Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

entrevista al gerente de istec

Juan Alegre: "La pandemia ha acelerado el proceso de transformación digital"

21/09/2020 - 

VALÈNCIA. En marzo de 2019, el el pleno del Consell aprobó la creación de una sociedad mercantil para la prestación de servicios de telecomunicaciones y certificación electrónica: Istec, que dependería de la Conselleria de Hacienda que dirige Vicent Soler

Una entidad que, no obstante, el Botànic I ya contempló en la ley de creación de la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias (AVSRE), aunque finalmente tardó dos años en constituirse. Tras su aprobación en un pleno del Consell, la sociedad mercantil tardó nueve meses en constituir su consejo de administración -en diciembre del año pasado- para "adaptarlo a los cambios en la composición del Gobierno de la nueva legislatura". 

Apenas un mes después, en enero de 2020, el consejo designó a Juan Alegre gerente de la mercantil y recientemente, el pasado 2 de septiembre, nombraron a Marta Mateu vicegerenta de la entidad. Valencia Plaza entrevista a Alegre para que cuente los primeros pasos de Istec durante la pandemia y cuáles son sus planes en el futuro más inmediato. 

Juan Alegre. Foto: KIKE TABERNER

-¿Cuáles son los proyectos de Istec? ¿Qué es lo que va a hacer de forma más inmediata? 
-Istec es una sociedad mercantil del sector público instrumental de la Generalitat Valenciana. Actualmente tenemos configurada la sociedad con dos vertientes: una sería la parte de telecomunicaciones, tanto servicios como infraestructuras, y otra sería la confianza electrónica. Yo entré en enero y en marzo fue declarado el estado de alarma y desde entonces hemos sufrido dos pruebas de estrés que nos han servido para testar la validez de esta sociedad. El primero de ellos fue la necesidad de configurar todo el teletrabajo para todos los empleados públicos. Nos pusimos a total disposición de la DGTIC y en un tiempo récord emitimos más de 10.000 certificados para empleados públicos. En segundo lugar, también aprovechamos la oportunidad de desarrollar un sistema de creación de certificados electrónicos mediante videoidentificación con un sistema de inteligencia artificial que te reconoce facialmente. Como en ese momento la gente no se podía desplazar a los puntos de registro, desarrollamos una plataforma para realizar certificados digitales con videoidentificación que la Secretaría de Estado de Inteligencia Artificial nos aprobó. De hecho, fuimos la primera administración pública en hacerlo. Y lo conseguimos gracias a la excelente calidad de los técnicos que tenemos en la plantilla de la Agencia de Certificación Electrónica (ACCV). El segundo test de estrés es en el que estamos ahora trabajando, que es el segundo dividendo digital. Eso afecta a la otra parte de la sociedad: los servicios de telecomunicación. Un dividendo digital no se hace todos los años, el último fue en 2014. Siete años después estamos con el segundo, que es un proyecto de mucha envergadura y se tuvo que aplazar por el Covid-19 aunque ahora ya estemos cumpliendo con el calendario. 

-Ha citado cómo estuvieron trabajando con la DGTIC durante la pandemia para poder facilitar el teletrabajo con la emisión de certificados digitales. Con la experiencia de estos meses,¿cree que se estaba muy atrasado en cuanto al teletrabajo y la digitalización de la Administración? ¿En qué sentido? 
-Sí que estaba previsto, pero la pandemia ha hecho que se tuviera que acelerar todo. El trabajo que la DGTIC hizo en cuestión de semanas, y en el que nosotros les apoyamos, en un escenario natural hubiera costado meses. Es cierto que había cierto retraso, pero también lo es que estaba en los planes estratégicos. Solo que la pandemia ha acelerado todo este proceso de transformación digital. 

-Ahora se está actualizando ese decreto porque la pandemia ha demostrado que está caducado. ¿Cree que con esto y con los avances que se han producido en esta materia ahora la Administración sí estaría mucho más preparada si se produjera un escenario como el de abril, por ejemplo?
-Desde el punto de vista técnico sí porque ya se ha demostrado con el estado de alarma. Nosotros emitimos más de 10.000 certificados y los trabajadores pudieron teletrabajar desde sus casas y no hubo incidencias dignas de reseñar. Desde el punto de vista normativo, que está fuera de mis competencias y de mi ámbito de conocimiento, entiendo que se está avanzando en este sentido. 

Juan Alegre durante la entrevista. Foto: KIKE TABERNER

-¿Cómo de preparado estaba el funcionariado para utilizar todas estas herramientas que ha puesto en marcha junto a la DGTIC?
-No solo el funcionariado, sino los ciudadanos y la sociedad no estaba preparada. Los agentes del sector tecnológico sí que éramos muy conscientes de todo este proceso de transformación digital que está haciendo la sociedad, pero realmente el estado de alarma y la pandemia ha hecho de catalizador de esto; que todo el mundo tiene que subirse a este carro, tanto sociedad, empresas, ciudadanos... no solo funcionarios. El nivel de preparación de los funcionarios es similar al de los ciudadanos, todos estamos en proceso de transformación digital que se ha visto acelerado. 

-¿Qué labores ha coordinado Istec junto a la DGTIC para completar la liberación del segundo dividendo digital?
-La situación de las redes de telecomunicación en la Generalitat eran, por decirlo de alguna manera, singular. ¿Por qué? Porque hasta este momento la red del multiplex autonómico la gestionaba la extinta RTVV; la red de extensión de TDT, que es otra red de servicios de televisión digital lo gestionaba la DGTIC; y la red de emergencias, que también lo gestionaba la DGTIC. Con lo cual teníamos tres servicios y una visión de que eran infraestructuras separadas, a pesar de que sí hay emplazamientos y centros donde estos servicios comparten ubicación. Uno de nuestros objetivos es gestionar esto como una red única, no como tres separadas. Las infraestructuras de telecomunicación es un activo que tiene la Generalitat de un valor estratégico incalculable. Toda la transformación digital se basa en unas infraestructuras residentes y de calidad. Si no tuviéramos esos cimientos, sería más complejo. Desde ese punto de vista, queremos gestionarlo como una red única, y en parte también para racionalizar la gestión de los servicios públicos porque no tiene sentido que un activo de la Generalitat con tres servicios distintos se gestionen de tres formas diferentes. Como la DGTIC coordinaba la TDT y emergencias e ISTEC ha heredado toda la parte del mltiplex autonómico, la coordinación se ha basado en que entre los dos se pueda acometer el segundo dividendo digital. 

-Si con ese proceso se va a liberar la banda de 700 megahercios (MHz) del espectro radioeléctrico para desplegar las futuras redes de telecomunicaciones 5G, ¿cómo quedaría el tendido radioeléctrico? Es decir, ¿cómo afecta el dividendo digital a los múltiplex y las concesiones que hay de la TDT?
-No afecta porque lo que se produce es una reordenación de canales. Simplemente se libera una parte del espectro para que sea ocupado por otro servicio de nueva generación 5G. A nivel técnico es muy complejo porque hay que ordenar todos los centros de comunicación, resintonizarlos, cambiar los transmisores, etcétera, pero a nivel técnico es una reordenación. Con lo cual, no afecta. 

Juan Alegre en la Ciudad Administrativa del 9 d'Octubre. Foto: KIKE TABERNER

-¿Y tampoco afectará a los hogares valencianos? ¿Puede afectarles a la hora de recibir señal de tv?
-Tanto el Ministerio, desde la DGTIC hacia los ayuntamientos y desde la propia À Punt se está haciendo una campaña de comunicación para que todos los ciudadanos resintonicen los canales en sus hogares, con lo cual, es complicado no enterarse de este segundo dividendo digital porque por tres vías distintas llega la información a los ciudadanos. 

-Istec se crea en 2019, pero realmente la ley de creación de la AVSRE de 2017 ya contemplaba la creación de una empresa así. Esa ley determinaba que sería personal de RTVV quien se incorporaría a la entidad que se creara, en concreto el adscrito a RTVV SAU que pasó al Eige cuando se cerró la tele. ¿Son esos trabajadores los que están desempeñando labores en Istec?
-Ese personal es el que está desarrollando todas las labores del segundo dividendo digital. 

-Desde que se aprobó en marzo de 2019 la creación, la empresa ha tardado un año en constituirse -consejo de administración, nombramiento del gerente…-. ¿Por qué necesita una vicegerencia en este caso? ¿Estaba previsto o lo ha pedido usted por las necesidades del servicio?
-Una vicegerencia tiene que darle apoyo al gerente y es necesaria en toda sociedad mercantil. Por el volumen de nuestra sociedad podemos crear un cargo de este tipo, un alto directivo, y lo hemos cubierto con Marta Mateu, que hasta hace poco era la gerente del Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicación de la Comunidad Valenciana y conoce perfectamente el sector. Es una persona idónea para ocupar el cargo. Ahora mismo en plantilla estoy yo como gerente, las 7 personas que vienen del Evha y antiguo personal de RTVV SAU, y 4 personas que vienen de la Agencia de Certificación Electrónica. Obviamente necesitábamos puestos de dirección para dirigir cómo montar esta sociedad porque yo solo no puedo. Necesito un equipo alrededor para poner en marcha esto porque tiene su complejidad.

