X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

su inicio se prevé en 2021

Los Presupuestos sentencian el retraso de las obras del túnel pasante

16/01/2019 - 

VALÈNCIA. Los Presupuestos Generales del Estado presentados por el Gobierno de Pedro Sánchez esta semana quintuplican la partida presupuestaria dedicada a transporte ferroviario, concretamente a las empresas Adif y Adif Alta Velocidad, en la Comunitat Valenciana hasta alcanzar los 617,7 millones de euros para este 2019, a expensas de su tramitación parlamentaria. Pero este incremento se verá ensombrecido por otro de los datos que recogen las cuentas: las obras del túnel pasante no empezarán hasta 2021.

Esto no es otra cosa que la constatación, negro sobre blanco, del retraso en el proceso de gestación del proyecto de esta infraestructura, el canal de acceso y el túnel subterráneo que pretenden evitar que València se convierta en el semáforo del Corredor Mediterráneo. El plazo de finalización, si no hay imprevistos, se estima en el ejercicio 2026.

Las cuentas de este año incluyen una partida para este menester de 2,7 millones de euros y otros dos para 2020, mientras que las inversiones de mayor calado no se prevén hacer hasta el siguiente año, cuando estas se encuentran en torno a los 60,5 millones de euros. Esto se ha considerado desde el consistorio como la asunción de las demoras para el comienzo de las actuaciones, puesto que los últimos Presupuestos del Gobierno de Mariano Rajoy fijaban el pistoletazo de salida para 2020, y con una partida sustancialmente mayor, de 94 millones de euros.

Imagen de archivo de las vías ferroviarias a su llegada a la Estación del Norte. Foto: KIKE TABERNER

De hecho, las previsiones del Ministerio de Fomento, ahora dirigido por José Luis Ábalos, pero entonces encabezado por Íñigo de la Serna, era que a finales de 2020 se pudieran iniciar estas obras, si bien existía la duda sobre si llegarían entonces o entrarían en el año siguiente. Reservas que, a juzgar por el reparto anual de las partidas, ya se han disipado.

Es por ello que en Compromís se mostraron "profundamente decepcionados", en palabras del alcalde de la capital del Túria, Joan Ribó, en una valoración de las cuentas junto al diputado nacional de la coalición Joan Baldoví.  "El análisis es muy claro: se retrasan las obras un año y se rebaja la inversión inicial", aseveró el primer edil, que insistió: "Tenemos que decirlo muy claramente, no estamos de acuerdo". Y para Ribó, agravante es con estos mimbres que, por otro lado, el Consejo de Administración de la Sociedad Parque Central no prevea la reforma del convenio existente. 

"Es imprescindible cambiar un convenio que viene de mucho antes, nosotros lo hemos pedido y no se cambia", subrayó Ribó, quien incidió en el hecho de que todo esto "supondrá un retraso para todas las obras del Parque Central" -la primera fase ya inaugurada es el 40% de la superficie total-. Asimismo, lo considera todo un agravio comparativo con otras capitales con Madrid, que cuenta con tres túneles, y Barcelona, con dos finalizados y uno más en camino. "Ya está bien; no es posible retrasar más estas obras".

Foto: KIKE TABERNER

El llamado canal de acceso -el soterramiento de las vías, en romano paladín- tiene un coste estimado de 350 millones de euros, que el Ministerio de Fomento popular se comprometió a costear en un 50%. El presupuesto que se prevé destinar para la Estación Central intermodal es de otros 900 millones de euros, si bien Fomento pretende abaratar su coste. Y el túnel pasante se estima en unos 850 millones de euros, a cuya financiación se ha comprometido también el Gobierno central. Con todo, se está a la espera de la firma del nuevo convenio, donde quedarán fijadas estas obligaciones.

"Sólo se ha ajustado el Presupuesto a la realidad"

La portavoz de los socialistas en el Ayuntamiento, Sandra Gómez, precisó que el retraso "no tiene nada que ver con la voluntad política del Gobierno de España", pues lo que se busca con lo plasmado en los Presupuestos es ajustar "los tiempos administrativos a los plazos reales y la realidad". Esta realidad a la que se refiere la portavoz es que el estudio del canal de acceso estará redactándose hasta 2020 y no será hasta 2021 cuando se puedan iniciar las obras. "Nosotros, que gobernamos el Ayuntamiento, sabemos que cuando hay que poner el dinero en el Presupuesto es cuando ya se tiene el proyecto de ejecución", explicó.

"Él [Ribó] sabe perfectamente que se está aún redactando el proyecto de ejecución del canal de acceso", por lo que "intentar dejar entrever" que la causa ha sido "la voluntad política, no obedece a la verdad ni a la realidad", insistió. "El compromiso de los más de 2.100 millones de euros con el túnel pasante está en los presupuestos", sentenció.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email