X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

promovido por Antonio Calero 

El Gran Hotel del Puerto toma forma: diseño abierto al mar, 58 suites y 20 millones de inversión

26/11/2019 - 

VALÈNCIA. Un hotel Cinco Estrellas Gran Lujo con vistas al mar. Ese era el sueño del empresario valenciano Antonio Calero que va camino de ser una realidad. En pleno paseo de la Malvarrosa de València, el establecimiento está llamado a convertirse en todo un referente en la ciudad, no solo por su estratégica ubicación en plena cornisa mediterránea, sino por los nombres que hay detrás de este proyecto. Y es que Calero no está solo en esta aventura. Le acompañan importantes fabricantes y diseñadores valencianos como Punt, Andreu World, Point, Viccarbe, y la empresa de iluminación Flos que aportarán su toque personal al inmueble.

"Cuando tenía 18 años e iba circulando con mi Vespa soñaba con tener mi propio hotel de cinco estrellas. Este proyecto es para mí un sueño personal. Se trata de conseguir mantener la ciudad atractiva y darle un valor añadido", asegura el empresario que se ha rodeado de un equipo formado por dos Premios Nacionales de Diseño para armar este proyecto.

Sobre una superficie total de unos 5.380 metros cuadrados, el edificio se sitúa en primera línea de playa en el Paseo Neptuno, un enclave 'popular' en la ciudad en donde se encuentran varios restaurantes con la tradicional gastronomía valenciana. El empresario compró el edificio hace unos años con la idea de montar un hotel bajo el mismo nombre que su complejo insignia: el Marina Beach. El objetivo era derivar a los huéspedes del establecimientos hotelero al club. Sin embargo, ha redefinido la idea y, aprovechando el recién nombramiento de València como Capital Mundial del Diseño en 2022 y el auge turístico que vive la ciudad, se ha decantado por un establecimiento que aúna arquitectura, mobiliario y lujo demostrando la fuerza y potencia del diseño valenciano. 

Calero retoma la construcción de este hotel tras quedarse el 100% de la compañía Recaba Inversiones Turísticas, propietaria del Marina Beach y del restaurante Panorama. De hecho, éste no es el único proyecto que tiene en marcha. También prepara la apertura de dos restaurantes con copas: La Diva y Teatro Aragón -la primera idea fue llamarlo River-, dos locales que aspiran a convertirse en un punto de referencia en València. 

El diseño del complejo hotelero lleva la firma de los arquitectos Málek Murad y María García del estudio Murad García quienes han diseñado un edificio acristalado y abierto para ofrecer al huésped las mejores vistas al mar y aprovechar su magnífico emplazamiento en la playa de la Malvarrosa. Desde el interior de las habitaciones el usuario tendrá la sensación de estar encima del mar. El nombre del establecimiento no es casual. Con rémoras del pasado, el Gran Hotel del Puerto recupera el nombre de un antiguo hotel en la entrada principal del puerto que quedó destruido durante la Guerra Civil. 

Málek Murad y María García. Foto: EDUARDO MANZANA

El hotel aspira conseguir la calificación cinco estrellas gran lujo y estará distribuido en siete plantas: un sótano garaje, un entresuelo con la zona de spa, la planta baja que será el hall y albergará un restaurante y cuatro plantas con habitaciones. En concreto, las 58 estancias serán tipo suite y rondarán los 30 metros cuadrados. En su interior, contará con un enorme patio interior que abarcará desde la planta semisótano, donde se sitúa la piscina y el spa, hasta la tercera planta que accede a las habitaciones a través de pasarelas elevadas. Este atrio dispondrá de jardines verticales de veinte metros de altura, con plantas colgantes emulando un enorme jardín.

La fachadas acristalada responde a las necesidad de no cerrar las vistas de las habitaciones e inundarlas de luz. Destacan unos aleros curvados que recuerdan a las olas del mar y buscan evocar un movimiento. Pero, además, son un elemento de protección solar que ayuda a mejorar el comportamiento climático del edificio. En la última planta se ubicarán piscinas privadas para los huéspedes.

Diseño valenciano

La fuerza de esta propuesta es la participación de Andreu World, Viccarbe, Punt Mobles y Point que se encargarán del diseño de las habitaciones. Cada uno se quedará una planta y libremente escogerá el mobiliario y su diseño, una fórmula para promover entre los turistas el sello valenciano. La idea es que en cada una de las habitaciones haya una leyenda explicativa sobre el fabricante y la propuesta que presenta. 

Fruto del deseo de apostar por esta tradición, en la planta baja del hotel se ubicará un restaurante inspirado en las medusas y que tendrá como protagonista el arroz. La estancia contará con dos imponentes peceras y una barra en con producto fresco. Todo ello, en una espacio moderno y con  unas magníficas vistas al mar.

Reunión con el consistorio

Será el próximo cuatro de diciembre cuando Calero y su equipo mantendrán una reunión de trabajado con la concejala de actividades, Lucia Beamud, para presentarle el proyecto. La previsión es que abra sus puertas en 2022, aunque todo dependerá de la tramitación administrativas de las licencias en el consistorio valenciano. "El objetivo es que en julio de 2020 comiencen las obras para que esté terminado en 2022 y sirva de escaparate del diseño valenciano ante la capitalidad de la ciudad como sede del diseño mundial", remarca Calero.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email