GRUPO PLAZA

EL INVERSOR ESTÁ DESNUDO / OPINIÓN

El Imperio del Sol Poniente

16/03/2016 - 

VALENCIA. Konnichi wa. Arigatô'Hola' y 'gracias' en japonés. No paso de ahí. Mis nociones de este idioma son nulas, como supongo que les pasa a la mayoría de ustedes.

Apasionante testimonio… pero ¿qué pinta Japón en una columna sobre asesoramiento financiero independiente? Pues la verdad es que mucho después de que el BCE bajara los tipos de interés al 0% la semana pasada.

Como saben, la economía japonesa lleva 25 años en una difícil situación consecuencia del estallido de la burbuja inmobiliaria en los 90, que se llevó por delante la bolsa y su sistema financiero. Hoy, la segunda economía del mundo continúa teniendo enormes dificultades para incentivar el crecimiento y la inflación, a pesar de la bajada de tipos hasta niveles negativos este febrero pasado.

¿Les suena todo esto? Efectivamente, la decisión de Draghi ha invocado al fantasma nipón y estos días pueden encontrar excelentes análisis sobre este riesgo para Europa, por lo que no vamos a hacerlo nosotros.

Centrándonos en lo que nos importa, la gestión de nuestros ahorros, ¿cómo me afecta personalmente esta situación? Pues depende de sus objetivos y de los activos en los que se encuentre invertido. Como comentábamos en artículos recientes, el ahorrador conservador ha sido abandonado por sus tradicionales plazos fijos y traicionado por los mercados si se ha atrevido a tomar posiciones en los últimos meses… y cuídese de los idus de marzo.

¿Qué es lo que está pasando en los mercados? ¿Qué es lo que va a pasar? Nadie lo sabe, créame, pero eso es difícil reconocerlo por asesores y analistas, pues no es una respuesta satisfactoria para un cliente enfadado. Lo más habitual es que digamos que “los mercados se están comportando de manera irracional, pero es una situación temporal” para, a continuación, citar a Ignacio de Loyola: “en tiempos de tribulación no hacer mudanza”. Vamos, no hacer nada y esperar que pase el temporal. El problema es que hay otros clásicos más bordes, como Keynes: “el mercado puede permanecer irracional más tiempo del que usted puede permanecer solvente”. Ouch.

Cuando los mercados están tan difíciles, nos preguntamos por qué lo que pasa en Japón, Arabia Saudí o Argentina tiene que afectar al valor de nuestros ahorros, generados después de muchos años de trabajo y que están a miles de kilómetros, en España. De acuerdo, es el precio por tener unos mercados financieros líquidos y accesibles, pero la verdad es que racionalmente no tiene mucho sentido. Por otro lado, España está creciendo y generando empleo con buenas perspectivas, por lo que la separación entre la economía financiera y real -entre bolsa y PIB- es patente.

En resumen, solicite a su asesor (independiente) información sobre activos no cotizados relacionados con la economía real, e incluso si tienen impacto social. El universo es infinito y cada opción presenta su propia combinación de rentabilidad esperada, riesgo y liquidez: préstamos a empresas, capital riesgo, start-ups, inmuebles, metales preciosos, arte e incluso diamantes. No estamos diciendo que se olvide de los mercados, pero ya sabe que diversificar es la única manera de reducir el riesgo.

La otra opción es asistir a la japanificación o zombificación de Europa y su efecto sobre sus propios ahorros. Paradójicamente, si invertimos en economía real ayudaremos a combatir este efecto global. Yo, por si acaso, voy a empezar con mis clases de japonés, pero no a traducir en sentido literal, pues konnichi wa significa “este día” y arigatô “es difícil”. Sayônara, banzai y buen juicio.

Fernando Ibáñez es cofundador y director general de Ética Patrimonios EAFI, además de vicepresidente de la Asociación Nacional de Empresas de Asesoramiento Financiero Independiente (ASEAFI) reguladas por la CNMV

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email