GRUPO PLAZA

la ciudad y sus vicios

De profesión, creadores de vídeos: la generación que está renovando la mirada desde Valencia

Las productoras independientes que están conformando un audiovisual valenciano propio. Espontáneos, algunos con rastro televisivo, poniendo una nueva imagen al mundo

21/01/2017 - 

VALENCIA. Comenzando a degüello se les pregunta a todo un reguero de nuevas (más o menos nuevas) y pequeñas (más o menos pequeñas) productoras audiovisuales asentadas en la ciutat, surgidas tan espontáneamente como la necesidad determina, si creen que ha cambiado la mirada desde Valencia, esa manera de enfocarse a uno mismo y a los demás desde aquí.

Los más grandes (en tamaño), Montaña Studio, comienzan: “Sí que se nota que comienza a existir una especie de nueva escena audiovisual. Existen nuevas empresas creativas que han surgido en los últimos años, talento que viene de Madrid o Barcelona generando nuevos focos de producción, etc. Hay gente haciendo cosas muy interesantes en cuanto a forma y en cuanto a contenido. E incluso en cuanto a la estructura propia del negocio y del sector están surgiendo novedades de forma muy natural y muy orgánica, nosotros estamos desarrollando un modelo de productora diferente más centrada en la creación de contenido y comunicación para marcas. Tenemos perfiles en nómina que otras productoras ni se lo plantearían, la forma de trabajar y de producir es diferente, la forma de aproximarse a los proyectos. Ponemos el foco en hacer videos de puta madre y todo lo que podamos aportar a ese proceso cabe dentro de la forma de trabajar”.

Las Corinne Films consideran que es un asunto extralocal, que lo que está cambiando son otras cosas, como la escala, el prisma, el estilo; aquí y allá: “No creo que sea algo exclusivo de Valencia, pero sí creemos que, al margen de las grandes productoras de toda la vida, han nacido nuevas productoras más pequeñas como nosotras que apuestan por un contenido muy trabajado, pero a una escala más reducida. Cada día hay más competencia a nivel local, y eso es algo que, lejos de sentirlo como una amenaza, nos alegra porque significa que esto marcha. En Valencia, no sólo a nivel audiovisual, se nota que hay ganas”.

Los chico de LPG ven en la democratización técnica una vital apertura de compuertas: “La revolución y democratización de los medios hace que todas las personas con sensibilidades audiovisuales y artísticas puedan llevar a cabo sus ideas. La calidad y la sensibilidad a la hora de comunicar mediante la imagen en movimiento va en aumento en la comunidad. Creemos que se ha superado el perfil del snob que quiere dedicarse al cine y no puede. Hoy personas de todo tipo se acercan al audiovisual y eso le ha dado una nueva mirada, creando y rescatando estilos como grabar cámara en mano (Gorila Style) o la pasión por una estética muy cuidada en la fotografía. También se le está sacando partido a la luz tan especial de Valencia y que los objetivos de cámaras mucho menos luminosas parecían haber olvidado”.

Para Kill The TV lo que se ha extinguido es otro tipo de mirada: “Por lo menos lo que ya no existe es la vieja mirada: la de la Valencia cutre. La verdad es que aquí siempre vamos un poco por detrás de Madrid y Barcelona. Pero sí hay gente que hace cosas muy interesantes. En la misma Cápsula, el estudio compartido en el que trabajamos, hay un buen puñado de ejemplos. Antoni Sendra (Podenco) está ahora mismo en un nivel muy superior a la media, haciendo cosas para los mismísimos Green Day. O Pepe Ábalos y Jonathan Cremades, que además de tocar en Siesta!, producen videoclips y videos publicitarios muy interesantes. También está Marc Guardiola, elegante realizador que está al frente de La Mafia. Entre todos ellos cuentan con varios Staff Picks, que son algo así como los Oscars de la plataforma Vimeo. Ojalá nos caiga alguno a nosotros”.

Anker Prod, formado por Lucía y Jose, reafirman el nuevo enfoque desde Valencia: “Nosotros somos de los valientes que apuestan por ésta como una ciudad de referencia. Viajamos muchísimo por trabajo y hemos vivido en Madrid, pero siempre hemos pensado que la calidad de vida que ofrece Valencia no tiene comparación. Desde hace unos años, la gente joven está intentando potenciar las cosas geniales que tiene Valencia y eso se nota desde fuera. Nosotros conocemos a mucha gente que se está viniendo de Barcelona o Madrid a vivir aquí, gente incluso que ni es de, pero esto demuestra que está cambiando y que a la gente joven, creativa y emprendedora le gusta. Otra cosa que nos encanta, es el nuevo carril bici que están construyendo a lo largo de la antigua muralla. Ojalá dentro de unos años podamos hablar de Valencia como ciudad ciclista de referencia en Europa”.

