GRUPO PLAZA

Entrevista al socio fundador de la firma

Víctor Alvargonzález (Nextep Finance): "El asesoramiento que ofrecen los bancos es cero independiente"

Foto: Nextep Finance
10/01/2022 - 

VALÈNCIA. Víctor Alvargonzález es uno de los financieros más conocidos en el panorama nacional, que allá por 1995 fundó Profim. O lo que es lo mismo: la primera empresa española de asesoramiento financiero independiente y, además, pionera en contar con un departamento de análisis y selección de fondos. Posteriormente -finales de 2012- fichó por la sociedad de valores Tressis donde fue director de Estrategia; mientras que en julio de 2019 la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) daba el visto bueno a su nuevo 'retoño': Nextep Finance.

Entre sus aciertos documentados más importantes como analista se encuentran desde haber advertido de la burbuja inmobiliaria de 2007 hasta avisar del 'súper ciclo' bursátil en vigor; o de que la tecnología superaría a todo lo demás y que Estados Unidos 'barrería' la rentabilidad de Europa en los últimos 10 años. Pero nada mejor que hablar con este profesional de las finanzas, que no tiene pelos en la lengua y nunca se casa con nadie. A continuación la charla mantenida tras atender amablemente la llamada de este diario.

-En primer lugar, ¿cómo surge Nextep Finance?
-Surge como respuesta a la necesidad que tienen los inversores de contar con asesoramiento financiero profesional e independiente. El asesoramiento que ofrecen los bancos es muy deficiente, cuando no directamente inexistente. Y desde luego es cero independiente. En realidad es venta de producto disfrazada de asesoramiento. Y el cierre de oficinas ha empeorado una situación que parecía que no podía ser peor. Pero, además, no se trata solo de un problema del inversor pequeño o mediano. Los clientes de banca privada cuentan con cierto nivel de asesoramiento profesional, pero la mayoría no recibe asesoramiento independiente y libre de conflicto de interés. Sus banqueros 'personales' viven de las comisiones que reciben de los productos que recomiendan, así que la objetividad y el análisis brillan por su ausencia. 'Quien paga manda' y si un asesor no es independiente, quien paga son los 'fabricantes' de los productos financieros, es decir, el banco o la gestora del fondo recomendado al cliente.


-¿Qué balance hace desde que en julio de 2019 la CNMV les registrara oficialmente? 
-Muy bueno. Pese a coincidir nuestro lanzamiento con los peores momentos de la pandemia hemos conseguido captar más de 350 millones de patrimonio asesorado y 1.600 clientes. Y en un año estamos doblando la capacidad de captación sin haber realizado inversiones adicionales y contando con los mismos recursos.

-¿Cuál es el valor diferencial de Nextep Finance? 
-El primero es la independencia. La de verdad, certificada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que certifica que no cobramos comisiones de ninguna entidad financiera por recomendar sus productos a sus plataformas. La independencia no afecta únicamente a la confianza, también directamente a los resultados. A un asesor independiente no le temblará la mano si hay que reducir fuertemente posiciones en renta variable y pasar ese dinero a fondos con comisiones mucho más bajas. 

Nuestro asesoramiento en la práctica puede llegar a resultar gratuito por el ahorro que generamos

-¿Que más ventajas ofrecen?
-Otra característica es que nuestro asesoramiento es accesible a cualquier tipo de patrimonio. Se paga en función de una tarifa fija y así cada cliente paga de acuerdo con sus posibilidades y necesidades. Nuestra tarifa más baja es de 180 euros al año y se puede elegir pago trimestral. Otra ventaja importantísima es que al no depender de las comisiones de los productos recomendados tenemos una gran capacidad de maniobra para reducir la factura en comisiones del cliente, lo que se traduce en que nuestro asesoramiento en la práctica puede llegar a resultar gratuito por el ahorro que generamos.

-Todo ello asesorando y, por tanto, sin tocar el dinero del cliente...
-Así es. Nextep aporta seguridad y comodidad. Somos asesores, no tocamos el dinero del cliente y nos limitamos a decirle lo que haríamos si estuviéramos en sus zapatos. Y no tiene porqué cambiar de banco: si lo desea, su cartera se diseñará con fondos de las entidades financieras con las que trabaje habitualmente. Y si quiere que le recomendemos otras plataformas especialmente competitivas en precios y oferta de producto, también lo hacemos. Siempre desde la más absoluta independencia, pues no cobramos comisiones de ninguna entidad financiera.


-¿Cómo es el cliente tipo de la firma? 
-Cualquier persona que quiera tener un asesor en el que poder confiar plenamente. Normalmente gente que se ha dado tu cuenta de que que el banco no es un buen asesor sino un buen vendedor. También suelen ser personas con cierta cultura financiera, pero sobre todo con sentido común para valorar la ventaja que supone tener un asesor realmente independiente, profesional y libre de conflicto de interés en un mundo como el financiero.

-¿Espera conseguir el mismo éxito que tuvo con su otro 'alumbramiento' como fue Profim, la primera firma española de asesoramiento financiero independiente y pionera en contar con un departamento de análisis y selección de fondos de inversión? 
-Espero conseguir más (sonríe) porque Nextep es una versión muy mejorada de Profim. Y con 'turbo': el que aporta la llegada de la revolución digital al asesoramiento financiero. Digitalizar significa ofrecer algo mejor, de forma más eficiente y más barata, todo ello con ayuda de la tecnología y de una visión renovada y mejorada del negocio. Y eso es exactamente lo que hace Nextep en relación con el modelo inicial que fue Profim. Este no es sólo el paso siguiente: es el paso definitivo en el asesoramiento financiero.

Somos una fintech donde todo aquello que puede hacer mejor una máquina que una persona lo hace la máquina

-¿En qué números se están moviendo actualmente (clientes, empleados, oficinas, patrimonio asesorado bajo gestión, rentabilidades cosechadas…)
-Como he comentado, asesoramos ya a 1.600 personas cuyo patrimonio representa más de 350 millones de euros. En la empresa trabajan ocho personas, pero hay que tener en cuenta que somos una fintech donde todo aquello que puede hacer mejor una máquina que una persona lo hace la máquina. Y que gran parte del mantenimiento del algoritmo lo realiza una empresa externa aunque el algoritmo es de creación propia. También me gusta aclarar que no somos un robot y que aquí son personas quienes atienden a personas. Y son personas quienes deciden la estrategia de inversión.

-¿Y en cuanto a las rentabilidades cosechadas?
-La rentabilidad de 2020, el peor año de la pandemia, fue positiva en todos los perfiles: desde el 1,14% de las carteras más conservadoras al 7,57% de las más agresivas pasando por el 3,58% en las equilibradas. La de 2021 era a finales de octubre (fecha del último cálculo) del 5,30% en las conservadoras y del 17% en las más agresivas (12 % en el perfil equilibrado).


-¿Qué objetivos se han marcado para 2022? 
-Queremos alcanzar 3.700 clientes a finales de año, aunque no será de forma totalmente orgánica, puesto que estamos organizando una ronda de financiación de entre 700.000 y un millón de euros que nos gustaría tener cerrada a finales de marzo. Lógicamente, con el modelo ya montado y en funcionamiento, gran parte de ese dinero irá a la acción comercial, que en nuestro caso tiene mucho de divulgativa al tratarse de un modelo nuevo.

-¿Dónde le recomendaría invertir a un ahorrador que está siendo empujado a ser inversor a la vista de las políticas monetarias ultra expansivas de los bancos centrales? 
-Mi recomendación es que pase de ahorrador puro a inversor con perfil de inversión conservador o moderado. Tomará cierto riesgo, sí, pero no a un nivel que pueda quitarle el sueño. Y a la larga saldrá ganando seguro. No todo es café solo o café con leche, hay niveles de riesgo intermedios. Obviamente le recomendaría que si va a dar ese paso, que no será solo por las políticas de los bancos centrales sino también porque el Estado no va a cumplir con su compromiso de pensiones y tiene que organizarse uno el ahorro privado, que se asesore con alguien que piense en sus intereses y no en los del banco o las gestoras de fondos. Ya sé que 'tiro para casa' con este comentario, pero es totalmente cierto.

