X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

en la calle Almassora

El hallazgo de restos islámicos retrasa varios meses las obras de un edificio de 100 viviendas

30/08/2019 - 

VALÈNCIA. Cuando la promotora Livanto proyectó en un parcela ubicada en la calle Almassora el que sería su primer proyecto en València nunca imaginó lo que se encontraría: restos arqueológicos de viviendas y sistemas de regadío que datan de la época islámica. Este hallazgo ha obligado a la compañía a retrasar medio año el inicio de las obras de construcción de un edificio de viviendas que promueve en ese enclave y llevar a cabo excavaciones arqueológicas que todavía siguen trabajando en la zona y se prolongarán unas semanas más.

La promoción proyectada en esa zona, bautizada como Residencial Pont de Fusta, se ubica concretamente en la calle Almassora número 2 junto a la estación que le da nombre. Cuenta con 108 viviendas y áticos de 2, 3 y 4 dormitorios distribuidos en siete alturas. Dispone de plazas de garaje y cuarto de bicicletas, así como amplías zonas comunes como un local social multiusos y terraza solárium en la cubierta del edificio. Por el momento, ya tienen vendidos 95 inmuebles.

La previsión que manejaba la promotora era comenzar las obras de construcción del edificio este pasado mes de marzo, tras obtener en diciembre la licencia de construcción. Sin embargo, en los sondeos y trabajos previos se encontraron indicios de restos arqueológicos, por lo que en marzo se iniciaron las excavaciones arqueológicas en toda la superficie del solar de 2.343,81 metros cuadrados por parte de un equipo de trabajo dirigido por la arqueóloga Marisa Serrano y formado por cinco arqueólogos técnicos, dibujante-topógrafo, auxiliar y 26 operarios especializados en este tipo de labores. 

 

Restos desde el siglo XI al XIX

Hasta el momento, los restos documentados presentan una cronología que va desde los siglos XI-XIII; XIV-XV hasta el XIX. Los más antiguos consisten en un conjunto de viviendas, estructuras de transformación agraria, campos de cultivo y sistema de regadío de la época islámica. En concreto, en la mitad sur del solar se localizan las viviendas del siglo XI y XII, formadas por grandes patios con andenes perimetrales, estancias pertenecientes a cocinas, establos, balsas, letrinas y pozos de agua. Según detalla la arqueóloga, estas casas perduran hasta mitad del siglo XIII, cuando se convirtieron en campos de cultivo durante la época bajomedieval y moderna.  

En la zona central del solar, los restos de época islámica están formados por grandes superficies y balsas dedicadas a transformaciones agrarias, mientras que en la zona norte se documentan acequias y canalizaciones de riego que desaguaban en al menos tres campos de cultivo delimitados por muros. Encima de estos niveles se ha descubierto que se realizaron varios aportes de tierras durante los siglos XIV al XVIII, destinados a campos de cultivo, por lo que parte del sistema de regadío de las acequias islámicas quedaron fosilizadas durante el siglo XIV y XV. Será en el siglo XIX cuando de forma parcial se vuelva a construir en este solar.

Para el registro fotográfico de los restos arqueológicos, se está utilizando un dron que vuela toda la superficie del terreno realizando grabaciones aéreas de vídeos y fotografías georreferenciadas de todos los niveles arqueológicos para obtener una réplica digital lo más exacta posible del yacimiento excavado. Hasta el momento, los restos hallados no tienen valor de conservación, sino más bien histórico para conocer la València antigua, explica la arqueóloga.


   

Todos los estratos, estructuras y conjuntos que aparecen se están documentando mediante las fichas y listados para la elaboración de diagramas crono estratigráfico, topografiado y elaboración de planimetrías de todas las estructuras por épocas históricas. Todos los restos constructivos y cerámicos de entidad y valor se almacenarán para su tratamiento y estudio. Una vez realizados estos trabajos se van desmontando todas las estructuras arqueológicas para poder seguir excavando los niveles más antiguos.

Actualmente en la mitad norte del solar está finalizada la excavación arqueológica y se han iniciado las obras con rebajes mecánicos y picado de muretes guía para la construcción de las viviendas. La estimación que maneja el equipo de arqueólogos es acabar las excavaciones en unas tres semanas en caso de no hallar restos romanos. De ser así, se prolongarán durante semanas. Pese a este inesperado contratiempo la promotora prevé finalizar la promoción en verano de 2021 como tenía previsto.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email