GRUPO PLAZA

Municipios de la Ribera Alta no forman parte de estas mejoras de "urgencia"

Más frecuencias y cinco nuevas rutas de autobús para unir la Ribera Baixa con el Hospital de Alzira 

23/07/2021 - 

VALÈNCIA. Las condiciones del transporte público en las comarcas de la Ribera Alta y la Ribera Baixa es una de las asignaturas pendientes de la zona. Durante años, los distintos alcaldes y alcaldesas de los municipios que lo forman, especialmente de aquellos más pequeños, han reivindicado una mejora en estas prestaciones que, hasta el momento, se habían dilatado en el tiempo a causa de los trámites administrativos.

Cabe recordar que la mayoría de los contratos de concesión de servicio público de transporte por carretera en la Comunitat Valenciana están caducados y han sido prorrogados o se encuentran próximos a la fecha de vencimiento. Y, en el caso de los contratos que dan servicio a la Ribera Baixa, están caducados desde 2013. "Hay problemas administrativos para renovar esas concesiones que, en muchos casos, están caducadas, y esto hace que el servicio no sea demasiado bueno", ha explicado Arcadi España, Conseller de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad. "Y cuando estábamos en el proceso de licitar esas concesiones, nos encontramos con la pandemia", ha añadido.

Además, España se ha referido a la situación económica que atraviesan algunas de las empresas que prestan estos servicios y que, en algunos casos, "han bordeado la quiebra". "Los ingresos que tienen estas empresas es lo que cobran de la gente que utiliza este transporte. De hecho, la Generalitat Valenciana les ha ingresado más de 13 millones de euros, y haremos nuevas ayudas para sostener el transporte público", ha señalado.

Ante esta situación, la conselleria ha decidido hacer un contrato de emergencia, que actualmente se encuentra en Intervención, para aplicar las mejoras de manera inmediata, hasta que se licite de manera la concesión de manera definitiva. El contrato tendrá una duración de dos años, o hasta que se licite la concesión, y un coste estimado de 391.000 euros al año, por lo que supondrá una inversión de 782.000 euros para el periodo de vigencia. Además, estará formado por cinco líneas con mayores frecuencias y un recorrido anual de 476.000 kilómetros.

"No es excusa para que decaiga la calidad del servicio, desde las frecuencias, hasta días en los que no pasa el autobús y no hay información, especialmente en los municipios pequeños", ha defendido España. Y ha puesto en evidencia la incoherencia de reivindicar la movilidad sostenible, frente al uso del vehículo privado, sin ofrecer opciones factibles para ello. "Es una de las comarcas que más problemas tiene de transporte público, porque este no es solo un problema que pasa en el interior de la Comunitat Valenciana", ha expresado.

Cinco rutas, más frecuencias y mejores conexiones

Concretamente, el nuevo servicio que pondrá en marcha la conselleria y que empezará a funcionar a finales de agosto y principios de septiembre, está formado por cinco rutas que cosen parte de los municipios de la Ribera Baixa. Además, también los conectan con el Hospital de Alzira y con dos grandes ciudades de la Ribera Alta: Alzira y Algemesí. Así pues, el objetivo de la administración autonómica es, no solo mejorar la frecuencia de paso, sino también las conexiones e incluir a localidades más pequeñas en el recorrido.

"Muchos municipios pequeños que no tenían un acceso directo hasta el Hospital de la Ribera, y ahora lo tendrán. Así como mejoras de frecuencias con las estaciones de tren", ha asegurado el conseller. Las dos primeras rutas tendrán su salida en Cullera, la tercera desde Sueca, y las dos últimas desde la zona de costa de El Perelló. Concretamente, la línea 1 empezará en Cullera, con una parada cerca de la estación de tren, luego irá a Sueca, Riola, Polinyà del Xúquer, Benicull, Albalat de la Ribera y, finalmente se dirigirá a Alzira donde tendrá tres paradas: una en el Hospital de la Ribera, otra en la ciudad y otra en la estación de tren. Mientras que la línea 2, tendrá el mismo recorrido, pero en lugar de avanzar hacia Alzira, irá en dirección de Algemesí para llegar hasta la estación de tren.

