X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

entrevista a la banda full

"Era moderno decir que éramos indies pero no somos nada de eso"

16/03/2016 - 

VALENCIA. La banda sevillana Full presenta su segundo disco, Tercera Guerra Mundial, toda una declaración de intenciones para la industria musical. Tras un primer disco muy prometedor precedido de varios trabajos anteriores, el 11 de marzo sacaron a la venta su nuevo disco, más maduro y transcendental.

Tras Mi Primer Atraco (2013), llega Tercera Guerra Mundial (2016) de la mano de Warner Music. Diez canciones que irrumpen en el panorama del indie español desde los bordes de la página pero que tienen papeletas para entrar de lleno en todos los festivales por pleno derecho. Antes de la presentación del disco en Valencia, Javi Valencia y Manu Jurado atienden a Valencia Plaza y nos hablan de su último trabajo, su punto de vista sobre el panorama indie nacional y su lista de conciertos festivaleros

- ¿De donde viene el nombre de la banda?
- Javi Valencia: De un proceso caótico de búsqueda de nombre. Entramos en bucle, no encontrábamos nada y el baterista que teníamos antes propuso ‘full’, de ir a full, a saco, a por todas, con el depósito lleno, de muchísima energía. Un nombre que condensaba nuestra actitud. Teníamos un proyecto que se había roto y de repente resurgimos, se nos cargaron las pilas, queríamos ir a por todas y este nombre resumía mucho nuestra idea.

- ¿El título del último disco estaba claro antes o surgió en el proceso?
- Al principio el tema que le da nombre al disco no iba a estar en él, pero al final era una canción que nos gustaba a todos mucho. Grabar un disco es un proceso en el que metes muchos colores dentro de una misma paleta y tienes que hacerlo cuadrar. La canción decía mucho más allá por lo que le dimos su hueco y al final vimos una puerta, un símbolo interesante. Cumplía nuestro objetivo de decir algo más allá de lo que aparentemente se dice.

- Aullando, el primer single de Tercera Guerra Mundial ya tiene videoclip. ¿Cómo fue la grabación?
- El vídeo está dirigido por Mari D. Galiano, que contaba con un equipo muy reducido. Una cámara y un concepto muy claro. Sabiendo perfectamente lo que queríamos decir nosotros y lo que quería decir él: en el momento en el que la conexión se hace no hace falta un gran despliegue de medios.

- ¿Qué papel han jugado las redes sociales en el éxito de Full?
- Han sido una herramienta fundamental, pero no solo para nuestra banda, sino para cualquier disciplina artística en general. Es un escaparate comparable al de los festivales. Estás accediendo a un montón de personas con un mensaje directo. Tal cual esa persona se conecta le va a aparecer tu mensaje y al final te buscas un hueco en el día a día de las personas.

- ¿Como os veíais antes del primer disco? ¿Como una banda no comercial puede sacar un disco a día de hoy?
- Creo que pudimos sacar disco porque se ha abierto un mercado. Hay muchas bandas que no son comerciales y han sacado discos y de hecho han tenido una acogida a nivel comercial o a nivel social que nadie se esperaba. Estamos ante un cambio en la industria musical: bandas independientes de repente han hecho un boom por sus canciones y sin tener grandísimas discográficas detrás. En cierta medida eso ha ayudado a que nuestra acogida haya sido diferente.

- ¿Fue muy distinto el momento de sacar el primer disco al segundo? ¿Volvíais a estar en un punto de partida?
- Forma parte de la misma inercia que te mete en este mundo, el querer componer canciones, el querer montarlas con tu banda y salir fuera y lo más lejos posible a enseñarselas a la gente. Es un momento en el que tu quieres más, esa intención musical que tú misma naturaleza te pide, de querer dar más, ya no solo por la gente que te lo está pidiendo, sino por ti mismo, para seguir realizándote.

- ¿Una vez ya tienes un disco en el mercado es fácil continuar?
- Es de la inercia: sacar un segundo disco ha sido igual de fácil y de difícil que el primero. Realmente son cosas que te estás labrando tu solo. La industria te puede ayudar más o menos: no porque tu hayas sacado un primer disco el segundo va a ser más fácil. Es únicamente las ganas y tu apuesta por esta ‘lucha’ en la que has decidido meterte.

- ¿En qué lugar se encuentra el panorama del indie español? Tras este boom de los últimos años, ¿este tipo de música se podría decir que sigue siendo independiente?
- Ese es el problema de las etiquetas, al final se acaban estirando y se terminan agregando a sitios a los que a lo mejor no son los más adecuados y te acaba generando una percepción distinta de como son las cosas. El indie, lo que es la palabra indie como tal trasciende a otra época, a otro país, a otro tipo de banda, a otro tipo de gestión, que no tiene nada que ver con lo que había en España ni con lo que hay. Antes estaba guay y quedaba muy moderno decir que ‘somos indies’ pero realmente no formamos parte de nada de eso. Únicamente ciertas multinacionales han bajado en su potencia dentro del mercado y bandas que no tenían sello han despuntado. Creemos que forma parte de como evoluciona todo, al final se termina desechando o transformando lo que no sirve.

- ¿Qué tipo de música consideráis que hacéis entonces?
- Manu Jurado: Pop-rock.
- J. V. Las palabras van cambiando con el tiempo, se cargan de significado. El indie ya no significa una forma de mercado, sino un sonido al que hay que llamar de alguna manera. Si decimos ‘pop’ a Love of Lesbian o Vetusta Morla, los estamos metiendo en el mismo saco que Malú y que La Oreja de Van Gogh y claro, necesitamos entendernos.

- Dani Martín se llama a sí mismo indie. Si ahora la etiqueta lo es todo, tanto la música como la forma de producción, ¿no pierde sentido al hacerla tan extensa?
-J.V. Tenemos que seguir cargando las palabras y dejar que evolucionen y tenemos que llamar de alguna forma a esta música que estamos haciendo algunas bandas que no se parece al pop que hacen el resto. Si decimos indie nos entendemos. Si decimos que los festivales como el Arenal, el SOS 4.8 o el Dcode son festivales indies es porque verdaderamente no son como una gala de los 40 Principales. Es un sonido que nunca sonaría en medios convencionales o generalistas porque aunque no te gestiones independientemente la verdad es que sigues sin tener hueco en los grandes medios o en un circuito más convencional.

- ¿Los festivales se han convertido en el mayor escaparate indie nacional? 
- M. J. Los festivales se han convertido en un circuito paralelo, que no se toca con lo convencional. Van a parte y los festivales tienen una línea mientras que los medios convencionales van por otra.

- Actuaréis en seis festivales de aquí al 1 de julio. ¿Entendéis los festivales como una ‘sopa de artistas’ o como público objetivo?
- J. V. Si los grupos como el nuestro no tienen cabida en los medios convencionales, en la radio y en la tele, ¿como te muestras al público? Si consigues entrar en un festival tienes la oportunidad de que te escuche mucha gente que no te conoce. Lo bonito de los festivales es que empezando desde abajo, cada año puedes ver si escalas o no en el horario, en el cartel. Los grande smedios no nos arropan, por lo que los festivales son la forma de difusión más eficiente, con internet por supuesto. No puedes dejar de hacer conciertos de sala, que ahí es donde tocamos para la gente que de verdad quiere escucharnos.
M. J.  Los festivales son un expositor genial y como difusión es incomparable. Además tocar en un festival es algo muy, muy divertido.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email