GRUPO PLAZA

la autonomía sigue acortando su lista de espera y no para ante la pandemia

Radiografía de la dependencia en la Comunitat Valenciana: la que más avanza, pero sigue a la cola

Foto: KIKE TABERNER
20/03/2021 - 

VALÈNCIA. La Comunitat Valenciana sigue navegando a velocidad de crucero para desatascar las peticiones de ayuda a la dependencia. Sin embargo, aunque todavía está a la cola en cuanto a días de tramitación de expedientes desde que son solicitados hasta la resolución, lo cierto es que se ha convertido en la autonomía que más avanza en términos porcentuales debido a que el Govern del Botànic se encontró con un cajón lleno de procesos sin resolver y prácticamente sin movimiento. 

Así lo recoge el XXI Dictamen del Observatorio de la Dependencia publicado por la Asociación Estatal de Directores y Gerentes en Servicios Sociales, quien valora muy positivamente la labor que está realizando la Conselleria de Igualdad para dar cobertura al cuidado de pacientes dependientes que necesitan ayuda económica o recursos para ser atendidos por cuidadores o asistir a centros. A día de hoy, la Comunitat Valenciana todavía está sexta por la cola en tiempo de espera, con 517 días. Sin embargo, parece que el departamento liderado por Mónica Oltra ha dado con la clave para avanzar de forma ágil.

En este sentido, la Comunitat Valenciana es la autonomía que más aumentó el número de personas atendidas por segundo año consecutivo, al incrementar en 13.869 las personas atendidas, por encima de la media española, que fue de 9.047. Mientras, en los últimos cinco años las personas atendidas han pasado a ser 102.000, cuando al inicio del período sólo se dispensaban 43.000 atenciones. 

Sobre este fuerte incremento, el observatorio no solo resalta el incremento del presupuesto en el último lustro de un 83%, que también creció en el último año un 11,2%, lo que supuso un aumento de 74 millones para solucionar este problema social. También pone en valor el procedimiento instaurado por Oltra en el que descarga parte del peso del proceso en los ayuntamientos de las localidades y sus servicios sociales. Un sistema de proximidad con el que, según apuntan, "han sabido aprovechar su potencialidad estratégica" y han dado a todo el país "un ejemplo de extraordinaria gestión".

Igualdad mantiene el tipo en la pandemia

Esta positiva valoración también se da tras los resultados obtenidos por Igualdad y los entes locales durante la pandemia de la covid. Y es que han conseguido incrementar el número de personas atendidas un 15%, frente a la media nacional del 0,8%, además de aumentar las valoraciones realizadas un 11,88%, en contraste con la media nacional de -1,51%. "De continuar así las atenciones realizadas en los últimos 3 años, la Comunitat Valenciana podría estar en condiciones de acabar con su tasa de desatendidos (aquellos que tienen reconocido el grado pero no tienen prestación asignada todavía) en apenas 1 año", señala el documento. Y es que, la Comunitat ha conseguido situar la cifra en 20,57 personas con esta situación por cada 100.000 habitantes, frente a los 24,09 de la media nacional.

Entre los meses de marzo y diciembre, en la Comunitat Valenciana se ha incrementado la atención en todas las prestaciones, salvo en las residencias que no se financian con prestación económica vinculada al servicio, con una reducción de 552 personas. Se ha incrementado en 10.870 personas la prestación económica para cuidados en el entorno familiar, en 1.827 la económica vinculada al servicio, en 964 personas la atención con ayuda a domicilio, en 128 personas el servicio de centros de día y en 107 personas la promoción.

No obstante, la lista de espera se ha reducido en 1.625 personas y han fallecido 1.627 personas con derecho reconocido y sin atención. Por lo tanto, toda la reducción de la lista de espera se debe al fallecimiento de éstas.

El 'pero': un cuidado poco profesionalizado 

A pesar de los buenos datos de la Comunitat Valenciana en cuanto a progresión, desde el observatorio marcan un 'pero', y es la fuerte incidencia de la prestación económica para el cuidado en el entorno familiar, más conocida como Pecef. Y es que, en la cartera de servicios que ofrece Igualdad, ésta ocupa casi el 60% de la misma -el doble que en la media nacional-, fórmula empleada por la autonomía para basar gran parte de su descenso. En este sentido, también se alerta de la paupérrima incidencia de la Ayuda a Domicilio, que apenas ocupa el 1,7% de su cartera, cuando el conjunto de comunidades la utilizan en el 17,74%.

De hecho, el promedio de gasto por dependiente en la Comunitat se sitúa en 6.136 euros/anuales, en una consecutiva tendencia descendente durante los últimos 4 años, situándose ya en un porcentaje del 6% inferior a la media nacional como consecuencia de la importancia que asume en su cartera de servicios este tipo de atenciones de menor coste económico. No obstante, el incremento de nuevos dependientes atendidos en un 15,7%, y el incremento del crédito en 74 millones de euros han incidido en la tendencia creciente de la inversión por habitante, que ya supera115 euros por habitante, aunque es un 25 % inferior a la media nacional.

Una baja incidencia en el empleo

"Un sistema de dependencia basado en las prestaciones en un altísimo porcentaje del 60%,y no en servicios donde poder implementar una mejora de la calidad del servicio, y generadores de empleo estable, no deslocalizable". Así califica el informe el escenario de la dependencia valenciano. En este sentido, se considera que el empleo es otro de los talones de Aquiles y retos que debe abordar la autonomía, que sólo dispone de una tasa de creación de empleo de 23,1 empleos por millón invertido.

Según las estimaciones de la asociación, durante el año 2020 la Comunitat Valenciana incrementó un 6% el empleo con 936 nuevos puestos de trabajo, como consecuencia del aumento de los servicios generadores de empleo en un 7,68%. Sin embargo, lamentan que el aumento del 23,44% de los cuidados familiares no se haya traducido en generación directa de nuevos puestos de trabajo. "La actual configuración de la cartera de servicios impide a la Comunitat Valenciana la creación de una mayor tasa de empleo, más bien al contrario, que se ha visto reducida hasta el 23,1 empleos/millón, siendo ya la cuarta comunidad con peor tasa de empleo del país", señalan.

Mientras, el sistema genera en la Comunitat Valenciana 190,5 millones de euros provinientes de las cotizaciones de la seguridad, IRPF de los trabajadores o recaudación de IVA por los servicios prestados, con una tasa de recuperación del gasto público total del 30,91%.  Unos retornos que no dejan de crecer en la serie histórica de los últimos cinco años, como consecuencia del incremento de la inversión pública de la Comunitat pero que, tal y como consideran los gerentes de servicios sociales, podrían ser considerablemente mayores si esta apostase por servicios generadores de empleo, y por ende, de mayores retornos impositivos.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email