Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Thomson Medical Group se deja dos tercios de su valor

Peter Lim pierde en bolsa 1.665 millones de euros con TMG desde la compra del Valencia CF

6/08/2020 - 

VALÈNCIA. En la noche del 24 de octubre de 2014 se cerraba el acuerdo definitivo entre Peter Lim y Bankia, que dejaba a Meriton Holdings -patrimonial del empresario de Singapur- como propietario de las acciones del Valencia CF. Una noche que, sin duda, pasó a la historia del club de Mestalla. Lo hizo comprando el 70% del club, que estaba en manos de la Fundación Valencia CF, desembolsando los 74 millones de euros que ésta debía entonces a la entidad presidida ya por José Ignacio Goirigolzarri tras nueve meses de intensas negociaciones. 

Horas antes de aquella histórica noche, las acciones de la entonces llamada Rowsley, que en marzo de 2018 fue rebautizada a su denominación actual de Thomson Medical Group (TMG), el buque insignia del empresario asiático que cotiza en la Bolsa de Singapur, cerraban en 10 céntimos de euros por acción al cambio. O lo que es lo mismo: casi un 66% por encima de como lo hicieron ayer, lo que se traduce en una espectacular pérdida de dos tercios de su capitalización, tal y como se observa en el gráfico inferior. O para entender mejor el calado de dicho desplome para los lectores menos duchos: se han esfumado 1.665 millones de euros. Casi nada.

Los 2.547 millones de euros -siempre al cambio de los dólares singapurenses- de hace 2.112 días se han convertido en unos 882 millones. Ese es el valor bursátil tomando el precio del cierre de ayer del holding que actualmente engloba a Thomson Medical, TMC Life Sciences y Vantage Bay Healthcare City. Una capitalización que aplicada al Mercado Continuo español vendría a ser la que actualmente tiene Unicaja Banco.

Cierto es que la covid-19 ha impactado sobre la cotización de TMG y lo que le queda porque como publicó este diario hace tres semanas el holding prevé cosechar pérdidas en el primer semestre de 2020. Y no solo eso sino que en la nota que envió al parqué del pequeño reino asiático aconsejaba -textualmente- "a los accionistas e inversores que tengan cuidado al negociar acciones de la empresa". Conviene recordar que a lo largo de 2019 redujo un 78% su beneficio pese a elevar los ingresos.

Pero no menos cierto es que Peter Lim, que esta pasada primavera compró 5,4 millones de acciones de TMG para alcanzar el 88% del capital,  ha visto como el valor de dicho holding ha llegado a tocar zona de mínimos históricos. Todo ello pese a la reorganización del verano de 2017, cuando en julio de aquel año decidió apostar por negocio de la salud vendiendo su participación en Thomson Medical y un 70% de TMC Life Sciences Berhad a Rowsley, el nombre que entonces llevaba TMG. Las tres compañías estaban controladas por el empresario singapurense.


"Esta propuesta de adquisición es una oportunidad para adquirir participaciones de control en dos compañías del sector salud en Singapur y Malaysia y ser parte de una expansión de un negocio que es muy grande y creciente debido a la demografía", afirmaba entonces el presidente de Rowsley, Ng Ser Miang, y consejero del Valencia CF. La adquisición propuesta se financiará mediante la emisión de nuevas acciones a menos de cinco euros por título y "aumentará significativamente la capitalización de Rowsley en bolsa, generando interés para los inversores", añadía sobre una operación que se cerró en diciembre de 2017.

Pero el mercado, más allá de una reacción durante los siguientes días de la operación como se advierte en el gráfico, lejos de recogerlo al alza tomó el camino inverso sobre una TMG, cuyos accionistas aprobaron a finales de 2018 sacar el 'ladrillo' del grupo, es decir, separar a RSP Holdings por donde canalizaba entonces el negocio inmobiliario dentro del grupo. En este sentido tampoco hay que olvidar que los bienes inmuebles comprendían tanto el diseño como la ingeniería a través de las sociedades RSP Architects, Squire Mech y Consorcio AC; como también los negocios hoteleros como el Hotel Football puesto en marcha por el propio Lim con la mercantil GG Collecions con dos de las leyendas de la 'Class of 92' del Manchester United (Gary Neville y Ryan Giggs). 

La contribución contra la covid-19

Unos establecimientos que Lim puso a disposición del servicio sanitario británico en marzo pasado, cuando el coronavirus comenzaba a hacer auténticos estragos en todo el planeta. Asimismo, el propietario del Valencia CF también aportó su granito de arena por estos lares para afrontar la crisis pandémica, al donar 50.000 mascarillas FFP2 y 300 termómetros para su distribución a personal de centros sanitarios y sociosanitarios de la Comunitat Valenciana. El presidente autonómico Ximo Puig destacó la "gran muestra de solidaridad" de Lim, "facilitando con su gesto altruista un equipamiento que, cuando se reciba, será puesto a disposición del personal sanitario y sociosanitario valenciano que lucha en primera línea contra la propagación del coronavirus".

Lo que sí valoró el mercado fue la emisión de 147 millones de euros al cambio en bonos senior de TMG lanzada en julio de 2019, que cotizan en la Bolsa de Singapur, con un cupón del anual del 4,8% y a 3 años de vencimiento. Dicha operación, que tuvo una buena aceptación donde la demanda duplicó a la oferta, está integrada en un programa de algo más de 326 millones de euros al cambio. Todo ello tratando de ampliar las fuentes de financiación del holding cotizado.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email