GRUPO PLAZA

ENTREVISTA A SUS DIRECTORES DE DESARROLLO DE NEGOCIO

La gestora francesa Lonvia Capital se fija en València para seguir creciendo en España

27/09/2021 - 

VALÈNCIA. Francisco Rodríguez d'Achille e Iván Díez, socios y directores de Desarrollo de Negocio de Lonvia Capital, estuvieron hace unos días por la 'city' valenciana. Y este diario no quiso pasar la oportunidad de hablar con ambos para conocer el por qué de su visita, qué es esta gestora de instituciones de inversión, que modelo sigue y, entre otros aspectos, su visión sobre la marcha de los mercados financieros.

Una Lonvia Capital que cuenta con menos de un año de vida, que en España fue debidamente registrada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el pasado 22 de enero de 2021, con el domicilio social en Madrid. Su filosofía de inversión se centra en el largo plazo, aplicada con éxito desde hace años en cotizadas de pequeña y mediana capitalización europeas.

A continuación la conversación mantenida con ambos expertos de esta gestora francesa que quiere crecer en España. Todo ello en un momento donde los fondos de inversión se han convertido en uno de los mejores activos financieros para unos ahorradores forzados a ser inversores ante los 'tipos cero' que siguen reinando.

-En primer lugar, ¿qué es Lonvia Capital?
-Iván Díez (ID). Se trata de una gestora independiente que nace con el objetivo de dar continuidad a una filosofía de inversión, un proceso de inversión y un estilo de gestión único, conocido y reconocido, pero con mayores recursos y ambiciones de crecimiento. En referencia a nuestra filosofía de inversión; invertimos en el crecimiento a largo plazo, en acciones de pequeñas y medianas capitalizaciones europeas, y lo hacemos a través de una estrategia de inversión simple y patrimonial: el único motor de rentabilidad reside en la selección de compañías.

"Tenemos una filosofía de inversión muy clara que el equipo ha venido aplicando desde hace más de 24 años"

-¿Y cuál es el valor diferencial?
-(ID). Independencia, especialización y servicio. Las tres piezas tienen que encajar perfectamente si quieres ser diferente y aportar valor añadido a tus clientes. Tenemos una filosofía de inversión muy clara que el equipo ha venido aplicando desde hace más de 24 años. Eso es muy importante, porque nuestros clientes saben lo que hacemos, cómo lo hacemos, y que nos mantenemos fiel a nuestro estilo de gestión, sin tentaciones de cambiar en función de los vaivenes de los mercados.

-¿En qué números se mueven actualmente (plantilla, oficinas, clientes, fondos, activos bajo gestión…)?
-Francisco Rodríguez (FR). Lonvia Capital es una gestora de activos independiente fundada por nueve socios por iniciativa de dos inversores de reconocido prestigio: Cyrille Carrière, gestor de éxito en fondos de pequeñas y medianas capitalizaciones europeas, y François Badelon, emprendedor e inversor de éxito en la industria de gestión de activos. Actualmente contamos con dos oficinas, la sede principal en París y una sucursal en Madrid. Nacemos con las tres mismas estrategias que el equipo gestionaba en su anterior etapa, dos fondos de renta variable de pequeñas y medianas capitalizaciones europeas -Lonvia Avenir Mid-Cap Euro y Lonvia Avenir Mid-Cap Europe-, y uno de pequeñas capitalizaciones europeas como es Lonvia Avenir Small Cap Europe.


-Nos consta que en menos de un año desde el lanzamiento de los fondos la cosa no va mal...
-(FR). Así es. Hemos gozado de la confianza de muchos inversores -bancas privadas, EAF, agentes financieros, 'family office', fondos de fondos y gestores de carteras-, tanto en España como en Francia, resto de Europa y Latinoamérica. Ello nos ha permitido sobrepasar los 210 millones de euros en activos bajo gestión, con los tres fondos de inversión gozando de la traspasabilidad fiscal en España.

-¿Qué representa España en el negocio total de esta gestora independiente francesa?
-(ID). España es un mercado prioritario porque muchos inversores ya conocen la filosofía y el proceso de inversión de nuestro director de Inversiones Cyrille Carrière. El mercado español es un mercado de 'contacto' dode tener presencia y equipo local es fundamental; de ahí que desde el origen hayamos abierto una sucursal en España con una oficina y dos socios encargados del negocio en este mercado. Es importantísimo tener un conocimiento profundo del mercado local, de sus tendencias y de los competidores.

"Para Lonvia Capital no se trata solo de llegar a España, sino de mantenerse"

-Y todavía más ganarse la confianza del cliente...
-(ID). Efectivamente porque la gestión de activos es un negocio que se basa en la confianza. Cuando abres oficina estás lanzando un mensaje de compromiso con el mercado local, refuerzas tu marca, prestas un servicio más rápido, más cercano y empiezas a ser consciente de cuáles son las necesidades reales de tu cliente. Para Lonvia Capital no se trata solo de llegar a España, sino de mantenerse.

