Hoy es 20 de julio
GRUPO PLAZA

CHIPS EN EL BELVEDERE / OPINIÓN

Para combatir la inflación, formemos en software

27/10/2022 - 

En la última edición del Robotics Festival, celebrada en Dresde en septiembre pasado, se habló mucho de demografía. La población europea está envejeciendo y el mercado laboral carecerá de los trabajadores cualificados que se necesitan con urgencia en los próximos años. Se prevé que el cuello de botella supere con creces las previsiones: entre 2025 y 2035 la situación empeorará drásticamente, porque durante este período se jubilarán los llamados baby boomers de los años 60 y 70.

La Cámara Alemana de Industria y Comercio advirtió por eso en el certamen de que había que reaccionar, porque hasta ahora las empresas han pensado muy poco en cómo se puede mantener la productividad con robótica y automatización. Ya no les queda más remedio que hacerlo.

Países como Corea del Sur y Japón han demostrado que el envejecimiento de la sociedad puede conciliarse con una oferta creciente de tecnología. Ambos países son líderes en el uso de la robótica en la industria: el primero contaba con 932 robots por cada 10.000 empleados y el segundo con 390 robots, por encima también de Alemania 371.

Sin embargo, para automatizar la economía hacen falta profesionales cualificados. A medio camino entre los demandantes de mano de obra cualificada, cada vez más preocupados por la escasez de talento disponible, los profesionales cotizados y las personas que sufren más directamente el impacto de la convergencia de las múltiples crisis, cuyo epítome es la inflación, se encuentran los gestores de Formación Profesional.

Foto: GVA

En las últimas semanas se han celebrado en la Comunitat Valenciana diferentes grupos de trabajo con empresas, organizaciones de la sociedad civil, investigadores y Administración en los que los representantes de la Dirección General de FP la Conselleria, más que argumentar pedían un ejercicio de fe.

En un municipio de Alicante, en presencia de un alto cargo de la Generalitat, se podía cortar el aire cuando dos representantes del sector agroalimentario, uno en nombre de los agricultores y otro de la industria-distribución, les acusaron de vivir de espaldas a la realidad porque, cuanto más necesarios son los grados medios con conocimientos del campo (¡no se encuentran en el mercado!), lo que se les ofrece son técnicos forestales.

El equilibrio es realmente difícil, la herencia en la configuración de la FP no se puede revertir de un día para otro, en eso tiene toda la razón el Botànic, y no todos son Volkswagen para dar sentido a un centro de formación de 20.000 metros cuadrados ex profeso, con currículums flexibles. Pero hay que actuar rápido porque es un suicidio colectivo que España sólo produzca 200 ingenieros al año susceptibles de incorporarse a la industria de los microchips, como alerta la directora general de MaxLinear e impulsora de Valencia Silicon Cluster, Mayte Bacete.

En un informe del Consejo Económico y Social, se recoge que en España, a los 17 años, el 18,7% de los alumnos está matriculado en la FP frente al 31% de la media de la OCDE. Citan datos del Ministerio de Educación, de finales de la década pasada, indica que en los ciclos de grado medio el 60,4% del alumnado se agrupa en las familias de sanidad (21,2%), administración y gestión (14,4%), informática y comunicaciones (9,5%), transporte y mantenimiento de vehículos (7,9%) y electricidad y electrónica (7,4%).

En los ciclos de grado superior, se concentran en las familias de servicios socioculturales (54,2%), a la comunidad (14,7%), administración y gestión (14,7%), sanidad (12,9%) e informática y comunicaciones (11,9%).

El éxito de la FP es una cuestión de Estado y no basta con lanzar una nueva ley como la aparecida este año. Hay que invertir en creación de cultura para que los nuevos ciclos puestos en marcha por la Conselleria en este curso 2022/2023, la mayoría realmente acertados, sean visualizados como una herramienta clave para potenciar el cambio de modelo productivo.

En 2010, el experto en capital riesgo Chris Redlitz entró por primera vez en la prisión estatal de San Quintín para dar una ponencia a los reclusos sobre negocios y emprendimiento. Asegura en su web que le impresionó el nivel de conocimiento comercial y el deseo de aprender de su audiencia, y que eso le impulsó a crear un modelo de aceleradoras tecnológicas para ese colectivo, de la mano de su esposa y socia comercial, Beverly Parenti. El experimento se llamó The Last Mile (TLM).

Foto: GVA

Los primeros seis estudiantes que se graduaron en TLM se enfrentaron en su primer día de demostración de ideas a 350 ejecutivos del sector de los negocios y la tecnología, empresarios y funcionarios. A continuación, llegaron los acuerdos con Google.org, Kellogg Foundation o la Chan-Zuckerberg Initiative, que encabezan el creador de Facebook, hoy Meta, y su mujer. El 100% de los participantes pueden decir hoy que no son reincidentes.

Gracias a TLM, muchas personas están aprendiendo a programar, en ocasiones aplicaciones de software complicadas, sin haber tenido experiencia previa en internet. Su propuesta de valor para la sociedad es precisamente esa: enseñar a la gente a hacer el mismo trabajo con nuevas tecnologías.

En muchos estados norteamericanos, la profesión más habitual es la de camionero, una de las más cuestionadas por la revolución tecnológica del transporte, especialmente por la automatización. Se han propuesto invitarles a hacer cosas diferentes con la tecnología como aliada. ¿Creemos acaso en la Comunitat Valenciana que ese porcentaje altísimo de empleos ligado al sector servicios no se verá afectado por la revolución digital?

Pese al clima que se está generando en la opinión pública ante las dificultades que atraviesa una parte importante de la población por la disminución de su capacidad de compra debido a la inflación, en EEUU, en Europa y, dentro de ella, en España y la Comunitat Valenciana, el principal problema no es el empleo que se está destruyendo la tecnología, sino la escasez de trabajadores con las habilidades (skills) necesarias para cubrir las necesidades del mercado.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme

Acceso accionistas

 


Accionistas