GRUPO PLAZA

Puig defiende que No se pueden reclamar más servicios y a la vez eliminar impuestos

Merino pide autocrítica a Puig por la gestión de la pandemia y le propone reformas a largo plazo

27/09/2021 - 

VALÈNCIA. (EFE) La síndica de Ciudadanos en Les Corts Valencianes, Ruth Merino, ha lamentado la falta de autocrítica del Gobierno valenciano sobre la gestión de la pandemia, y ha propuesto un pacto para reestructurar la Comunitat Valenciana "desde los cimientos" que dure "40 años y no una legislatura".

En su primera intervención en el debate sobre el estado de la Comunitat, Merino ha reprochado a Puig que haya reciclado algunos de los anuncios que realizó en el año pasado, y le ha criticado por sacar pecho de una situación que, según ha dicho, es mérito de la responsabilidad ciudadana y la vacunación, no de su gestión.

Merino, quien ha que ha comenzado su discurso recordando a los valencianos fallecidos por coronavirus y agradeciendo a los profesionales sanitarios su trabajo, ha abogado por una "bajada creíble y sentaba" de impuestos, y ha instado a Puig a visitar el despacho de "su jefe", Pedro Sánchez, en la Moncloa para exigirle la reforma del sistema de financiación.

Ha pedido a Puig que haga un ejercicio de "humildad" y reconozca que no legisla pensando en más allá de la legislatura y las próximas elecciones, y le ha pedido que se ponga "manos a la obra en una reestructuración de la Comunitat desde los cimientos".

En concreto, le ha propuesto un pacto autonómico por la educación y la sanidad; una reforma radical de la fiscalidad autonómica, que fomente la competitividad fiscal de la Comunitat y ayude a solucionar la economía sumergida, y un plan de futuro por la juventud.

"Es urgente dejar de exprimir a los valencianos y sacarles de un infierno fiscal", ha defendido la síndica de Cs, quien ha considerado que al discurso de Puig le "han sobrado halagos a la gestión" de su Consell y le ha faltado "reconocer errores y equivocaciones, que han existido y algunos han sido graves".

Entre esos errores y equivocaciones, ha destacado la falta de escucha real a los sectores sanitarios y económicos afectados por la pandemia y la falta de planificación, pues se "han dejado arrollar por las diferentes olas", y han hecho un "uso excesivo de anuncios y promesas".

También ha reprochado que las ayudas a los sectores afectados han llegado tarde y han sido "insuficientes", y aunque ha valorado que la gestión de las vacunas ha sido "aceptable", ha criticado que esta autonomía recibiera "decenas de dosis menos" que las que le correspondían, y Puig fuera "incapaz de reclamarlo en Madrid".

Ruth Merino ha reivindicado también la libertad de los padres a elegir la lengua en la que estudian sus hijos; ha reclamado más medios materiales y personales para la sanidad y que se deje "de poner palos en la rueda a la sanidad privada", y más plazas en residencias de mayores.

También denunciado la actitud de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas tras la sentencia por los abusos a una menor tutelada, y ha pedido al president que destituya cuando antes a la vicepresidenta del Consell y titular de este departamento, Mónica Oltra.  

Réplica de Ximo Puig

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha afirmado que no se pueden reclamar más servicios públicos y de mayor calidad y, al mismo tiempo, eliminar los impuestos, y ha defendido un sistema sanitario público, que es donde está la mejor tecnología y la mejor calidad.

Puig ha manifestado en el debate sobre el estado de la Comunitat, en respuesta a la síndica de Ciudadanos, Ruth Merino, que el Gobierno valenciano "apuesta y va a continuar apostando clara y rotundamente por la sanidad pública" por ser, ante la enfermedad, la que garantiza que todos somos iguales.

"Hay departamentos privatizados que cuando hay un problema grave que cuesta miles y miles de euros, los remiten a La Fe. No tenemos ninguna duda, queremos una sanidad fuerte, universal, pública y gratuita. Eso no es sectarismo, es el mismo modelo que tienen países tan poco sospechosos como Canadá", ha planteado.

Puig ha rechazado que exista algo en contra de la presencia de operadores privados, con los que incluso se llega a acuerdos, pero el sistema de asistencia universal es público, ha reiterado.

En su intervención en respuesta a Merino, Puig ha asegurado que la incidencia acumulada está hoy en 50 casos por cien mil habitantes, pero continúan entrando personas en los hospitales y los contagios, con 457 desde el viernes.

La síndica de Ciudadanos ha propuesto un gran pacto autonómico por la sanidad y la educación y una reforma fiscal ambiciosa que baje los impuestos a los valencianos porque es "desalentador" que la valenciana sea "una de las autonomías con más presión fiscal.

Las "cicatrices profundas" que deja la pandemia tienen que provocar una respuesta, que es "la vigorización de lo público, del estado de bienestar", un debate en el que no se puede reclamar más servicios públicos y más bonos turísticos, y al mismo tiempo eliminar los impuestos, ha expuesto el president, que ha defendido la imposición progresiva.

Puig ha acusado a Ciudadanos de entender la política de "una manera muy curiosa, poniendo gerentes para Valencia, para Murcia" y ha afirmado que esto "no va así". "Mi jefe -en relación a la petición de Merino de que el único despacho que tiene que visitar Puig es el de Pedro Sánchez- está aquí, es la sociedad valenciana", ha aseverado.

Sobre la marcha de la economía, ha afirmado que septiembre está siendo "muy bueno" para algunos destinos turísticos. Con 8,5 millones de turistas nacionales y 2,2 millones de internacionales, aun es insuficiente pero ahora se está viendo una aportación del turismo inglés, fundamental para la Costa Blanca, ha destacado el president.

Respecto a las ayudas, la valenciana ha sido las que más ayudas ha dado para autónomos y empresas tanto con recursos propios como de los fondos React y del Gobierno de España, y ha mostrado su colaboración con Ciudadanos para solucionar "el gravísimo problema de la economía sumergida".

Puig ha dicho no entender que se cuestione que los niños salgan de la escuela sabiendo "las tres lenguas", ante la defensa de Merino de "recuperar la libertad de los padres para elegir la lengua en la que quieren que se eduque a sus hijos".

Ante el ofrecimiento de Cs de cooperación, el president ha asegurado que al gobierno le gustaría colaborar en la medida de lo posible, y ha reconocido a esta formación que haya contribuido a mejorar la situación con una oposición útil. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email