X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

entrevista al delegado del gobierno en la comunidad valenciana

Juan Carlos Fulgencio: "Lo conveniente es agotar los cuatro años de legislatura"

2/12/2018 - 

VALÈNCIA. El 1 de junio de 2018, Pedro Sánchez logró los apoyos necesarios para que saliera adelante la moción de censura presentada contra Mariano Rajoy y el respaldo para ser investido como nuevo presidente del Gobierno. Desde entonces su Ejecutivo ha tratado de ir desarrollando su hoja de ruta. No obstante, ahora se enfrenta a un momento complejo: conseguir los apoyos necesarios para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado de 2019. El resultado de dicha negociación determinará -o no- su continuidad como jefe del Ejecutivo. 

Valencia Plaza analiza con el delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Fulgencio (Bilbao, 1960), esa y otras cuestiones de la actualidad política nacional y autonómica.

-Si no hay Presupuestos Generales del Estado, no habrá por tanto ese 10% de inversiones que Ximo Puig dijo que Pedro había prometido a la Comunidad Valenciana en el próximo ejercicio, ¿qué grado de compromiso tiene el Gobierno central con la agenda valenciana?
-El compromiso con la agenda Valenciana es completo. Es una cuestión de justicia devolver a la Comunidad Valenciana una financiación justa partiendo de una infrafinanciacion histórica. Unos presupuestos prorrogados supone tener la misma estructura presupuestaria que el año anterior y eso es algo que todo el mundo conoce bien. Yo creo que vamos a tener presupuestos. Si algo caracteriza al Gobierno de España es su compromiso con la nueva política, con la nueva realidad social. Hay que llegar a acuerdos con el resto de actores políticos porque hay cuestiones que deben estar en la agenda. Una de ellas es la capacidad de devolver a la Comunidad Valenciana capacidad de suficiencia en sus políticas sociales, educativas, sanitarias o dependencia.

-Usted ha reiterado en numerosas ocasiones la necesidad de que se reforme el sistema de financiación pero, ¿cuándo va a llegar el momento? Porque lo que se propuso son medidas compensatorias mientras no se haga, el trabajo los expertos ya concluyó y los Presupuestos son independientes de ese cambio de modelo, no tiene nada que ver una cosa con la otra...
-Quizá nos tenemos que acostumbrar a entender que somos parte de un todo. La Comunidad Valenciana forma parte de un conjunto que es el Estado español que además depende en muchas cuestiones de la Unión Europea y de las imposiciones que todos democráticamente nos hemos marcado y por lo tanto tenemos que tener una hoja de ruta común. ¿Es posible cambiar el sistema de financiación única y exclusivamente en la Comunidad Valenciana? No. En situaciones parecidas están otras comunidades autónomas que también reclaman un nuevo sistema. La Comunidad Valenciana seguirá siendo atendida de forma adecuada porque el Gobierno de España es perfectamente consciente.

-No hay nuevo modelo de financiación, no hay de momento Presupuestos, ¿Cataluña sigue eclipsándolo todo?
-Eclipsándolo no, pero no le voy a negar que a todos nos marca la agenda. Lo que ocurrió el año pasado el día 1 de octubre nos angustió a todos indistintamente de donde viviéramos. Por lo tanto, no es que eclipse sino que marca en algunos aspectos la agenda porque es un tema urgente al estar en el día a día de la realidad. 

-¿Está de acuerdo con los mecanismos de compensación que proponía Compromís a principio de esta semana?
-Los partidos políticos tienen todo el derecho, e incluso diría que la obligación, de plantear la mejor de las soluciones para aquellos a los que representa. Por tanto, yo soy muy respetuoso con todo lo que puede plantear Compromís en este tema porque entiendo cuál es su posición. De todas maneras le tengo que decir que yo creo que la posición del PSPV-PSOE es incluso más radical que la de Compromís porque tiene una exigencia diaria para que se llegue a una buena solución. Al presidente Ximo Puig le preocupa mucho más que a nadie.

-¿Cree que contar con ministros valencianos ha favorecido que desde Madrid sean más sensibles a los problemas que tiene esta comunidad autónoma?
-Es evidente. Yo creo que es decisivo que además nos hayamos encontrado con que alguno de esos ministerios tenga un importancia estratégica como el Ministerio de Fomento. Es fundamental que no haya que explicarle al ministro de Fomento cuáles son las necesidades de la Comunidad Valenciana.

-En numerosas ocasiones el PSPV en Les Corts Valencianes ha firmado declaraciones institucionales y resoluciones para demandar la liberación de la AP-7 cuando acabase la concesión el 31 de diciembre de 2019. Ahora el ministro José Luis Ábalos habla de la ejecución de estudios...¿La exigencia a Rajoy ahora no es un compromiso de Sánchez? 
-La posición del ministro de Fomento es clara y contundente. Ha dicho que las concesiones administrativas que tienen las tres autopistas y cuyas prórrogas caducan, en todo caso concluirán. Alguna de ellas lo va a hacer en los próximos días, como la AP-1. Esa es la línea que va a seguir la AP-7 el 31 de diciembre de 2019. Pero propone una comisión en el Congreso de los Diputados que estudie dos cuestiones: de dónde saldrá el dinero para sostener los gastos que genere ese sistema que será absorbido por el Estado y, a la vez, como aumentará el tráfico una vez se levanten las barreras, ver cómo se producirán las conexiones con el territorio.

-Si no se aprueban los Presupuestos Generales del Estado, ¿usted cree que se deberían adelantar las elecciones?
-Yo tengo mi propia valoración, pero creo es relativamente poco importante. ¿Por qué? Porque todos desconocemos cuál es el último ítem que hace que un presidente tome una decisión de este tipo. La decisión es fruto del último segundo en el que se toma la decisión. Hay voluntad por parte del Gobierno de España de desarrollar todo el tiempo que se pueda la legislatura porque hay muchas cosas que queremos implementar y desarrollar. Pero somos conscientes de que para eso necesitamos la herramienta más poderosa, que son los Presupuestos. Hay posibilidades de que el Gobierno de España continúe ejerciendo políticas con los Presupuestos prorrogados. ¿Eso puede terminar que en un momento puntual se tome la decisión de adelantar y no agotar la legislatura? Es más que probable.

-Pero si usted fuese presidente del Gobierno, ¿adelantaría las elecciones si no tuviera los apoyos necesarios para aprobar unos Presupuestos?
-No tener los apoyos para sacar los presupuestos no significa no tener los apoyos para poder gobernar. Y aunque una cosa tiene relación con la otra no es exactamente lo mismo. Si yo no tuviera Presupuestos pero continuara teniendo apoyos para sacar el día a día la política de concertación social, sería partidario de prorrogar la legislatura hasta el final.

-Si las elecciones andaluzas dan buenos resultados al PSOE, ¿sería una buena razón para adelantarlas?
-Yo creo que los partidos políticos no tienen que valorar la intención de voto, si no la capacidad de poder seguir desarrollando las políticas a las que se han comprometido con los ciudadanos. Es un error cortoplacista que está alejado de los planteamientos que nos pide la ciudadanía; es el oportunismo, rédito electoral. Está claro que el rédito electoral debe estar presente en la estrategia de los partidos, pero no en la opción de Gobierno. Una cosa es ser secretario general de un partido político y otra ser presidente de una institución en una comunidad autónoma o en el Gobierno de España. 

-Entiendo entonces que no es favorable a que aquí se produzca un adelanto electoral con la única justificación de tener un calendario diferenciado...
-Es una percepción que tienen algunos compañeros que yo respeto, yo creo que el consejo que darán los miembros del Consell al presidente de la Generalitat es que lo conveniente es agotar los cuatro años. 

-¿Usted es partidario entonces de terminar la legislatura?
-Soy partidario de responder a los periodos para los que los ciudadanos han elegido a aquellos que se presentan a los cargos públicos y si se dan circunstancias excepcionales entonces es cuando se convocan y se adelantan los periodos, que para eso está la potestad presidentes. Circunstancias excepcionales como la imposibilidad de seguir desarrollando aquello a lo que uno se comprometió.

-Como responsable de seguridad, ¿prefiere un 'superdomingo electoral o dos convocatorias con pocos meses de diferencia?
-La maquinaria de la Administración General del Estado está absolutamente preparada para afrontar cualquiera de estos retos. Pero las jornadas electorales a pie de mesa son muy intensas. Tres elecciones con el recuento de las papeletas del Senado no son una broma. La jornada electoral se hace larguísima para los miembros de la mesa, interventores y apoderados. Si a eso tienes que sumar no sé cuántas papeletas en unas elecciones generales, yo le digo que alguno habrá que sacarlo de la cama para que vaya a la mesa electoral... No le voy a negar que ese hipotético 'superdomingo' electoral supondría una puesta en escena de un desarrollo administrativo importante. Pero yo creo se ha sacado de contexto la  respuesta que hizo el ministro Ábalos; tan solo dijo que nada era descartable. Pero una cosa es que nada sea descartable y otra cosa es que sea lo deseable.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email