Hoy es 13 de junio y se habla de EDUCACIÓN gandia MUNICIPIOS coronavirus oposiciones
GRUPO PLAZA

 

Ros ultima con Ciudadanos un acuerdo de gobierno de coalición en Torrent

8/04/2020 - 

VALÈNCIA. A punto. Es como está el acuerdo de gobierno de coalición entre PSPV y Ciudadanos en el Ayuntamiento de Torrent. Según ha podido saber este diario, ambas formaciones ultiman ya el pacto para la entrada de los dos concejales de la formación naranja en el ejecutivo local para la constitución de un gobierno municipal bicolor liderado por el socialista Jesús Ros, que hasta el momento había dirigido el consistorio con minoría en el pleno. Un acuerdo que podría hacerse público la próxima semana. 

La posibilidad había constituido rumor desde principios de mandato, dada la sintonía existente entre los socialistas y los dos concejales de la formación naranja que dirige Raúl Claramonte en el consistorio torrentino, pero está a punto de tornarse una realidad palpable. Las negociaciones entran ya en su fase final. Tanto es así que este lunes el primer edil, Ros, ultimaba los detalles con el grupo de Ciudadanos y en los próximos días se acabará anunciando el pacto, según explican fuentes conocedoras de las negociaciones.

Como publicó Valencia Plaza, ambos partidos venían negociando desde hace un tiempo dos cuestiones: unos presupuestos para el Ayuntamiento, por un lado, y de forma colateral pero simbólicamente ligada, la entrada de los dos concejales de Ciudadanos en el equipo de gobierno. Así, la pasada semana se dio el primer paso que constató la cercanía entre los dos partidos: se aprobaron, con el voto afirmativo de los naranjas, los presupuestos municipales que incluyeron medidas del partido de Claramonte.

Hay que recordar que el Ayuntamiento de Torrent sólo logró aprobar las primeras cuentas del primer año de la pasada legislatura, en 2015. Desde entonces, se han estado prorrogando los presupuestos del consistorio debida a la manifiesta debilidad del gobierno en minoría de Ros. En esta ocasión, requería los votos de al menos dos concejales, que podrían venir tanto de Compromís como de Ciudadanos, ambos con dos representantes en el hemiciclo.

Ahora bien, lo cierto es que las relaciones entre los socialistas y Compromís en el consistorio torrentino no son homologables a las que existen en otros ayuntamientos como el de València o en otras instancias como en la Generalitat Valenciana: en la localidad son notablemente más tensas. A diferencia de la sintonía entre los socialistas y Ciudadanos. Así pues, finalmente, la formación naranja desbloqueó esta traumática situación con sus votos afirmativos a las cuentas, lo que ya hizo presagiar que el pacto de gobierno llegaría más pronto que tarde. Y así parece que será: se espera que tras la Semana Santa se haga público el matrimonio.

Con la entrada en el gobierno municipal de Ciudadanos, los socialistas se aseguran una mayor estabilidad hasta el final de mandato al no depender cada año de unas negociaciones impredecibles. Y por otra parte, la formación de Claramonte podrá tomar parte de las decisiones en el equipo de gobierno, aún sin haber trascendido qué concejalías ostentarán sus dos ediles, si bien la propuesta realizada por el alcalde no ha caído mal en las filas naranjas.

'Beneficios colaterales'

Durante las negociaciones que se han venido produciendo, fuentes del partido naranja en la autonomía aseguraban que gobernar con los socialistas en Torrent les beneficiaban por varios motivos: poder pactar año tras año los presupuestos en el consistorio de este municipio y para utilizar esta baza en las sesiones de control al president de la Generlaitat, Ximo Puig, y tratar de hacer mella en la relación con sus socios en el Gobierno, Compromís y Unides Podem. 

De hecho, el síndic de Cs en el Parlamento valenciano, Toni Cantó, ya aprovechó estas negociaciones hace unas semanas. El líder naranja enumeró todos los consistorios en los que ambas fuerzas gobiernan conjuntamente y otros, como Torrent, en los que negocian para que así sea, para requerirle al president que respetara a su formación cuando se le falta el respeto en la Cámara. Si finalmente hay fumata blanca la próxima semana, la munición para los naranjas para tratar de agritar al Botànic cada vez que tengan ocasión, está asegurada. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email