GRUPO PLAZA

corbín: "Alfonso [grau], ¿cómo estás? dime cuándo puedo verte. vendría jaime febrer. tema vpo"

La UCO cree que el cabecilla de Azud 'cocinó' concursos de vivienda protegida en València

29/04/2022 - 

VALÈNCIA. El Ayuntamiento de València fue el epicentro de los tejemanejes del conglomerado mercantil de Jaime Febrer, que según el sumario del caso Azud, no sólo habría influido a través de sus contactos en procedimientos internos del consistorio para su propio beneficio, sino también en la empresa pública dependiente del consistorio Aumsa, encargada de la gestión urbanística y buena parte de las viviendas públicas del Ayuntamiento.

Tanto es así que, tras analizar la ingente cantidad de documentación incautada, la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil cree que Febrer 'cocinó' concursos públicos de Aumsa para que sus empresas fueran las adjudicatarias y con condiciones más ventajosas. En palabras de la UCO, el conglomerado empresarial de Febrer "participó de forma activa en la confección de los pliegos" de condiciones de licitaciones para beneficiar a sus compañías, que al final del proceso de contratación acabaron resultando las seleccionadas.

Resulta que el empresario estaba intensado en desarrollar vivienda protegida en la ciudad, de manera que en 2009 compró una mercantil, Auvmar, que utilizó para "licitar y resultar adjudicataria" de licitaciones para el desarrollo de vivienda de Aumsa. Todo pese a que las operaciones habrían generado "un perjuicio" tanto para el propio Ayuntamiento como para otras empresas constructoras.

Esta mecánica de trabajo en beneficio del promotor se habría llevado a cabo con la "connivencia" de cargos políticos que, por otro lado, venían recibiendo de él diferentes regalos y "dádivas". La UCO incide especialmente en el entonces gerente de Aumsa, Carlos Masía: el presidente del Consejo de Administración de la empresa pública, el concejal de Economía, Alfonso Grau; el edil de Urbanismo, Jorge Bellver; y el portavoz del PSPV, Rafael Rubio.

Bellver, Grau y Rubio

Los correos electrónicos de enero de 2010 intervenidos entre Febrer y otras personas de su grupo empresarial muestran que ya manejaban documentos de las condiciones de un concurso dos meses antes de que Aumsa los aprobara en marzo. Documentos que corresponderían al pliego de cláusulas que estaba "barajando" la empresa pública para licitar la concesión de varios suelos en el barrio de Patraix y Moreras para construir vivienda protegida. Documentos en los que, hay que resaltar, se habían eliminado manualmente las referencias a Aumsa.

"Relevante capacidad" para influir en los pliegos

Pero además, los agentes hallaron en el sistema informático del grupo empresarial otro documento con "puntos a revisar". Aquí se analizaban las condiciones del presunto borrador de pliegos para instar a modificarlas o incluso eliminarlas, según la Guardia Civil. 

Por ejemplo, la compañía de Febrer creía "conveniente" que hubiera dos lotes -uno para suelos de Patraix y otros para Moreras-, que se eliminase la exigencia de trasteros o que se cambiara el momento del pago del canon por parte de la adjudicataria. Aspectos, entre otros diferentes, que casualmente acabaron siendo realidad en los pliegos definitivos del concurso convocado por Aumsa, explica el informe.

Pero la Guardia Civil va más allá para señalar "la gran capacidad" del conglomerado empresarial de Febrer para "influir en la tramitación" de los expedientes y su "participación preponderante" en el diseño de las condiciones del concurso. Y lo dice porque estos cambios habrían afectado incluso a los criterios de puntuación de las ofertas. Así, la empresa de Febrer pedía que se eliminaran aspectos que se evaluaban de las ofertas como la sostenibilidad o la cesión de locales y aparcamiento a Aumsa. Y -también casualidad- así fue: no aparecieron en los criterios de valoración definitivos.

La Guardia civil. Foto: MARGA FERRER 

Es decir, por poner un ejemplo y presumiblemente, los pliegos iniciales iban a puntuar mejor a la empresa que cediera locales y plazas de aparcamiento de sus construcciones a la administración. Pero la compañía que dirigía el promotor urbanístico pedía en su documento suprimir este punto -y los otros mencionados-, como acabó reflejándose en los pliegos. Motivo por el cual la UCO considera que hubo un "perjuicio" potencial a la administración: al no incluirse como aspecto a evaluar, las empresas no lo recogían en sus proyectos y el Ayuntamiento se quedaba sin locales y sin plazas de parking.