Ahora que hemos cogido carrerilla y acelerón, retrocedamos en el tiempo. Cómo nacieron. El mapa de quienes despuntan o asestan bocados al palmarés audiovisual escupe epifanías que tienen que ver la reinvención y el renacimiento. 

Montaña Studio, figura maternal para muchos de los nacidos recientemente, despuntó por el crecimiento satelital de Joaquín Ruiz. “Nace a finales de 2013, yo acumulaba unos cuantos años trabajando como realizador freelance y por el volumen de trabajo y las perspectivas que tenía en ese momento decidí montar una productora para dar un pequeño salto tanto en calidad como en cantidad”. Kill the TV manifiesta sus principios fundacionales en su propio nombre. Tras trabajos detrás de las cámaras de Canal Nou, una encendida distinto: “Llevamos unos 20 años en el sector, pero Kill the TV nació hace unos 3 o 4. Hicimos mucha tele en el pasado y aprendimos mucho de ello. Pero llegó un momento en que nos planteamos hacer otro tipo de trabajos e intentar disfrutar con cada uno de ellos. El nombre surgió tras el último desengaño televisivo: la productora para la que trabajábamos no pagó, así que fue una manera de canalizar el cabreo y desde entonces nos decidimos a no hacer más tele”.

Señal generación. La vida en los márgenes de la televisión. Cuando las Corinne (Paula, Carmen y Adri) nacieron su última aspiración era la televisiva. “Nuestra productora nace, sin nosotras saberlo, en el verano de 2012 en Berlín. Aquel verano estuvimos haciendo un workshop con una directora de fotografía. Preparamos un cortito de animación analógica en el que la protagonista se llamaba Corinne. Habíamos elegido ese nombre porque, por aquellos tiempos, escuchábamos mucho el tema “Corinne” de Metronomy. En ese momento empezó todo”.

Anker Prod unió la química, la física y la academia: “nos conocimos estudiando comunicación audiovisual en la universidad y allí se creó tal conexión que a parte de ser pareja decidimos montar una pequeña productora juntos. Era 2013 y había mucho menos trabajo que ahora, nos aconsejaron que buscásemos prácticas en alguna empresa pero fue imposible, las productoras nos decían que no tenían trabajo ni para los de dentro, que no podían coger becarios. Pusimos todo nuestro empeño pero lo mejor que encontrábamos eran cosas no remuneradas y en las que había que marcharse fuera, así que finalmente decidimos hacer las maletas e irnos a vivir a Madrid. Sin contactos, sin dinero, sin prácticas, solo con nuestras ganas. Allí hicimos contacto con muchas agencias de comunicación y publi con las que todavía trabajamos. Pero por supuesto, echábamos de menos la terreta”.

Iván y José, LPG, ejemplifican la cotidianidad de subir unos vídeos (muy-bien-hechos) a YouTube y… boom. “Agosto 2009. En crisis, en el paro y con ganas de darle uso a esa nueva prestación que tiene la cámara de fotos, el video. Nos apasiona y tenemos experiencia, pero nuestro equipo personal se limitaba a la foto. Llega esta nueva prestación y damos el salto a las nuevas 5D MARKII de canon, emocionados por su calidad y el recién llegado FullHD decidimos hacer un videoclip a un chico de nuestro vecindario sin mas pretensiones que testear esta nueva función. Después de subirlo a Youtube (una novedad para nosotros como realizadores) vimos la repercusión, la novedad de ver comentarios al instante del trabajo y decidimos crear un canal. Con apenas dos videoclips en Youtube comienzan a llegarnos mensajes de personas interesadas en contratarnos. Decidimos dar el salto, ponerle nombre, crear web, mail, redes sociales. Un par de años después estábamos realizando videoclips para la discográfica Sony Music y haciendo vídeos para redes sociales de empresas como Mapfre, Vondom o El Mundo”.

La plataforma de vídeos Vimeo es la mejor carta de presentación. En el de Montaña -catorce trabajadores- se extienden vídeos para Lois, Nautalia, Paella Emoji y La Fallera, Burger King o el cantante Brian Hunt. “Mientras unos unos están rodando, otros están desarrollando ideas, otros postproduciendo… Que cada proyecto y cada jornada sea diferente es una de las cosas que más nos gusta de nuestra profesión”.