"Si no fuera por la llegada de la variante Ómicron, la bolsa estadounidense, que es la que manda en las bolsas mundiales, lo estaría llevando estupendamente"

-Hablando de los bancos centrales, ¿están preparados los mercados para retirarles las 'inyecciones en vena' en cantidades industriales?
-Cuando un enfermo ya está sano y fuerte es muy fácil quitarle la respiración asistida y la medicación. Es lo que está pasando en Norteamérica y ya vemos que la bolsa norteamericana lo lleva bien. El S&P 500 acaba de marcar máximos históricos hace nada. Y el Dow Jones casi también. De hecho si no fuera por la llegada de la variante Ómicron, la bolsa estadounidense, que es la que manda en las bolsas mundiales, lo estaría llevando estupendamente. Además, se quitan los estímulos, pero entran en vigor los programas de estímulo económico, no lo olvidemos.

-¿Y en Europa?
-En Europa la retirada de estímulos va a ser tan gradual y tan lenta y acompañada de tanta inversión pública que tampoco se va a notar mucho. La debilidad que puedan sufrir las bolsas tiene mucho más que ver con el receso que pueda suponer Ómicron para la recuperación.

 
-Por cierto, ¿es de los que piensa que la presión inflacionista es pasajera o ha llegado para quedarse?
-La alta inflación actual es pasajera, pero no vamos a volver a la inflación que había antes de la pandemia. Estamos en un escenario totalmente distinto en cuanto a crecimiento y planes de estímulo económico y, por lo tanto, es lógico que tengamos otro nivel de inflación. Imagínese: antes de la pandemia Alemania se negaba a cualquier plan de estímulo económico conjunto y ahora está dispuesta a tirar la casa por la ventana para inversión publica, sobre todo verde. Y el BCE sigue comprando bonos como si hubiera riesgo de deflación. Mucha liquidez en el sistema, mucho estímulo, nada que ver con la década anterior.

-¿Qué opina de las inversiones siguiendo criterios ESG/ASG (sostenibles, medioambientales y gobierno corporativo)? ¿Es una moda o algo más?
-No, no creo que sea una moda. Pienso que muchos inversores realmente quieren que su dinero se invierta respetando unos determinados principios sociales, de sostenibilidad y no tener sorpresas desagradables en relación con la gobernanza de las compañías. Dicho esto, se está vendiendo la gestión ESG/ASG como si supusiera un motor de rentabilidad y no lo es, es solo un control para invertir respetando determinados principios, no algo que aporte necesariamente alfa (rentabilidad por encima de la de los índices). Pero yo comparto el deseo de mucha gente de que su inversión respete determinados principios morales y ecológicos.

"Mientras las criptomonedas no estén supervisadas y reguladas no las recomendaremos como inversión"

-Dentro de las inversiones alternativas, ¿a cuáles les ve más recorrido? 
-Ahora mismo uno de los mayores retos que tienen los asesores financieros y gestores de cartera es encontrar fondos de inversión que sustituyen a la renta fija, dado que ésta cada vez va a dar menos o incluso podría generar pérdidas como ya ha ocurrido este año. Hay varias alternativas y una de ellas son los fondos de retorno absoluto ,que a base de distintas políticas incluida la gestión alternativa son capaces de ofrecer un retorno positivo sin asumir un gran riesgo. Va a ser muy importante en el futuro contar con ese tipo de productos y nosotros nos alegramos de que sea así y de poder utilizar nuestra capacidad y experiencia en el análisis de fondos para detectarlos y recomendarlos.

-Para terminar, ¿recomienda la inversión en criptomonedas teniendo en cuenta que no están supervisadas ni reguladas?
-No, mientras no estén supervisadas y reguladas no las recomendaremos. Además cuando esto ocurra probablemente baje un poco la volatilidad a la que están sujetas, lo cual facilitará que podamos utilizarlas como un activo alternativo o como una divisa, que es como vemos que acabarán estabilizándose. Cualquier activo que no dependa de los bancos centrales puede llegar a ser muy útil teniendo en cuenta los excesos que están cometiendo los bancos centrales, que algún día podrían pasar factura.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email