Alegre durante la entrevista. Foto: KIKE TABERNER

-¿Puede darse la circunstancia de que alguna de sus competencias colisionen o dupliquen algunas de la SA de Comunicación o las de la DGTIC? 
-En absoluto, todo lo contrario. Son el complemento ideal. Istec se crea por tres motivos fundamentales. La primera es por una cuestión normativa. La Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT) que está integrada en la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC), ya hace mucho tiempo que definió el marco normativo para que una administración pública pudiera ejercer como operadora de telecomunicaciones dentro de un sector liberalizado para no distorsionar el mercado con unas pautas de cómo se tenía que hacer esto. Si tu estás dando servicios de autoprestación no tienes que darte de alta como operador, pero en este paso como vamos a integrar todas las redes en una red única sí que vamos a dar servicio a terceros. De hecho, ya lo estamos haciendo. La segunda, por racionalizar la gestión de los servicios públicos. Y la tercera razón, por un punto de vista estratégico: porque una buena infraestructura de telecomunicaciones es el cimiento clave para la transformación digital. Todo esto lo que hace es dar soporte a todos estos organismos. Al ser una sociedad tenemos mucha más agilidad a la hora de contratar, de poner en marcha iniciativas que ellos no tienen por todos los procesos administrativos que deben hacer. 

-En la presentación de la entidad, Hacienda explicó que su explotación permitiría la recepción de ingresos significativos para realizar mejoras. ¿Existe alguna previsión sobre esto?
-Al prestar servicio a terceros, tenemos que darnos de alta como operador ante la CNMC. Hasta que ha llegado Istec no existía un interlocutor visible para empresas a nivel de las infraestructuras de telecomunicación de las que la Generalitat Valenciana dispone, que son muchas. En cuanto hemos empezado, la cantidad de llamadas y solicitudes de empresas privadas para utilizar nuestra infraestructura ha sido muy elevada. Esos ingresos significativos vienen de una parte muy básica de utilizar esa infraestructura física para que otras empresas puedan disponer sus, por ejemplo, antenas o torres de telecomunicación. Pero no solo eso, nosotros damos servicio a nivel estatal a ayuntamientos, asociaciones u organismos en toda la parte de certificación digital y de ahí se reciben muchos ingresos. 

-Pero ¿existe alguna cuantificación?
-El céntimo no te lo puedo dar. Pero ahora que estamos elaborando los presupuestos del siguiente año, tenemos cuantificado tanto los ingresos de nuestro cliente interno que es la Generalitat como los externos. 

-No nos lo va a adelantar...
-Estamos cerrándolo en el presupuesto. 

Juan Alegre. Foto: KIKE TABERNER

-Istec participa como socio fundador de la primera cooperativa española que ofrece una red pública de tecnología 'blockchain' para la protección de transacciones en línea. ¿Por qué una cooperativa de tecnología blockchain? 
-Esta iniciativa surge de la Universidad de Alicante, de un grupo de investigación que arropa a juristas, especialistas en derecho digital, ingenieros, especialistas en blockchain... Como nosotros damos el servicio de certificación digital, un complemento perfecto para las redes de blockchain es precisamente éste, la certificación electrónica. La red de blockchain permite seguir la trazabilidad del datos y la certificación que nosotros ofrecemos es, además, dar validez legal a ese dato. Nos invitaron a formar parte de ello porque pensaron que éramos el complemento perfecto. Nuestro compromiso con la transformación digital es total. Ahora ya podemos dar servicio de blockchain a quien nos lo solicite. 

-¿Qué aporta a la Administración el blockchain?
-Recientemente salió una noticia de que el Gobierno de Aragón había puesto en marcha una iniciativa de blockchain para licitaciones públicas para poder seguir la trazabilidad de esas licitaciones. Puede aportar muchísimo. Cualquier tecnología de transformación digital, nosotros tenemos que estar ahí para poder prestarla en el momento en el que se dé un salto hacia delante. No podemos depender de terceros. 

-¿Cómo se podría aplicar el blockchain a las licitaciones? ¿Cómo afectaría a los procesos?
-En una licitación pública, hay un proceso desde que se presenta la licitación hasta que se resuelve. Si tu tienes una tecnología blockchain que está garantizando la trazabilidad de ese dato es imposible que nadie pueda acceder a él y modificarlo. Si además le añades nuestra tecnología de certificación electrónica das una garantía legal absoluta a ese proceso. En otro sentido, además, puedes agilizar los procesos porque pueden ser más automatizados. 

-¿Están las empresas preparadas para esta tecnología?
-Aquí en València somos un foco innovador. Las pyme evidentemente no están preparadas para ello, pero sí que hay empresas innovadoras que pueden prestar sus servicios a través de redes de blockchain. 

-¿Por qué Istec se encuentra en la Conselleria de Hacienda y no en la de Innovación?
-La Conselleria de Hacienda es transversal porque da servicio al resto de consellerias. Estamos en el 'backend', al final dando soporte a toda la Administración. Istec es eso, en definitiva: una sociedad que da un servicio transversal de telecomunicaciones electrónicas y que da soporte al resto de la Administración, aunque también a terceros, pero nuestro primer cliente interno es la Generalitat. Por eso tiene todo el sentido del mundo que dependamos de la DGTIC y de la Conselleria de Hacienda. 


Juan Alegre en el CA90. Foto: KIKE TABERNER

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email