Anker Prod, una empresa formada por Jose y Lucía.

Los dos integrantes de Anker Prod, con 26 años, se han especializado en amor. “Nos dedicamos a hacer muchas "destination weddings" por todo el mundo así que un día normal podría ser levantarse a las 05h para coger un vuelo con 3 escalas a Hawaii para grabar allí una boda o podría ser estar en nuestra casa/estudio en Valencia editando algún proyecto tranquilamente. Intentamos crear algo de rutina pero es inútil, vivimos en un caos continuo que nos gusta más de lo que queremos reconocer. Estar un lunes en Barcelona, un jueves en Sevilla y un viernes en San Francisco es cansado pero estimulante. Esas parejas, corren con todos los gastos y están súper agradecidas de que puedas estar en su boda. Ha sido realmente una pasada y una locura. Una de las cosas más sorprendente que hemos grabado fue una boda hindú en Los Ángeles en la que íbamos súper perdidos con todas las tradiciones tan diferentes a las nuestras. De pronto hicieron una especie de "pasillo" unas 100 personas con un altavoz con música india a toda os**a por el paseo de las estrellas (Hollywood Boulevard), estábamos flipando tanto que casi se nos olvida darle al botón de grabar”.

En el portfolio de las Corinne van acumulándose vídeos para artistas como Soledad Vélez o marcas como Jägermeister o Muchoviaje. “Fue una sorpresa absoluta que nos llamaran para decirnos que en una semana íbamos a estar rodando un viaje en Punta Cana”. Aunque verdaderamente lo que más les colma es: “a Carmen el momento bañera en los hoteles, a Paula que la lleven de viaje es la recompensa definitiva y a Adri, con que el rodaje le permita almorzar, es feliz”. Bien.

Los Kill the TV, esto es Iñaki y Ferran, siguen la suela de los músicos con constancia. Un Vimeo repleto de vídeos para Jägermusic Live, Lanzadera, Marina de Empresas, Alhambra, Deleste… El 50% de su tiempo rodando por la carretera. Y claro, pasan cosas: “gracias a hacer lo que hacemos hemos podido estrechar la mano de algunos de nuestros ídolos, como Fermín Muguruza. El mismo Lemmy Kilmister de Motörhead nos dedicó una cara de asco en su último concierto en España antes de morir. También fue mítico el momento en el que compartimos piscina de hotel con Belén Esteban”. Insistimos, pasan cosas: “Estuvimos rodando un concierto de metal en el que la banda salió a actuar y lo primero que hizo fue pegarle fuego al escenario. Estábamos en el foso grabando. El grupo empezó a tocar y entonces entendimos por qué algunos compañeros llevan tapones en los oídos”.

Los chico de LPG, Iván y José, con sus armas en la mano.

En plena era en la que las píldoras audiovisuales tienen un recorrido eminentemente líquido, adaptado a infinidad de pantallas, qué debe tener un buen vídeo, ¿eh?

  • “Debe transmitir. Da igual la calidad, el formato, los medios... Si consigue transmitir alguna sensación de manera potente, gustará y será viral” (LPG prod).
  • “Un buen vídeo debe transmitir algo. Miedo, esperanza, alegría, sensibilidad, tristeza, ansiedad... Ese algo creemos que se consigue siendo sincero con lo que uno está rodando y editando. Desde esa postura, el resultado final será bueno” (Corinne Films).
  • “Por forma o por contenido, todo vale. Lo que creo que marca que un video sea bueno es que sirva para algo, es decir que de alguna forma le interese a su público” (Montaña Studio).
  • “Depende de qué tipo de video te plantees. Nosotros somos de pensar que menos es más, hay gente que por meter una grúa, dos drones, tres steady cam y siete focos piensa que van a salir mejor las cosas. Cada proyecto tiene unas necesidades y por supuesto pensamos que hay que adaptarse a ellas. El audiovisual lleva años cambiando, y no para de cambiar, así que vivimos en un sector en el que siempre hay que estar renovándose y estando al día” (Anker prod).
  • “Lo principal en un buen vídeo es una buena historia. Da igual que vendas música, cerveza, un licor o zapatillas. No vale solo con una imagen cuidada y una música bonita. Eso aburre. En el tiempo que vivimos, los videos de más de un minuto ya nos parecen largos. Si no consigues enganchar al espectador en los primeros 10 o 15 segundos estás perdido, así que intenta contar algo interesante o tu video se perderá para siempre en el infierno de YouTube” (Kill The TV).

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email