Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Sáez (UGT) pide corregir la reforma laboral

Patronal y sindicatos coinciden en mantener el diálogo social y subir salarios

28/01/2019 - 

VALÈNCIA (VP/EP). Los máximos representantes de los agentes sociales valencianos coincidieron este lunes en la necesidad mantener el pacto social y de mejorar los salarios una vez superada la crisis. Así lo manifestaron el presidente de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV), Salvador Navarro, y los secretarios generales de CCOO-PV, Arturo León, y de UGT-PV, Ismael Sáez. Lo hicieron antes y durante la mesa redonda organizada por el Club de Encuentro Manuel Broseta, titulada ¿Pacto o ruptura social?

Arturo León dijo que cree que ha llegado "el momento de redistribuir la riqueza", ya que hay "un gravísimo problema de desigualdad social", mientras Ismael Sáez pidió "corregir aspectos" de la reforma laboral que "fundamentalmente debilitan el movimiento sindical".

Por su parte, Navarro destacó que desde la CEV "siempre" se han decantado por la negociación y resaltó que aboga por que "las empresas que puedan" realicen un incremento salarial "en la parte que pueda corresponder", aunque advirtió de que "el 40 por ciento de las empresas de este país tienen pérdidas".

Preguntado sobre el tema de la mesa redonda, León destacó que "indiscutiblemente" apuesta por el pacto, ya que incluso cuando realizan movilizaciones tienen "el objetivo de llegar a acuerdos". "Es nuestro modelo de concertación social y diálogo social y no renunciamos a él", aseguró.

El representante de CCOO señaló que el nuevo gobierno quiere impulsar políticas "de carácter más social" que cree que son "necesarias desde el punto de vista económico para reactivar la demanda de consumo interno". "Es una situación desde el punto de vista político complicada y la aritmética parlamentaria es la que es. Es un tanto atípico el sistema de negociación que se está llevando a cabo", admitió León.

Asimismo, destacó que "evidentemente" los agentes sociales deben trabajar en la misma dirección y resaltó que "ha llegado el momento de redistribuir la riqueza". "Desde 2014, las empresas están ganando mucho dinero en este país y tenemos un gravísimo problema de desigualdad social. Quienes consideren que hay que hacer un ejercicio de patriotismo, este es el ejercicio más importante: hacer una redistribución de riqueza efectiva entre trabajadores para que seamos un país que puede salir adelante y que todo el mundo tenga las necesidades básicas cubiertas", aseveró.

"Había voluntad" de derogar la reforma laboral

En la misma línea, preguntado por la ley de reforma laboral, Sáez sostuvo que "destruye la capacidad de organizaciones sindicales para diputar el beneficio a las empresas". "Es imprescindible si queremos que el diálogo social merezca tal nombre, que ese equilibrio se recupere. No defendemos la derogación de la reforma laboral del PP, sino corregir aspectos que fundamentalmente debilitan el movimiento sindical y la capacidad de negociación de los trabajadores", aseguró.

Asimismo, preguntado por la expectativa de derogación de esta ley que existía, el representante de UGT apuntó que "había voluntad" desde el movimiento sindical de que fuera así, aunque no podían "ignorar que para eso se necesita mayor parlamentaria que la ciudadanía no ha otorgado a ningún partido político". "Tenemos que buscar aquello que las circunstancias nos permiten", lamentó.

Respecto a si la reforma laboral aumenta la productividad y el empleo, Sáez fue tajante: "En absoluto". "El concepto de productividad no puedo entenderlo como devaluación del factor trabajo o salarios, porque es imposible que podamos competir. Coincidimos con los empresarios que defienden la necesidad de cambio de modelo productivo, empresas con mayor innovación y valor añadido. Cuando llega la hora verdad, la receta que aplican los gobiernos es la devaluación salarial y la pérdida de derechos. Así no se mejora la competitividad", puntualizó.

"El acuerdo que está hecho desde la CEV y Cepyme con los sindicatos, es un acuerdo de subidas salariales, son recomendaciones y esas son las recomendaciones que estamos haciendo nosotros. Recuerdo que también, hoy por hoy, el 40% de las empresas en este país tienen pérdidas. Esto va por sectores, va por barrios y no todas las empresas pueden hacer este esfuerzo, pero las empresas que pueden, está allí", manifestó Navarro.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email