Por todo ello la UCO asevera que estos hechos "responden a la participación" de las compañías del empresario Jaime Febrer "en la confección de los pliegos de condiciones" para el concurso de varias parcelas en el sector de Patraix valoradas en 12 millones de euros. 

Así pues, el 9 de marzo de 2010, el consejo de administración de Aumsa, que gerenciaba Carlos Masía, aprobaba los pliegos definitivos, cuyas condiciones concidían con las peticiones realizadas por la empresa de Febrer en sus documentos. Alfonso Grau presidía el consejo de administración, del que también formaba parte el concejal de Urbanismo, Jorge Bellver, y el portavoz del PSPV, Rafael Rubio, entre otros.

Los SMS y el papel de Corbín

En mayo, y tras valorar los técnicos las diferentes ofertas, la de Auvmar -empresa de Febrer- fue la vencedora de la licitación. Un proceso en el que posiblemente podría haber tenido algo que ver el cuñado de la entonces alcaldesa Rita Barberá, José María Corbín, que había sido contratado poco antes por Auvmar para "asesorar" a la firma en materia de concursos públicos. Por dicho trabajo, cobró en honorarios -presuntas comisiones- 3.000 euros al mes hasta 2012 (junto al IVA, más de 90.000 euros en total).

Pues bien, en este marco y dos días después de que Aumsa lanzara el concurso con los pliegos presuntamente 'cocinados', Corbín remite a Alfonso Grau un SMS: 

- Alfonso. ¿cómo estás? Dime cuando puedo verte. Vendría Jaime Febrer. Tema VPO. Un fuerte abrazo".

José María Corbín. Foto: KIKE TABERNER 

Más tarde, un mes antes de adjudicarse el contrato, y siguiendo el relato de la UCO, Corbín le envía otro mensaje a Grau:

- Febrer quiere que vayamos a plantear lo de VPO a C. Masía [el gerente de Aumsa]. Lo ves oportuno?

SMS que, por un lado, evidencian la interlocución que ejerció Corbín con los cargos políticos. Y por otro lado resultan intrigantes al querer tratar Corbín un "tema VPO (siglas de vivienda protegida)" con Febrer, el presidente del consejo de administración, Alfonso Grau, y el gerente de Aumsa, Carlos Masía, durante el proceso de valoración de ofertas.

Otro concurso presuntamente irregular

Meses más tarde de aquel concurso en el que la empresa de Febrer acabó siendo la adjudicataria, Aumsa convocó otro procedimiento de contratación para adjudicar parcelas en Patraix y Quatre Carreres. Y en este caso, como ocurrió en la otra ocasión, el conglomerado empresarial de Febrer "habría tenido acceso a los pliegos" antes de que se aprobaran y, también como en el anterior concurso, "habría efectuado una nueva revisión" de los pliegos. En este caso, las dos adjudicatarias fueron Auvmar y Costa Azahar, ambas pertenecientes al grupo mercantil que encabezaba Jaime Febrer, y curiosamente las dos fueron las únicas empresas que se presentaron a sus respectivas licitaciones.

Regalos y "dádivas"

La UCO vincula todas estas presuntas irregularidades a los múltiples regalos que, habitualmente cada navidad, Febrer hacía llegar a los cargos políticos. Tanto Grau, como Bellver, Masía y Rubio venían recibiendo desde al menos 2002 regalos de todo tipo: plumas, relojes, maletines, lotería, etcétera.

Pero había otro tipo de agasajos. De hecho, el empresario llegó a gestionar las vacaciones de Bellver y su familia en una casa recién adquirida en República Dominicana para agosto de 2010, aunque no acabara produciéndose ese viaje. Incluso Febrer le dijo a Bellver en un correo: "Espero que lo disfrutemos juntos", en relación al inmueble en cuestión.

Jorge Bellver, en imagen de archivo

En el caso del gerente de Aumsa, Carlos Masía, su hijo habría estado contratado en una empresa vinculada a Febrer, y su salario se habría pagado desde una compañía del promotor, en lo que aparenta ser un favor. Un favor porque el encargado de la empresa en la que trabajó el hijo de Masía le dijo a Febrer sobre el "chaval": "Como ya te comenté aquí falta no nos hace". Y sobre su renovación, le dijo: "Lo pongo en tus manos, en función de lo que me digas, actuaré".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme