GRUPO PLAZA

los resultados sobre el impacto de la cronicidad de los síntomas, más cerca de ver la luz

La Generalitat ultima un estudio sobre la covid persistente con cerca de 90.000 participantes

5/02/2022 - 

VALÈNCIA. El impacto del postcovid en la población es el objeto de estudio que los departamentos del Hospital La Fe y del Hospital Clínico-Malvarrosa están llevando a cabo con la colaboración de casi 90.000 personas. El estudio, financiado por la Conselleria de Innovació y dirigido por el área de Sanidad, es uno de los pasos más importantes dado por la Generalitat desde que Ximo Puig propusiera en la XXIV Conferencia de Presidentes autonómicos de julio del pasado año tomar medidas contra la covid persistente.

El proyecto fue aprobado a finales de diciembre, previa aceptación por parte del comité ético y obtención de los respectivos permisos de la conselleria. Por lo que, desde la primera mitad de enero, los encargados del estudio pudieron trabajar con los diferentes participantes. "Estamos muy entusiasmados con toda esta cuestión, queremos ver cual es realmente la repercusión que ha tenido la covid persistente", afirmó a Valencia Plaza uno de los principales promotores de este proyecto, Josep Redón, quien también forma parte del Programa Valenciano de Investigación Vacunal Covid-19 (ProVaVac) impulsado por Presidencia de la Generalitat, alma máter del estudio.

Los participantes se dividen en dos grupos, ambos rondando los 44.000 sujetos: el primero está constituido por personas que han pasado la covid, mientras que el segundo lo forman personas que comparten la misma edad, sexo, patologías y tiempo de seguimiento que sujetos del primero para "poder utilizar su información comparativamente".

Los sujetos del grupo de expacientes covid, ya vinculados a los del grupo de comparación, fueron sometidos a la primera fase del estudio para observar "qué diagnósticos se han generado sobre ellos" y qué tratamiento recibieron tras dejar de ser positivos. En la segunda fase no sólo se recogen diagnósticos, también se tiene en consideración las quejas que el paciente haya transmitido al especialista, es decir, la historia clínica. "Un dolor de cabeza no se da como diagnóstico, se apunta como parte de la historia clínica", comentó Redón.

Esta última fase se sustenta en las técnicas de análisis del lenguaje natural, la capacidad de hacer que las máquinas y sistemas informáticos procesen y entiendan la información relevante de un texto desorganizado. De esa manera, los soportes informáticos de Sanidad pueden gestionar, entre otras cosas, lo importante de un diagnóstico o una historia clínica.

¿Cuándo se conocerá la magnitud de la covid persistente?

Según las citadas fuentes, en un plazo de dos a tres semanas podrían llegar a presentarse los primeros datos preliminares fidedignos sobre diagnósticos y fármacos. Lo que parece que se dilatará más en el tiempo es la recopilación de la información obtenida a raíz de las técnicas de análisis del lenguaje natural.

En palabras del propio Redó, al tratarse de una producción científica "de interés para el público", la Conselleria de Sanidad puede que opte por hacer un acto de presentación de resultados en vez de limitarse a liberar un documento con estos. Aunque, dado que este estudio se realiza en base a las infecciones de las cepas iniciales, no descartan realizar un "corte" para observar si hay variaciones cuando los datos de ómicron entren en escena.


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme