GRUPO PLAZA

entrevista al director general

José Mª Ferrer (Colectual): "Nuestro plan es estar en BME Growth dentro de tres o cinco años"

Foto: Eva Máñez
16/12/2021 - 

VALÈNCIA. Colectual, plataforma valenciana de financiación participativa debidamente registrada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), se ha incorporado al Entorno Pre Mercado (EpM) de Bolsas y Mercados Españoles (BME). Un paso más de la firma dirigida por José María Ferrer, que volvió a atender amablemente la llamada de este diario.

A continuación la charla mantenida, más allá de conocer la decisión que les ha llevado al EpM sino también de la salud que goza Colectual, los números en los que se mueve y, entre otros aspectos, las perspectivas de cara al próximo ejercicio.

-¿Qué les ha llevado a entrar en el Entorno Pre Mercado (EpM) de Bolsas y Mercados Españoles (BME)?
-Desde el inicio del proyecto Colectual, siempre hemos entendido que ser una sociedad cotizada era la trayectoria natural para nosotros. Esto nos permite que si nuestro desempeño es correcto, podamos tener acceso a financiación para nuestro desarrollo, y que nuestros socios tengan una fórmula de liquidez, sin cambios bruscos en la propiedad y la dirección del proyecto. Que sea el mercado el que te valore te obliga a tener una gran disciplina en tu desempeño, pero creemos que es la mejor forma de juzgar si lo que haces tiene valor.

-¿Por qué recomendaría a un empresario que está valorando la salida al mercado pasar primero por el EpM?
-El EpM es una escuela, es un paso necesario antes de llegar a cotizar en un mercado. No basta con conocer los mecanismos operativos teóricos. Hay una gran cantidad de elementos intangibles, que son necesarios considerar a la hora de tomar decisiones en la empresa, que con mucha frecuencia trascienden al exterior y han de ser explicados muy bien para que el mercado las entienda. Nosotros teníamos conciencia de ello antes de entrar en el EpM, pero a lo largo de las sesiones de trabajo hemos podido constatar la importancia de estar bien aconsejado. No hay autodidáctica posible ante la enorme tarea de cotizar en un mercado.

José María Ferrer (i.) y Pedro Gómez
-¿Aspiran a ser en un player destacado en la financiación no bancaria para las empresas?
-Yo diría que es más correcto el término relevante, no destacado. No es un tema de modestia, sino de realidad y de sentido común. Hoy en día, cinco bancos concentran el 90% de la financiación de las pymes. Todos los demás somos una gota en la piscina. Nuestro objetivo es concienciar a las empresas de la importancia de independizarse de los bancos y poco a poco, haciendo las cosas y sin equivocaciones, apoyando proyectos solventes de empresas y haciendo que los inversores tengan una rentabilidad correcta, sin sorpresas. Si lo hacemos cumpliendo estos parámetros, tendremos un lugar en ese mercado.

-¿Se ven cotizando a corto/medio plazo en BME Growth o en algún otro mercado regulado de BME?
-Nuestro plan es estar en BME Growth en el medio plazo, entre tres y cinco años. Aun somos pequeños y nos falta demostrar que podemos hacerlo bien con volúmenes de actividad mucho mayores. No olvidemos que nuestra actividad no se mide sólo por el volumen, sino también (o sobre todo) por la calidad crediticia de las financiaciones realizadas.

"Este mes de diciembre alcanzaremos los 3.000 inversores registrados en la plataforma y una producción de 6 millones de euros el presente año"

-¿Con qué números va a terminar Colectual el año en curso (préstamos formalizados, rentabilidad media, inversores registrados, tasa de morosidad…)?
-Este mes de diciembre alcanzaremos los 3.000 inversores registrados en la plataforma y una producción de 6 millones de euros el presente año, lo que supone un crecimiento del 120% respecto a 2020, con una rentabilidad media del 5.80% y con 24 meses seguidos sin impagos. Nuestra tasa de mora histórica es del 3.80%, tras unos comienzos difíciles, pero hay que destacar que en los últimos 24 meses nuestra mora es cero. Esta es la línea que tenemos que seguir, la de crecer lo que podamos con el límite de nuestra capacidad de seleccionar operaciones de calidad. Buscamos un crecimiento sólido que nos permita ganar la confianza de más inversores profesionales y particulares.


-¿Y qué objetivos se han marcado para 2022?
-En términos cuantitativos, queremos superar los 10 millones de producción con un coste del riesgo (una medida de la calidad crediticia), inferior al 0.75%, lo que nos obliga a ser muy selectivo en los proyectos que publicamos, dado el complejo entorno económico en el que nos movemos. Cualitativamente, aspiramos a dar un salto en nuestras capacidades futuras. Tenemos en marcha una ampliación de capital para hacer un cambio tecnológico, obtener el pasaporte europeo de nuestra actividad y desplegar una red de distribución que nos permita generar y financiar activos por encima de los 100M en 2026, manteniendo la calidad crediticia actual.

