GRUPO PLAZA

ciudadanos ataca con las camisetas y puig evita de nuevo DEFENDER a su vicepresidenta

La oposición en bloque centra el 25N en embestir a Oltra por la gestión del abuso a la menor tutelada

26/11/2021 - 

VALÈNCIA. El 25N, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, tuvo este jueves en les Corts Valencianes tan sólo unos pocos minutos de unidad entre los partidos: los dedicados al reconocimiento a las víctimas. A partir de ahí, la oposición fue directa a atacar la gestión del Consell en materia de Igualdad y de una persona en concreto, Mónica Oltra, durante la sesión de control a Ximo Puig. Pese a las alusiones a su corresponsabilidad, éste mantuvo un discurso expositivo sobre los logros, evitó en todo momento entrar en las acusaciones y sorteó una vez más defender a la vicepresidenta. Y ya van varias.  

La jornada comenzó con una puesta en escena por parte de Ciudadanos que más bien fue El Retorno. Los diputados de la formación naranja aparecieron en el hemiciclo luciendo el estilo de camisetas que hicieron famosa a Oltra allá por 2009, cuando fue expulsada de un pleno tras negarse a quitarse una con la imagen de Francisco Camps y el cartel en inglés 'Wanted. Only Alive' ('Se busca. Sólo vivo'). Ayer, la protagonista de la prenda era ella bajo la leyenda 'Oltra vete ya' para pedir su dimisión. 

Arrancó la sesión de control a Puig y la primera que disparó fue la portavoz parlamentaria del PP, María José Catalá, quien siguió una línea similar a la de su discurso en el Debate de Política General. "¿Quién está protegiendo a las menores tuteladas en este momento? El Síndic de Greuges le está diciendo a la vicepresidenta desde hace tiempo que elabore la estrategia autonómica de erradicación de la violencia sobre la infancia y la adolescencia. Es una absoluta necesidad", afirmó. Igualmente, volvió a criticar la condena del exmarido de Oltra por abusar sexualmente de una menor y le cuestionó a Puig por la petición de investigación a la Comisión Europea sobre abusos en centros de menores de la Comunitat.

Mónica Oltra, este jueves en Les Corts. Foto: CORTS/INMA CABALLER   

Catalá también censuró la enmienda que han presentado conjuntamente los socios del Botànic (PSPV, Compromís y Unides Podem) para incluir la "violencia obstétrica" en la ley valenciana de violencia machista, una propuesta que ha generado el rechazo de estos colectivos profesionales. En este sentido, reprendió al tripartito por "dejarse llevar por ese falso feminismo" y "criminalizar" a los sanitarios.

En su réplica, Puig no defendió la gestión de Oltra ni hizo mención alguna a la polémica enmienda de la violencia obstétrica, en la cual el PSPV no se encuentra nada cómodo y se desmarca de sus socios. Sí precisó que el pleno del Consell aprobará hoy viernes la estrategia de erradicación de la violencia sobre la infancia y la adolescencia y garantizó que contará con "todos los medios disponibles", no solo los de Igualdad, para atender a "los más débiles".

Las intervenciones de los populares siguieron con la de la diputada Elena Bastidas. "Aquí se han negado a investigar el caso de abusos a una menor tutelada sobre el cual la justicia señaló en dos ocasiones desprotección y humillación. Se tapan los ojos y los oídos y quieren silenciar a los demás. ¿A qué espera usted para cesar a la señora Oltra y lanzar el mensaje de que las instituciones están para proteger a las mujeres y no a los políticos?", interpeló a Puig. 

"Están haciendo una cacería"

Pero no fue él quien respondió, sino la vicepresidenta de la Generalitat. "Ustedes vienen aquí a criminalizar al sector de la psicología, de las periciales, de los educadores, de los funcionarios de la Conselleria que gestionan estos asuntos... y luego nos acusan a nosotros de hacer eso con la violencia obstétrica. Todo porque no tienen argumentos políticos y están haciendo una cacería", señaló la aludida. 

La cosa siguió en lo que ya fue adquiriendo tintes de pleno monográfico. La síndica de Ciudadanos, Ruth Merino, enfundada en la camiseta que pedía que Oltra se marchara, elevó el tono y de su alocución, más cercana a la que mantiene el PP. Apelando directamente a los miembros del Gobierno autonómico, les reprochó que su "silencio cómplice ante los abusos sexuales a menores tuteladas les desacredita absolutamente para erigirse como defensores del feminismo y de la lucha contra la violencia hacia las mujeres". 

Ruth Merino, en la tribuna con la camiseta de 'Oltra vete ya'. Foto: CS/PABLO GOBERNADO   

Seguidamente, se dirigió a Puig para preguntarle si "no le da ni un poquito de vergüenza tener una vicepresidenta que, según indican dos sentencias judiciales, no ha protegido a una menor tutelada víctima de abusos sexuales". Y, por último, a la diana de las dianas: "Señora Oltra, ha llegado la hora, asuma sus responsabilidades políticas y dimita". 

Merino calificó de "hipócrita" el feminismo del Consell y le cuestionó al presidente sobre si cree que el Gobierno autonómico "está haciendo lo suficiente para erradicar la violencia contra la mujer y lograr la igualdad entre hombres y mujeres", recordando que del Pacto Valenciano contra la violencia de género "todavía tiene un 34% de medidas sin ejecutar". 

Puig eludió el asunto de nuevo, como ya ocurrió durante el Debate de Política General, y únicamente puso en valor la gestión de su Ejecutivo. Pero Ciudadanos continuó. La parlamentaria María Quiles insistió en preguntarle a Oltra. "¿El abuso a una menor es violencia o no? Hemos probado con su lenguaje, el de las camisetas" señaló.

Marzá, junto a Oltra

Si con el PP fue la vicepresidenta de la Generalitat la que salió a defenderse a sí misma, aquí lo hizo el conseller de Educación, Vicent Marzá, quien realizó un fervoroso discurso en favor de la gestión de Oltra dándole las gracias y de ataque a la oposición: "Ustedes traspasan todos los límites con sus acusaciones contra una persona que ha trabajado por la Igualdad. Quieren destruir humanamente a alguien porque no les gustan sus políticas de avance. No sólo no tiene que irse, sino quedarse muchos años". 

Por su parte, Vox se centró especialmente en la enmienda sobre violencia obstétrica. Su portavoz, Ana Vega, tildó de "auténtica barbaridad" equipararla con violencia machista y "criminalizar" a los sanitarios.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email