GRUPO PLAZA

El puerto de València aprueba el proyecto para la ampliación norte

2/12/2022 - 

VALÈNCIA (EFE). El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Valencia (APV) ha aprobado este viernes el proyecto para la construcción del muelle de contenedores de la ampliación norte con un presupuesto base de 542,7 millones de euros.

La compañía italo-suiza TIL, filial de MSC, invertirá por su parte 1.021 millones para levantar la terminal de contenedores y explotarla en régimen de concesión, que se ubicará en aguas interiores del dique de abrigo de la ampliación norte y será la cuarta terminal del Puerto de Valéncia.

La iniciativa supondrá una inversión público-privada de 1.564 millones de euros para dotar al recinto valenciano de la terminal de contenedores más sostenible y moderna del mundo, modélica con el medio ambiente, donde el origen de la electricidad será 100 % de fuentes renovables, que permitirá el suministro eléctrico a los barcos en puerto y contará con una clara apuesta por el ferrocarril, informa la APV.

La nueva terminal reforzará la posición de Valenciaport en el Mediterráneo y su labor de empresa tractor al servicio de la actividad económica española. Según ha dicho el presidente de la APV, Aurelio Martínez, tras la aprobación del proyecto, se trata de la mayor inversión realizada en el puerto valenciano y probablemente la mayor en puertos españoles.

El proyecto aprobado, que ha contado con los votos favorables de los consejeros excepto del alcalde de València, Joan Ribó, y del secretario autonómico de la Vicepresidencia, Iván Castañón -ambos de Compromís-, se elevará al Consejo de Ministros, dado que se trata de una iniciativa que conlleva una inversión pública superior a los 12 millones de euros.

El puerto ha comenzado a preparar ya el documento de licitación de las obras y a trabajar para cumplir las 21 condiciones establecidas por la Dirección General de Costas en el informe de Compatibilidad con la Estrategia Marina, favorable al proyecto con esas observaciones.

Martínez ha argumentado que el informe de la Abogacía del Estado con el que cuenta el proyecto es "la columna vertebral jurídica de la administración del Estado" y ha afirmado que la nueva Declaración de Impacto Ambiental (DIA) que se ha pedido desde hace años desde el ámbito social y político tenía como único objetivo dilatar el proceso ya que una DIA simplificada tarda unos cinco años. Y ha añadido que una empresa privada, en referencia a TIL, "no puede esperar" ese tiempo para una inversión como la prevista.

Asimismo, ha asegurado que, consecuencia de la subida del coste generalizado de los precios, el coste del proyecto sobrepasará las cifras previstas inicialmente.

Foto: EVA MÁÑEZ
También ha destacado que el informe sobre la afección a la Albufera elaborado por la Universitat Politècnica de València a petición de la APV señala que las obras no implican modificación de las condiciones del entorno natural ni de la dinámica litoral al ser obras interiores, y por ello no implica riesgo para las playas del sur de València.

Al respecto, el director de la APV, Francesc Sánchez, ha señalado que está garantizado que la construcción del proyecto no va a producir afectación a la Albufera y en todo caso el plan de vigilancia ambiental controlará que así sea, y ha insistido en que no era necesaria ninguna tramitación ambiental "adicional" a la DIA de 2007.

Entre las condiciones que establece Costas sobre el proceso de dragado para relleno del dique, indica que no se ha analizado con suficiente detalle que pudieran aparecer arenas aptas para regenerar playas y por eso el puerto ha dado instrucciones para que se realicen trabajos adicionales de sondeos y en caso de que surgieran arenas aptas para playas, ponerlas a disposición de la Dirección General para que disponga su aportación a la playas.

Como posible fuente para el relleno, Costas indica que no se puede utilizar arena de una zona concreta de Cullera pero puede haber otras que podrían servir.

En este caso, la Dirección General tramita una DIA para poder definir como banco de arena integral toda la zona de Cullera, lo que permitiría al puerto la extracción de arena de ese yacimiento; en caso contrario, acudiría a aportes de materiales de derribo como los procedentes de las obras del túnel pasante u otras obras del entorno.

El informe de Costas también pone condiciones sobre procesos constructivos y materiales que, o bien se contemplarán en los pliegos de condiciones de la licitación, o se añadirán al plan de vigilancia ambiental.

Respecto a la movilidad que genera el puerto, su director ha asegurado que en los últimos cinco años se ha duplicado la cuota del ferrocarril y el objetivo es seguir aumentando esa cuota con la terminal norte.

La nueva terminal podrá albergar 5 millones de contenedores en una superficie de 137 hectáreas y 1.970 metros de línea de atraque, y contará con diseño, tecnologías y equipamiento de última generación en una instalación totalmente electrificada que minimizará la emisión de CO2.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme