GRUPO PLAZA

CANDIDATa A DECANa DEL COLEGIO DE ABOGADOS DE VALENCIA

Rebeca Lino: "Queremos crear una plataforma para hacer gestiones ante el ICAV sin desplazarse"

27/11/2018 - 

VALÈNCIA. La segunda de las candidatas que Valencia Plaza ha entrevistado en la carrera por el sillón de decano del Ilustre Colegio de Abogados de Valencia es Rebeca Lino. Su candidatura, con cuatro nombres de mujer y cuatro de hombre, tiene como aspirante a vicedecano a Néstor Orejón Sánchez de las Heras. Según su programa, sus principales retos son: la transparencia, la participación, la dignificación, la protección al colegiado, los jóvenes, el Turno de Oficio, las demarcaciones, la formación, las secciones, mediación y tribunal de arbitraje y la modernización.

-¿Cuáles son las líneas fundamentales de su candidatura?

-Las líneas fundamentales son la participación, la transparencia, la modernización y el Turno de Oficio.

-¿Qué propone para el Turno de Oficio?

-La primera medida es el cierre del turno a los abogados y abogadas que no estén colegiados en el ICAV. Es el cierre a los que pertenecen a la demarcación y que no estén colegiados aquí.

-¿Es factible?

-De hace unos años hasta aquí a través de algunas denuncias que el comité de competencia hizo contra algunos colegios de abogados por limitar el acceso al turno a colegiados de distintas provincias, se decidió por algún colegio la apertura del turno para evitar las sanciones de competencia. Ya hay sentencias de TSJ en las que se establece que el turno es un servicio público y no puede seguir las líneas de competencia porque los abogados no negocian sus honorarios, es un servicio público, tampoco los ciudadanos pueden elegir a sus letrados y, por tanto, al no seguir las líneas de competencia, no se considera como tal y no tiene porque ser sancionado.

-¿Y qué haría?

-A partir de ahí consideramos que hay que cerrarlo puesto que es un servicio público y hay que respetar al justiciable. Estamos hablando de gente con carencia de recursos económicos, si se le designa un letrado que no tiene un despacho profesional cercano al justiciable, la confianza y la comunicación va a ser bastante limitada.

-¿Estas situaciones están llevando a que haya dos clases de turno, uno de primera y uno de segunda?

-Lo que no estamos encontrando, y por eso decidimos en nuestro programa cerrar el turno, es que compañeros que ejercen en otras provincias y no tienen aquí el despecho, por ejemplo, en el ámbito de las guardias penales con guardia de horas en los centros de detención y si se produce la detención la asistencia en el juzgado al día siguiente o a los dos días. Pues lo que nos estamos encontrados es que los compañeros y compañeras de otras provincias vienen el día de la guardia, pero al día siguiente algunos no se han presentado al juzgado y no han prestado esa defensa a su justiciable, es decir, quien inicia una defensa tiene que continuarla y hay que suplir esa no presencia del letrado, pues a través de un compañero que esté de guardia ese día o un compañero, y eso está perjudicando a los ciudadanos.

-Hablemos de la vertiente política del asunto. ¿Cómo valora lo que está haciendo la Conselleria de Justicia en esta materia?

-Con respecto a la primera cuestión se ha notado un cambio muy grande con el cambio de gobierno en la Generalitat. El cambio se ha visto con el reconocimiento y adecuación de los honorarios, porque durante la época de crisis sufrimos un decretazo y nos redujeron considerablemente nuestros honorarios que ya son bajos de por sí. Lo que ha hecho la conselleria es, no solamente actualizarlos sino revalorizarlos e incluir dentro de los baremos de Turno de Oficio actuaciones judiciales que se hacían y no venían siendo abonadas, y también desde conselleria se ha subvencionado formación gratuita para los letrados del turno. Son acciones que entendemos desde el Turno de Oficio que son buenas, por lo tanto, sí que hay una voluntad de mejorar las condiciones del abogado del Turno de Oficio que redunda en la sociedad

-Usted es especialista en extranjería ¿cree que hay algún déficit de formación o ayudas por parte de las instituciones públicas en esta materia?

-En estos momentos, en el ámbito de la extranjería y la inmigración nos encontramos que hay servicios que se están prestando de forma totalmente voluntaria y altruista por parte de letrados del Servicio y Orientación Jurídica dentro del centro de internamiento de extranjeros.

 

-¿A qué se refiere?

-Llevamos desde el año 2015 un grupo de letrados voluntariamente prestando este servicio y no se percibe nada. En este aspecto sí que hay una carencia, pero en otros estamos dentro del Turno de Oficio en el turno especial de extranjería como el resto de los compañeros que prestan el servicio en el Turno de Oficio.

-Transparencia. Cada vez que hay elecciones se habla de la falta de esta. ¿qué está ocurriendo y cómo piensa terminar con esa falta de transparencia?

-La falta de transparencia la veo desde dos puntos de vista. Desde el aspecto económico y desde lo que son las relaciones del ICAV con las contrataciones y todos los servicios que se prestan para el colegio. En el ámbito económico, en estos momentos acudes al portal de transparencia del ICAV y puedes ver colgados los presupuestos, pero son presupuestos que quien no nos dedicamos a temas económicos pues la verdad es que nos cuesta bastante entenderlo. Como medida, nosotros queremos que ese portal de transparencia, con respeto absoluto de la Ley de Protección de Datos, podamos tener todos los abogados acceso a toda la información. Las facturas emitidas, las recibidas, queremos que esté todo publicado, que no se oculte nada.

-¿Y el segundo aspecto?

-El segundo aspecto con relación a las relaciones de servicios que se prestan por parte del ICAV. En estos momentos hay determinadas personas que trabajan para el colegio que no sabemos cómo han sido elegidas. Tiene que haber procesos de selección de personal que sean públicos, que se oferten, que quien quiera presentarse lo pueda hacer. Está el personal de colegio y luego el ámbito de las personas que son profesores o realizan cualquier tipo de asesoramiento que tienen un tipo de contratos diferentes. Tienen que hacerse ofertas públicas, es decir, si el ICAV considera que hace falta un asesor en algo tiene que publicarse, establecerse unas bases y quien quiera poder presentarse. Nosotros por ejemplo en el máster de la abogacía lo gestiona la universidad, pero el 50 por ciento del profesorado lo pone el ICAV y no sabemos cómo se eligen. No quiero decir con esto que quien esté de profesor no tenga las cualidades para serlo, pero sí podría hacerse concursos públicos y que cualquier compañero o compañera con ganas de dar clase pudiera acceder.

-El otro día en el debate se habló de que en el máster de la abogacía hay muy pocas plazas en la pública. ¿Eso se puede cambiar de alguna manera?

-El máster lo gestiona la universidad que es la que puede dar los títulos, y son los títulos reconocidos. Hay plazas limitadas, es una forma de filtrar el número de personas que acaban en el mercado laboral. Nosotros desde el colegio no podemos decirle a la universidad, ni al Ministerio de Educación cuantas plazas tiene que haber. Obviamente, sí que nos gustaría de alguna manera a través del dialogo poder intentar que hubiera más gente que pudiera tener acceso al Máster de la Abogacía.

 

-¿Qué propone su candidatura en materia de modernización?

Pues muchos proyectos porque en nuestro ejercicio el tiempo es oro, nuestro tiempo es valiosísimo y en un momento en que todo se hace a través de internet o de plataformas digitales, todavía hay muchísimas gestiones al ICAV que tienen que ser presenciales y en papel. El del colegio es una corporación de derecho público y existen directivas europeas que dicen que la administración tiene que ser papel cero que tenía que haberse traspuesto y cumplirse en España hace muchos años y no se ha hecho. Nosotros que podemos presentar ya la demandas y recursos a través de nuestro ordenador con nuestro carné profesional, que tengamos que desplazarnos hasta el colegio y presentar papel me parece un absurdo, entonces queremos establecer una plataforma digital para que desde el despacho se pueda hacer cualquier gestión ante el colegio sin necesidad de desplazarse con la garantía de que con el carné profesional eres tú quien está haciendo la gestión. Esos mecanismos no entendemos porque no se han desarrollado, porque a la larga supone una disminución de costes para el colegio y para los compañeros.

-¿Y en el aspecto formativo?

En el aspecto formativo, la formación que se ofrece es con unos costes algo elevados y existen sistemas de plataformas Elerning o plataformas formativas que pueden facilitar la formación a los compañeros. La mayoría de la formación obliga a desplazarse al colegio, a la sede. Compañeros que están en Requena, en Gandia, en Ontinyent para venir a una jornada formativa de dos horas pierden casi todo el día. Si tú tienes los sistemas que existen y puedes ir a las delegaciones, o desde tu propio ordenador acceder a la formación o con las plataformas que ya existen donde tú tienes la charla conferencia grabada y te la descargas y la puedes tener en el momento que tú tienes tiempo.

-¿Hay un déficit de formación en el ICAV?

Se da muchísima formación y casi toda la trabajan las secciones del ICAV. Las diferentes secciones tenemos que presentar planes formativos cada seis meses.

-¿Pero tiene todo el mundo acceso a esa formación?

Es cara, es muy cara. Es muy cara existiendo sistemas con los que podrían abaratar los costes y facilitar el acceso a los compañeros. El 90 por ciento de la formación se da en València ciudad. Y València es casi toda la provincia excepto Sueca y Alzira.

-Existe una gran desafección con el ICAV ¿cómo propone cambiar eso?

Nosotros proponemos que todos y todas nos sintamos parte del ICAV. El colegio de abogados somos todos. Tiene que haber una junta de gobierno, un órgano que de alguna manera tome decisiones, pero ha de ser mucho más participativo. Nosotros proponemos el voto electrónico, pero no solamente a elecciones sino para cualquier tipo de decisión que pueda tomar la junta de gobierno. Yo he estado en junta y sí que hay decisiones que requieren una decisión rápida, pero existen otras muchas que no. Creemos que podemos trabajar estos aspectos, proponer a los compañeros y que a través del voto electrónico poder recibir por parte de los compañeros cual es la solución que a ellos mejor les vendría, porque es la forma de poder adoptar una decisión que beneficie a la mayoría.

-Por último ¿por qué le tienen que votar a usted?

Porque tengo un programa realista y ambicioso. Porque somos un equipo de compañeros que pisamos los juzgados y trabajamos diariamente, creemos en nuestra profesión, y consideramos que llegar y luchar va a beneficiarnos a todos. Somos como el resto de los compañeros.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email