-¿Cómo se están comportando los fondos de inversión que gestionan?
-(FR). A comienzos de este año vimos como los inversores empezaban a favorecer empresas y sectores que habían sido muy golpeados durante los últimos años; muchos de ellos de calidad inferior y optando por dar mayor relevancia a sectores super cíclicos. Esta rotación ha dejado en evidencia que, a día de hoy, el crecimiento es y será el principal driver de rentabilidad presente y futura. Desde Lonvia Capital no nos hemos distanciado ni una coma de nuestra filosofía largoplacista y centrada en la identificación de modelos de negocio de alta calidad. Nuestros fondos están teniendo un 2021 muy bueno y en línea con la consistencia que ha demostrado el equipo durante los últimos 15 años de 'track record'. Este año están generando un Alpha medio de un 16%, dato muy relevante para nuestros inversores.

Por cierto, ¿cuál es el proceso de selección que siguen para incorporar cotizadas a sus fondos de inversión?
-(ID). Nuestro proceso de inversión se basa en seleccionar compañías y construir la cartera. Tenemos un enfoque exclusivo en empresas orientadas al crecimiento y la innovación con capacidad de desarrollarse en el largo plazo. Nuestro proceso de selección de compañías refleja nuestra experiencia y buen hacer en el análisis financiero. Buscamos empresas con modelos económicos muy específicos, con presencia en mercados en crecimiento, con modelos innovadores y altas calidades operativas y de balance. Estas empresas operan en un círculo virtuoso de crecimiento, aprovechando los frutos de los éxitos derivados de su correcto posicionamiento en el mercado y de sus productos para invertir permanentemente en su crecimiento futuro, para aumentar constantemente el tamaño de sus mercados objetivos, reinvirtiendo en nuevos productos, al expandirse a nuevos clientes y geografías, incluso a nuevas verticales comerciales.

-¿Y dónde invierten?
-(ID). Solo invertimos en empresas que conocemos, entendemos, y para las que podemos crear modelos y realizar valoraciones. Nuestro interés no es entender qué es la empresa hoy, sino en qué se convertirá en 3 a 5 años en términos de crecimiento de su facturación, sus márgenes, rentabilidad del capital empleado y generación de flujo de caja, fiel reflejo de la creación de valor a largo plazo. Una vez seleccionadas, nuestra ambición es acompañar el desarrollo de estas empresas en el largo plazo, y que nuestros clientes se beneficien de esa creación de valor a largo plazo. Dicho esto, para nosotros, un modelo de negocio exitoso en un segmento como el de las pequeñas y medianas compañías se caracteriza por la constante reinversión de sus beneficios netos con el objetivo de crecer de forma constante y, al mismo tiempo, sostenible. 

-Háblenos más sobre la reinversión...
-(ID). Esta reinversión puede canalizarse de muchas formas, pero nosotros nos centramos en algunas particularmente en los siguientes aspectos:

  1. Dedicar recursos a la innovación y mejora de sus procesos operativos para ganar eficiencia y mejorar constantemente sus márgenes. 
  2. Contratación de talento humano y desarrollo de recursos internos.
  3. Inversión en desarrollo de nuevos productos que permitan la captación de nuevos clientes y, cerrando nuestro 'círculo virtuoso del crecimiento'.
  4. Y que sean compañías que miren fuera de sus fronteras, ampliando sus ventas en mercados internacionales a través de posibles adquisiciones que puedan representar un salto importante en su capitalización bursátil durante los próximos años, conquistando así alta cuotas de mercado en otras regiones. 

Para identificar a esos 'campeones del mañana' es necesario entender que es la compañía hoy y cuáles son esos drivers de crecimiento, pero, igual de importante, es poder prever en que se convertirá esa compañía en los próximos tres o cinco años.

"Para nosotros el debate entre 'value' vs. 'growth' es ya prehistórico donde valoraciones bajas ('low valuation') no necesariamente tiene que significar infravalorado (underpriced)"

-¿Por qué se centran el 'value' y no el 'growth'? ¿Tendrá continuidad el rally actual de los valores 'value' tras varios años de hegemonía de los 'growth'? 
-(FR). En Lonvia Capital invertimos en el crecimiento a largo plazo, en acciones de pequeñas y medianas capitalizaciones europeas, y lo hacemos a través de una estrategia de inversión simple y patrimonial: el único motor de rentabilidad reside en la selección de compañías. Para nosotros el debate entre 'value' vs. 'growth' es ya prehistórico donde valoraciones bajas ('low valuation') no necesariamente tiene que significar infravalorado (underpriced). Hay empresas ganadoras y perdedores en todos los sectores. Es un error intentar apostar por 'value' o por 'growth', por EE UU o por Europa. Las oportunidades son transversales. Una compañía es buena o mala independientemente de su valoración. El factor de rentabilidad diferenciador será la capacidad de una empresa para generar beneficios sostenibles, independientemente de en qué categoría se clasifiquen. No nos gusta hablar de 'growth' o 'value', sino de buenos negocios. Los inversores deberían ampliar sus miras más allá de la evaluación crecimiento-valor a la hora de determinar el verdadero potencial de una empresa.

-Por cierto, ¿qué les ha traído por València?, ¿qué han visto en esta plaza financiera?
-(ID). La Comunitat Valenciana en general, y València en particular, es una región muy interesante para una gestora como nosotros. València es una plaza donde la banca privada, 'family office' y asesores financieros tienen un peso muy importante, además de cierta discrecionalidad para poder invertir en fondos. Nos gusta estar muy cerca de nuestros clientes para poderles dar un servicio de calidad y atender a sus necesidades e inquietudes lo más rápido posible; de ahí que la presencia y el contacto físico sea fundamental. Ahora que parece que la pandemia lo permite, intentaremos venir a Valencia con más frecuencia.


-¿Cómo ven el comportamiento de unos mercados financieros que tienen la vista puesta en los bancos centrales?  ¿Será 2022 el inicio del ‘tapering’ y cómo se lo tomarán los mercados? FRD
-(FR). Es cierto que en el corto/medio plazo podríamos encontrarnos con un aumento coyuntural de la inflación, pero no pensamos que vaya a subir de manera significativa y sostenida (esto no sería lo ideal). De ahí que pensemos que la inflación no será estructural, y por lo tanto, no va a hacer que los bancos centrales tengan prisa ni por subir tipos ni por precipitarse en retirar estímulos. La pandemia y el confinamiento nos han obligado a tener una tasa de ahorro forzada que está disponible para consumir. Esa demanda va a estar muy por encima de la oferta (producción), ya que las empresas no han renovado stock, no han llevado a cabo inversiones todavía, y puede haber escasez en la cadena de suministros; de ahí que de manera puntual puede haber inflación, pero las empresas se pondrán a producir, invertir para satisfacer la demanda, y se llegará a un equilibrio.

-¿Volveremos a ver altos tipos de interés?
-(FR). La disrupción y la eficiencia de la tecnología -sumado al estancamiento de la demografía mundial- nos hacen pensar que vivimos en un mundo donde será difícil, al menos durante los próximos años, volver a ver tipos de interés altos por las consecuencias directas que traería sobre la economía global en términos de consumo, crecimiento y ajuste de márgenes financieros. Los bancos centrales son conscientes de los niveles de deuda tan elevados de los estados, así como de lo difícil que sería producir crecimiento en un ambiente de tipos de intereses altos. Creemos que la política expansiva tiene aún mucho recorrido y que esto tendrá un efecto positivo en aquellas compañías que cuenten con modelos de negocios capaces de crecer de forma sostenible, a través de una propuesta de valor disruptiva y diferencial en nichos de mercados siempre más competitivos.

"El mercado se tiene que mover ahora por la actividad económica de las empresas, y no por la liquidez de los bancos centrales"

-Por último, ¿qué esperan de los resultados del tercer trimestre que se publicarán en las próximas semanas?
-(ID). Los márgenes continúan subiendo porque las empresas siguen vendiendo y además reducen sus costes porque no están viajando. La demanda y el crecimiento siguen siendo buenas. Muchas de nuestras compañías están presentando resultados excepcionales, con mucho cash, y lo están aprovechando para comprar competidores. El mercado se tiene que mover ahora por la actividad económica de las empresas, y no por la liquidez de los bancos centrales.

-¿Y cómo será la economía una vez pase la crisis pandémica?
-(ID). Tras la pandemia, la economía tendrá un aspecto muy distinto al que tenía en febrero de 2020. Será más eficiente y dinámica, pero dejará ganadores y perdedores. Nuestro papel como inversores activos es identificarlos; encontrar las compañías en crecimiento que no solo se han beneficiado gracias a la pandemia, sino que también tienen el potencial de seguir generando un crecimiento sólido en el mundo que nos espera tras la pandemia. Confiamos mucho en el potencial de nuestras compañías en cartera a largo plazo -tenemos un conocimiento muy profundo de ellas-, ya que el crecimiento futuro de las mismas está respaldado por fuertes factores estructurales: cambios demográficos en la población mundial, digitalización de la economía, innovación en tecnología médica, automatización de procesos en la industria, y el valor duradero de las marcas de primera calidad. Esto permite que la rentabilidad de las compañías sea mejor que el ciclo económico.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email