GRUPO PLAZA

La directora del Instituto de Conservación, a juicio por malversación en la restauración de libros antiguos

Foto: KIKE TABERNER
1/12/2021 - 

VALÈNCIA (EP). La directora del Instituto Valenciano de Conservación, Restauración e Investigación (IVCR+i), Gemma Contreras, se sentará en el banquillo de los acusados por presuntamente malversar en la restauración de libros antiguos, según han confirmado a Europa Press fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana.

Contreras, que se enfrenta a cinco años de prisión --tal y como le reclama la Fiscalía--, fue nombrada en agosto directora del IVCR+i y anteriormente había ocupado el cargo de subdirectora del antiguo Ivacor.

La actual directora será juzgada ante la Audiencia Provincial de Valencia después de que el Juzgado de Instrucción número 4 de València haya dictado auto de apertura de juicio oral por los delitos de prevaricación y malversación, tal y como ha adelantado este miércoles Las Provincias.

En su declaración en instrucción, Contreras aseguró ante el juez que no tenía competencia en materia de contratación de personal y facturación ni recepcionaba las piezas, ya que solo hacía el presupuesto técnico y profesional. Se cuestiona la restauración por parte del organismo público de 12 libros antiguos sin presupuesto ni contraprestación económica y la contratación de unas 50 trabajadoras autónomas sin proceso selectivo.

La causa parte de la denuncia que interpuso la Confederación General del Trabajo (CGT) en Fiscalía por presuntas irregularidades entre los ejercicios 2011 y 2012 en el Ivacor, entidad de derecho público de la Generalitat que tuvo encomendadas hasta su extinción --en enero de 2013-- competencias directas de política cultural del Consell relativas a la gestión en materia de conservación y restauración de bienes culturales de naturaleza mueble.

El ministerio público, tras estudiarla, decidió remitirla al juzgado y pidió que se abriera una investigación judicial al ver posibles delitos de prevaricación y de malversación de caudales públicos.

CGT denunció en su momento que el auditor Luis Caruana habría solicitado la restauración de 12 libros antiguos procedentes de su colección particular a Ivacor y que la misma se realizó con medios técnicos y recursos humanos de la administración pública --con trabajadoras de plantilla y autónomas contratadas ex profeso-- sin que mediase presupuesto ni contraprestación económica o convenio de colaboración o cualquier otro tipo de apoyo contractual que justificase la realización de los trabajos.

Las restauraciones --siempre según el mismo escrito del sindicato-- se hicieron "por orden directa" de Contreras y "con la aprobación" de la exdirectora Carmen Pérez. Duraron al menos 15 meses, desde diciembre de 2011 hasta siempre de 2012. Estimaba que el importe de los recursos humanos utilizados podría ascender a la cantidad de 100.000 euros, sin contar los costes de los talleres ni los materiales empleados.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email