GRUPO PLAZA

El Ayuntamiento de Valencia quiere vender las Harley que Rita Barberá compró para la visita del Papa

Las seis motos costaron 82.000 euros y fueron motivo de una polémica entre los entonces concejales José Luis Ábalos (PSPV) y Miguel Domínguez (PP)

22/09/2015 - 

VALENCIA. El Ayuntamiento de Valencia quiere vender las seis Harley Davidson Road King de la Policía Local que el consistorio compró en tiempos de Rita Barberá. Las motos se adquirieron con motivo de la visita del Papa Benedicto XVI en 2006 y tuvieron un coste para las arcas municipales de 82.000 euros.

La adquisición de las Harley fue motivo de una polémica entre los entonces concejales José Luis Ábalos (PSPV) y Miguel Domínguez (PP), responsable por aquellas fechas de la Policía Local. El primero acusó al consistorio de Barberá de malgastar caudales públicos para “hacerse una foto” en una actitud que calificó de “provinciana”, al tiempo que denunciaba la situación de precariedad en la que se encontraban los funcionarios mientras el consistorio hacía gastos suntuarios. Domínguez justificó la compra y desde el PP se defendió que era una buena decisión porque se adquirían con un descuento de 8.000 euros por unidad.

El tiempo sin embargo ha dado la razón a Ábalos, ya que las famosas Harley, que estuvieron además circulando un tiempo sin matrícula, han sido carne de depósito y han pasado más tiempo en los almacenes de la Policía Local que en la calle. Aunque es cierto que se han empleado en contadas ocasiones para escoltas de gala o la grabación de vídeos promocionales, la realidad es que las motos son poco utilizadas porque son poco prácticas. Entre los usos que se le han podido dar es el de objetos de exposición en el museo de la Policía Local o en actividades lúdicas como Expo Jove.

La concejal de Protección Ciudadana Sandra Gómez explicó este lunes que estaban estudiando qué hacer con las citadas motos. Según comentó, sobre la mesa la primera opción es venderlas ya que se han usado tan poco que se encuentran en un perfecto estado. Pero, como quiera que van camino de tener diez años, esto rebaja el precio que se pueda obtener por ellas en su venta. En este sentido Gómez aseguró que no quieren malbaratarlas ya que temen que reciban ofertas muy bajas por ellas.

“Vamos a ver qué hacemos finalmente. No queremos malvender. No vamos a gastar ni comprar sin criterio, y tampoco queremos vender por vender. Se ha acabado ya el gasto innecesario. Es cierto que las motos no tienen ningún tipo de uso práctico, pero nos da miedo deshacernos de ella a un bajo precio”, explicó. Así pues, confirmó que escucharán ofertas y sólo las atenderán si las consideran adecuadas.

La situación de las Harley es bastante similar a la del Audi A8 blindado que tenía a su disposición la anterior alcaldesa, un modelo que el nuevo alcalde, Joan Ribó, de Compromís, no considera apropiado, entre otros motivos por su excesivo consumo, superior a los veinte litros cada 100 kilómetros. Ribó realizó este anuncio tras visitar la central de la Policía Local de Valencia, en el que fue su primer acto oficial como alcalde. Tras ordenar que fueran al garaje municipal los dos Audi A8 adscritos hasta ahora al servicio de Alcaldía, dio a conocer que el blindado sería puesto a la venta.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme