GRUPO PLAZA

así han sido las primeras doce horas del departamento de torrevieja en manos de sanidad

Dos partos, 58 atenciones y 100 contratados: las primeras horas de Torrevieja en manos de Sanidad

17/10/2021 - 

TORREVIEJA. “¡Lo que nos ha costado!”, exclamaba una responsable de la conselleria de Sanidad a Ana Barceló mientras se fundían en un fuerte abrazo a las puertas del vestíbulo principal del Hospital Universitario de Torrevieja. La consellera de Sanidad llegaba este sábado a las 9:30 horas al centro hospitalario ya como dependiente de forma directa de la Generalitat. A las puertas del vestíbulo le recibía el nuevo equipo directivo y figuras responsables competentes de la reversión. En el entorno ya no quedaba ningún rastro de la marca Ribera, concesionaria durante los últimos 15 años hasta las doce de la noche del viernes. Para la consellera, el hecho de que el Departamento haya pasado a gestión pública “es un éxito de toda la sociedad valenciana”.

Ni rastro de distintivo, marca o icono alguno de la empresa en los principales espacios del centro. A primera hora de la mañana, y tras toda la noche trabajando, un equipo de operarios había retirado toda la cartelería, luminosos e indicativos con la marca de la empresa y colocaba las pegatinas, cartelerías y vinilos con los logotipos de la Generalitat Valenciana. Las pancartas con el mensaje “No a la reversión” que se colocaron en distintos puntos del recinto –interior y exterior- hospitalario también se han retirado. Solo queda la enorme valla publicitaria en la rotonda de acceso al hospital.

Tras saludar a los jefe de servicio, Ana Barceló, ha mantenido una  reunión de algo más de una hora con el nuevo equipo directivo. En las  primeras doce horas en las que el hospital –y todo el Departamento- está  en manos de la Conselleria no se ha registrado ninguna incidencia y  toda la actividad asistencial se ha desarrollado con normalidad, según  ha afirmado la nueva gerente, Pilar Santos. En esas primeras horas  iniciales se han producido dos partos y 58 atenciones.

La mañana  ha sido tranquila en cuanto a asistencia de pacientes. El grueso de  movimiento de personas en las instalaciones ha sido por las recientes  contrataciones. Hasta 100 personas se han incorporado entre este fin de  semana y los próximos días para de manera urgente atender la carencia de  personal tras finalizar muchos contratos eventuales a día 15 de octubre  más los casi 200 que Ribera finalizó el 30 de septiembre.

En el  área de consultas externas, sin pacientes al ser sábado, el nuevo  personal que había sido convocado entregaba la documentación, algunos de  ellos recibían las indicaciones de supervisores o fijaban las  plantillas, horarios y puestos. Muchos han empezado este mismo sábado.  Este personal de refuerzo se añade a los 1.079 profesionales que se han  subrogado, procedentes de la empresa concesionaria, a los que hay que  sumar otros 71 trabajadores estatutarios, que ya dependían de la  Conselleria de Sanidad. Con el último decreto, la Generalitat ha creado  un total de 1.889 plazas para todo el Departamento que a lo largo de los  próximos días y semanas, y atendiendo a las necesidades se irá  cubriendo.

Barceló reiteraba que se traba de un día muy  importante. “Nuestro objetivo es mejorar la calidad de la prestación  asistencial que atiende a todos los ciudadanos” señalaba. No obstante ha  remarcado que “nos hubiera gustado haber tenido la información mucho  antes para haber podido planificar de una forma más ordenada”.

Entre  las opiniones de usuarios del Hospital recabadas este sábado había de  todo tipo. A algunos les parecía indiferente el cambio de gestión, otros  que de momento no tenían queja, otra familia prefería la gestión  privada, pero de entre todas ellas resaltaba con mucha rotundidad la de  una familia. “Lo veo muy  bien [que pase a gestión pública]” expresa con vehemencia una mujer.  Asegura que desde que le comunicaron a la empresa que se haría la  reversión “han quitado médicos y la atención en algunos casos ha sido  fatal” añadía.

La alegría entre el personal, representantes y  miembros de varios sindicatos –no han asistido todos- era muy evidente.  Algunos de estos expresaban alivio de que llegara el día de la reversión  al sentir el desahogo de  una presión, según señalan, que venían  teniendo cuando lo gestionaba la empresa.

Ahora se abre un periodo  de 30 días para verificar en el plano  cuantitativo y cualitativo los  bienes e infraestructuras que Sanidad ha  recepcionado. “El Consell se  compromete a invertir en todas las  necesidades que se requieran para una  asistencia de calidad” añadía. De  hecho por la tarde, al menos dos  camiones con grandes dimensiones han  descargado en el hospital material  sanitario.

Otra de las primeras medidas adoptadas es la reapertura de una planta que estaba cerrada con unas 25 camas. Hace diez días, los sindicatos mayoritarios, CSIF, SATSE, Sindicato Médico y USAE, denunciaban que la empresa había cerrado más de 30 camas para esta última quincena que le restaba como concesionaria.

Los   días previos a este momento de la reversión los ha protagonizado la   acusación de la empresa al comisionado de un supuesto delito de robo de   un programa informático de gestión de pacientes y por otro lado, el   informe del área de Intervención de la Generalitat. En el primer   escenario Barceló ha señalado que desde la Guardia Civil –abrió una   investigación- no se les ha trasladado ningún tipo de comunicación ni  se  han puesto en contacto con la conselleria. Según asevera, los  primeros  informes del expediente de investigación que se ha abierto  desde la  conselleria “no se ha extraído ningún dato que esté  protegido”. Enfatiza  que se ha actuado de buena fe y ha querido  desmentir que se hayan  extraído datos confidenciales que estén sujetos a  la Ley de Protección  de Datos.

Respecto al segundo asunto ha señalado que “no le preocupa” el informe de Intervención en el que advierte, como adelantó Valencia Plaza,   del riesgo de litigiosidad al ejecutar la reversión sin ajustarse   estrictamente a la Ley de Estabilidad, ya que el expediente para la   reversión no incluye informes económicos que demuestren lo que afirma  la  Conselleria de Sanidad: que la gestión directa del departamento y la   asunción de toda su plantilla como personal laboral a extinguir no va a suponer un sobrecoste para las arcas autonómicas. Y no le   preocupa al remitirse al auto que emitió el mismo viernes el TSJ  avalando la decisión de la Conselleria y desestimando por sexta vez los   recursos interpuestos por la empresa.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email