Por su parte, la línea 3 tendrá su origen en Sueca, luego irá a Cullera donde realizará varias paradas, y luego parará en Favara, Llaurí, Cobera y finaliza el trayecto con las tres paradas previstas en Alzira. La línea 4 empezará en El Perelló, seguirá por Les Palmeretes, Mareny de Barraqutes, Sueca, Fortaleny, Corbera y también tendrá como punto final el Hospital de la Ribera, otra en la ciudad y la estación de tren de la capital de la Ribera Alta.

En último lugar, la línea 5, abarcará toda la zona costera de Sueca. Empezará su recorrido en E Perelló, luego se dirigirá a Les Palmeres, Mareny de Barraquetes, Bega de Mar, Mareny Blau y finalizará en la capital de la Ribera Baixa. La finalidad de esta distribución, según ha señalado Roser Obrer, Directora General de Obras Públicas, Transporte y Movilidad Sostenible, es "que se cubran todas las posibles necesidades, que también los municipios pequeños tengan conexión y que facilite la intermodalidad".

Estos contratos de urgencia, según han expresado, "prácticamente reproducen las condiciones que tendrán las concesiones administrativas". Por ello, desde la conselleria han animado a los representantes de los municipios afectados que trasladen cualquier incidencia o propuesta de mejora: "el margen de maniobra no es muy amplio, pero se podrían introducir modificaciones", ha valorado Obrer. Además, los autobuses tendrán menos de 10 años y se adaptarán a las particularidades de las líneas, porque en algunos tramos no pueden circular vehículos grandes.

A la espera de que se conozcan las particularidades como los horarios o el incremento concreto de la frecuencia, algunos representantes locales, han manifestado sus preocupaciones al respecto. Es el caso, por ejemplo, del regidor de Servicios y Obras Públicas en Alzira, Fernando Pascual, quien ha puesto sobre la mesa la situación "de colapso" que existe en el aparcamiento del Hospital de la Ribera y que podría agravarse con la llegada de autobuses, así como su preocupación por su paso por dentro de la ciudad.

Los municipios pequeños de la Ribera Alta tendrán que esperar

Estos mismos problemas se dan también en la comarca vecina de la Ribera Alta donde el transporte público por carretera presenta numerosas carencias que han situado esta demanda como una de las reivindicaciones más destacadas de la zona. Cabe tener en cuenta que el resto de servicios de transporte público como el metro o el tren, tampoco llegan a algunos de los municipios pequeños del interior de la comarca.

Así, la línea 1 de Metrovalencia, atraviesa pueblos como Alginet, Carlet, Benimodo, L'Alcúdia, Massalavés, Alberic o Castelló. Mientras que el tren transcurre, por una parte por Benifaió, Algemesí, Alzira, Carcaixent y La Pobla Llarga, y por la otra por Sollana, Sueca y Cullera. Sin embargo, el único transporte hasta el Hospital de la Ribera es el servicio de autobús.

A pesar de que la mejora de frecuencias y la creación de nuevas rutas con conexiones más amplias no están contempladas en este contrato de urgencia, España ha adelantado que "en las próximas semanas" mantendrá una reunión con los alcaldes y alcaldesas de algunos municipios de la Ribera Alta sobre esta cuestión "vamos a hacer una reunión específica para los municipios más pequeños del interior de la comarca que tienen problemas del mismo estilo: falta de frecuencias, y que muchas veces no pasan los autobuses".

En este sentido, el conseller ha destacado que se trata, en muchos de ellos, de municipios que están en la frontera con el transporte del área metropolitana. Por ello, tienen previsto "hacer un tratamiento específico para esos pequeños municipios, aparte de esta actuación que es más grande y transversal que no están contempladas".

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email