GRUPO PLAZA

desayuno organizado por valencia plaza e iti

'Espacios de datos', compartir información entre empresas para impulsar el crecimiento

13/12/2021 - 

VALÈNCIA. Compartir datos entre empresas va a ser clave en la evolución del modelo productivo y el crecimiento de las economías. Así se apuntó en el desayuno organizado por ITI y Valencia Plaza en el SH Valencia Palace sobre 'Espacios de datos para la industria' al que asistieron Sonia Tirado, directora general de Innovación de la Generalitat Valenciana, Laura Olcina, directora gerente de ITI, Daniel Sáez, director de Transferencia Tecnológica e Inteligencia Competitiva de ITI, Eva Giner, gerente de Innovación de SPB y Sergio Vilanova, director Transformación Digital y Organización en Grupo Gimeno.

También estuvieron presentes Juan Jiménez, director de Industria en Laberit, José Vilar, director de Operaciones en Nunsys, Miguel Juan, socio director en S2 Grupo, Simon Van Olmen, CEO en Multiscan Technologies, Miguel Montesinos, CEO de Prodevelop, Enrique Ruiz, director de Tecnología e Innovación de Disid y José Manuel Ferri, director de Operaciones de Ahora. 

La evolución en la eficiencia y competitividad de las empresas pasa por tener un control más exhaustivo de sus datos de fábrica con el fin de optimizar sus procesos, e incluso abrirse a nuevos modelos de negocio. En este sentido, ITI lidera el proyecto Inddis, que cuenta con el apoyo de la Conselleria de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, de la Generalitat Valenciana, con el que se busca el diseño, la creación y la puesta en marcha de un prototipo de Espacio de Datos para la Industria de la Comunitat Valenciana. 

Estos espacios de datos ofrecen a las empresas industriales un lugar seguro y confiable, en el que poder optimizar y extraer todo el valor de sus datos, a través de la aplicación de tecnologías como la inteligencia artificial y el big data, mejorando sus procesos en cada una de las fases de su cadena de valor. "Los espacios de datos tratan de fomentar la economía basada en el dato y el conocimiento. Se trata de un concepto que pone en marcha la estrategia europea de datos para garantizar la soberanía de éstos por ciudadanos y empresas", explicaba Daniel Sáez, director de Transferencia Tecnológica de ITI. Sin embargo, lo novedoso de estas colaboraciones entre empresas y usuarios hace que todavía no se puedan contar casos de éxito ni el retorno de la inversión, por lo que la Comunitat Valenciana se adentra en terreno de pruebas. 

"Inddis es un proyecto piloto para fomentar que las empresas tanto industriales como tecnológicas se sumen a la compartición del dato. Los datos se han explotado siempre, ahora se trata de compartirlos", destacaba. A través de este programa, el ITI ofrece a las empresas industriales un diagnóstico de sus datos y de su explotación, acceso a su nodo para la organización de los mismo, trabajar en su calidad e identificar sus retos. Además, ayudan a abordar sus sistemas legales y éticos, "el marchamo de calidad cuando se habla de inteligencia artificial".

Al otro lado, las empresas tecnológicas, a quienes les dan acceso al espacio de datos y les ayudan a desarrollar los suyos propios. "Vamos a desarrollar productos mínimos viables para aumentar el data sharing y generar un win win con la cadena de valor de las compañías", señalaba. Un lenguaje para el que todavía es necesario generar un estándar y que está en vías de fraguarse a través de iniciativas europeas como Gaia-X, marco en el que se moverán 500 millones de euros para espacios de datos enfocados, en gran medida, a turismo y salud.

Un modelo que será diferente dependiendo del sector. "En salud es más viable que sea la administración quien los gestione, por ejemplo", señalaba Sáez. Sin embargo,  no espera que este tipo de sistemas estén totalmente operativos e integrados como espacios abiertos antes de 2025. 

La necesidad de evangelizar

Desde el ITI recalan la necesidad de evangelizar acerca de la cuestión y de insistir en la repercusión positiva de compartir datos tanto para la evolución de las tecnologías como par mejorar la toma de decisiones. Eso sí, siempre garantizando la protección de datos y anonimización de los mismos. "El objetivo del proyecto es tecnológico pero también busca dar a conocer y fomentar la economía del dato. Visibilizar el potencial del nicho de mercado", insiste Laura Olcina, directora de ITI. Mientras, Sáez apuntaba al valor de estos modelos no solo en el turismo y la salud, sino también en la movilidad, la industria y el agroalimentario.

"En las empresas hay una brecha digital y tenemos que hacer un esfuerzo como administración para orientar los fondos que vienen para digitalización, que cada empresa reciba en función de sus necesidades y que las ayudas económicas puedan ir precedidas de esa cultura que muchas empresas todavía han incorporado", señalaba Sonia Tirado, directora General de Innovación de la Generalitat. 

En este sentido, Tirado destacaba el dato como prioridad de Gobierno, incluso a nivel de administración y recordaba que no se acaba el mundo por compartir. "Necesitamos que se haga una prueba de concepto en un entorno de confianza", recalcaba. "Compartir datos parece una desventaja competitiva pero, si miras con luces largas, es mejor. La información se armoniza y se protege adecuadamente para generar un entorno de confianza que luego permita mejorar la toma de decisiones y crear nuevas líneas de negocio". En este sentido, planteaba la administración como un ente neutral que pudiera avalar y controlar dichos datos. 

La complejidad de los datos

Eva Giner, gerente de Innovación de SPB, recordaba que muchas fuentes de datos no están conectadas entre sí y en muchos casos las empresas siguen sin tener claro cómo sacar partido a las mismas si no se han acogido a algún programa que les ha obligado a estructurarlo y hacer una limpieza previa. "Lleva un cierto trabajo explotarlos y esta es la principal barrera que nos encontramos nosotros ahora que estamos trabajando con ellos", apuntaba y destacaba que, en algunas ocasiones, la transmisión de la información entre las compañías tecnológicas que trabajan con éstos y la industria no se hace entendible.

Mientras, Sergio Vilanova, director de Transformación Digital y Organización en Grupo Gimeno, afirmaba que cada vez más están orientados a la explotación del dato pero surgen problemas como el del gobierno del dato y las estrategias con los mismos. "El retorno no tiene el porqué ser directo y puede ser una alianza para que, alguien de tu cadena, te pueda prestar un mejor servicio", señalaba. Juan Jiménez, director de Industria en Laberit, apuntaba a la necesidad de ver cómo se moviliza el dato. "Tenemos que ir con proyectos, trabajar más cercanos a la empresa y dar soluciones paquetizadas y no hablar solo de soluciones generales y tecnología", señalaba.

José Vilar, director de Operaciones en Nunsys, recordaba que las empresas están en niveles muy distintos en cuanto a la madurez de los datos. "Muchas veces llegan a conclusiones erróneas porque el dato de origen no es de calidad", reconocía. "A veces hay serendipia informativa y se generan falsas informaciones". Mientras, Miguel Juan, socio director en S2 Grupo, apuntaba a la necesidad de mezclar el altruismo de ceder datos y darle garantía a las empresas de que hay una protección. "En el sector de la ciberseguridad tenemos millones de datos pero, ¿qué se hace con ellos? Cuando hacemos proyectos de I+D a veces el cliente no entiende que esos datos pueden producir un beneficio. En cada sector iremos teniendo una idea clara con el tiempo en qué sentido debemos recoger los datos", señalaba. 

¿Qué beneficio aporta el compartir?

Enrique Ruiz, director de Tecnología e Innovación de Disid, apuntaba a la necesidad de perfiles expertos en infraestructuras e integración de datos además de en machine learning. "Necesitamos también científicos de datos y consultores de negocio que le den sentido a todo lo que hay para que le dé valor e ingenieros de software. Al final, atacándolo desde todos los puntos de vista, se trata de obtener información que hasta ahora pasaba desapercibida". José Manuel Ferri, director de Operaciones de  Ahora, también señalaba la importancia de acudir al cliente con proyectos concretos. "Las empresas que ya están ahí pueden avanzar y ser más referentes y los que todavía no están ven un gancho", destacaba.

Además, insistía en la necesidad de que se desarrollen este tipo de plataformas para compartir y el apoyo de la administración, quien debe actuar como árbitro imparcial. "En el mundo de la salud nadie daría sus datos a una farma, pero a la administración sí", destacaba. "Cuando una empresa comparte datos, a medio plazo se pueden generar sistemas que le pueden ayudar en la gestión", apunta. "En ciberseguridad, por ejemplo, nos da inteligencia  para combatir las amenazas porque los delincuentes sí comparten la información, pero no las empresas".

En el caso de la compañía Multiscan Technologies, su CEO, Simon Van Olmen, explica cómo en su caso les interesa todo los datos de funcionamiento de la máquina para mejorar el mantenimiento. "Tenemos dificultades para acceder a los datos porque las máquinas están en diferentes industrias y no es fácil. Este año tenemos un proyecto para tener más máquinas conectadas y poder acceder a más datos de mantenimiento, pero algo tenemos que darle a la industria a cambio", señala. Pepe Ferri, director de Desarrollo de Negocio de Prodevelop, las empresas tienen que obsesionarse más con el dato y menos con el algoritmo. "Cuando alguien de la industria necesite entrenar un algoritmo te pedirá datos. El machine learning es orfebrería pura. Al final creo que las empresas tienen que obsesionarse por tener datos porque, sino, cuando el algoritmo esté listo no van a poder explotarlo.  Almacenemos los datos porque los vamos a necesitar", insistía.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email