-¿Por qué no termina de cuajar la financiación participativa en España a la vista de que son muy pocas las plataformas (PFP) debidamente registras en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV)?
-España es un país históricamente muy bancarizado. Hace quince años, había 200 entidades financieras en nuestro país, la mitad de las cuales eran cajas de ahorro muy vinculadas con su territorio. En ese contexto, había muy poco espacio para la financiación empresarial no bancaria. En esto España era una excepción. Tras la crisis de 2008 se hizo evidente que hacían falta alternativas a la financiación bancaria, y tras la crisis de la covid-19 se ha evidenciado que los bancos no tienen ni la voluntad ni los recursos para financiar de forma exclusiva el tejido empresarial de nuestro país. Y ahí es donde el crowdlending está ahora encontrando el espacio que ya tiene en otros países de Europa, América y Asia. El crowdlending es una corriente mundial de inversión y financiación, y estamos ahora en el momentum de mercado adecuado para que se desarrolle definitivamente. Las nuevas formas de financiación han venido para quedarse sin ninguna duda.

"Habría que preguntarle al gobierno y al lobby bancario que reclamó en exclusiva la gestión de estos fondos públicos"

-¿Por qué siguen fuera de los créditos ICO en España las PFP, cuando fuera de nuestro país sí que se han beneficiado de ello?
-Habría que preguntarle al gobierno y al lobby bancario que reclamó en exclusiva la gestión de estos fondos públicos. Las plataformas de crowdlending registradas ante la CNMV somos actores regulados en el crédito empresarial, no somos un 'chiringuito financiero', y como tales actores -evaluados por el Banco de España y la CNMV- debíamos haber tenido acceso a gestionar parte de esos fondos. Yo señalaría dos consecuencias de la decisión de que fuesen los bancos los gestores exclusivos de los fondos ICO:

  • La gestión de aquellos fondos fue bastante discutible. Una parte significativa de los fondos ICO se destinaron a refinanciar operaciones 'problemáticas' de la banca. No se inyecto más crédito, sino que se emplearon avales públicos para reducir los riesgos de la banca. No hay estadísticas, pero mi 'olfato sectorial' creer verosímil que dicha sustitución supuso más de un tercio del crédito total.
  • Podía haberse empleado el fuerte impulso de fondos públicos, para desplegar un nuevo sector de crédito alternativo a la banca, dando a la industria del crowdlending el empujón definitivo para convertirse en una fórmula de financiación adicional para nuestras empresas.

Creo que nuestras autoridades deberían reflexionar sobre esto a la hora de gestionar futuros planes de financiación empresarial.


-A la vista del proceso de consolidación bancaria que se está viviendo en España, ¿es el fin del sector tal y como lo hemos conocido?
-La consolidación bancaria supone que una pyme tenga menos puertas donde acudir a la hora de tener financiación. Por otra parte, los requerimientos regulatorios sobre la actividad bancaria y las necesidades de capital que representa, hacen que el crédito a pymes sea una actividad poco rentable para la banca. O creamos fórmulas alternativas para la financiación de nuestras empresas o tenemos comprometido nuestro desarrollo como sociedad. El crédito es el motor del desarrollo y necesitamos asegurar que nuestras empresas van a tener la gasolina que necesitan para funcionar.

"Vamos por la sexta ola y mucho nos tememos que vamos a tener que acostumbrarnos a convivir con ésta y más olas en el futuro"

-¿Es la Ómicrom, la nueva variante de la covid-19, una seria amenaza para las pymes españolas?
-En nuestro consejo asesor tratábamos este asunto el otro día. Vamos por la sexta ola y mucho nos tememos que vamos a tener que acostumbrarnos a convivir con ésta y más olas en el futuro. Todo lo que suponga restricciones a la movilidad es dramático para buena parte de nuestros sectores productivos, pero tendremos que acostumbrarnos. Por un momento parecía que la vacunación terminaría con el problema, pero todo es más complejo. Ciertos cambios sociales han venido para quedarse: teletrabajo, mascarilla, distancia social... Una empresa se enfrenta a diario con riesgos: impagos, suministros... La covid-19 es uno más, importante y muy transversal, pero uno más.

-Pues no nos toca otra que convivir con la covid-19...
-Habrá que convivir con él hasta que la ciencia lo supere. Del mismo modo que los ciberataques se han convertido en poco tiempo en un riesgo a tener muy en cuenta, tenemos que considerar igual al coronavirus. En Colectual hemos evaluado el impacto de la covid-19 en nuestra cadena de producción, y hemos establecido protocolos específicos para reducir su impacto. Si no podemos vencerlo, tendremos que aprender a convivir con él.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email