora y media, mientras que un València-Alicante ni nos lo planteamos porque es infinito", ejemplificó el presidente de Mercadona.

Unidad territorial de tres presidentes autonómicos

Unas críticas a las que también se sumaron desde la esfera política. Porque, además, de una amplia representación del tejido industrial nacional, la cita también contó con la asistencia de tres de los cuatro presidentes autonómicos por los que discurre la infraestructura -Cataluña, Comunitat Valenciana, Murcia y Andalucía-. 

De hecho, como gran hito era la primera vez que acudía a un acto de este movimiento el presidente de la Generalitat de Catalunya, con la asistencia de Pere Aragonès, quien exigía al Gobierno "máxima celeridad" porque "cada año que perdemos sin completarlo es un año que perdemos en la mejora de la competitividad". "Es fundamental para la economía catalana y de otros territorios, y permitirá no solo transformar el modelo de movilidad, sino luchar contra el cambio climático", reseñó.

Foto: CRISTÓBAL CASTRO

También acudieron a la cita habituales como el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig; y el del gobierno de la Región de Murcia, Fernando López Miras. En este sentido, el jefe del Consell lamentó que "el peso de la España radial continua y produce un efecto de aspirador y de concentración en el centro de la península que acaba siendo muy negativa para el conjunto del país". Y es que para el jefe del Consell "estrangular el crecimiento del arco mediterráneo es estrangular el crecimiento de España y también de Europa.

Por su parte, López Miras, aseguraba que el Corredor debe "materializarse lo antes posible", porque es una obra "esencial para el futuro de España y para Murcia", subrayó. "Necesitamos decisiones y obras ejecutadas y que el Gobierno que pase de las palabras a los hechos y deje de dar prioridad a unas comunidades sobre otras", incidió.

Estado de las obras

Durante el acto también se llevó a cabo un chequeo para mostrar el estado de ejecución de las obras y las actuaciones pendientes. Y, en este sentido, AVE ha detectado todavía siete hitos pendientes para 2022.

En concreto, se trata de la finalización de las obras del túnel de Castellbisbal (Barcelona); la finalización de la colocación del tercer carril en la vía rasante entre Castelló y València; la puesta en funcionamiento de la vía única en ancho ibérico en el tramo Moixent-La Encina; los proyectos de los tramos restantes de la línea Murcia-Cartagena; el proyecto del soterramiento de Lorca; la definición de la alternativa a la línea Almería-Granada; y la solución de la electrificación en el tramo Ronda-Bobadilla.

Entre la nutrida representación empresarial estaban José Ignacio Goirigolzarri, presidente de CaixaBank; Eduardo Baamonde, presidente de Cajamar; Federico Félix, presidente de la Fundación ProAVE y vicepresidente de FERRMED; Adolfo Utor, presidente de Baleària; Pedro Ballester, CEO de Logifruit; Araceli Císcar,  CEO de Dacsa; Héctor Colonques, presidente de Porcelanosa; Héctor Dominguis, CEO de GDES; María José Félix, presidenta de Helados Estiu; Vicente Fontestad, presidente de Fontestad Citrus, José Fornés, presidente de Supermercados Masymas; Agustín Gregori, CEO de Grefusa; Ximo Guillén, CEO de Huevos Guillén, José Vicente López, CEO de Damel, Pedro López, presidente de Chocolates Valor, entre otros.

También, Jorge Martínez Aspar, CEO de Aspar Team y campeón del mundo de motociclismo; José Vicente Morata, presidente del Consejo de Cámaras de la Comunidad Valenciana; Salvador Navarro, presidente de CEV; Jerónimo Parra, presidente de a Cámara Almería; Manuel Pérez Sala, presidente del Círculo de Empresarios;  Josep Sánchez-Llibre, presidente de Foment del Treball; y José Luis Yzuel, presidente Confederación Empresarial de Hostelería de España.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme