GRUPO PLAZA

El sector de la joyería avanza en el camino hacia la sostenibilidad

24/08/2022 - 

VALÈNCIA (VP). Estamos en la era de la gran concienciación sostenible. Marcas y consumidores han migrado hacia un paradigma donde la producción, los materiales y los recursos que se destinan para comercializar un producto o vender un servicio sean lo más sostenible posible. Tanto en el sector de la moda, como en el de la joyería cada vez son más las marcas que invierten en I+D en sus procesos para poner punto final a las malas prácticas que afectan directamente al medioambiente. 

La sostenibilidad coge carrerilla y es considerada uno de los valores de marca más importantes para los consumidores. Y es que al final, somos lo que consumimos. El comportamiento de estos ha dado un giro de 180º grados, en el que no solo es importante el precio o la estética de un producto, también juega un papel fundamental la parte ética de este. 

Frente a esta situación, las marcas del sector han iniciado un proceso de cambio y transformación hacia modelos de producción más sostenibles. Dentro del amplio abanico de productos que representa la industria de la moda, la joyería ha sido y es una de las grandes precursoras de esta transición sostenible. 

La sostenibilidad aplicada a un producto empieza con sus materiales. En ese sentido, es fundamental que una joya tenga un largo recorrido. Los materiales pueden ser reciclados y reutilizados para crear piezas nuevas, igual de bonitas y con un componente ético y un tanto emocional. Saber que una joya ha representado un momento bonito para alguien, cala entre los consumidores más emocionales. Entre buenas prácticas aplicadas a la sostenibilidad, nos encontramos con marcas que ofrecen la posibilidad de devolución de sus piezas una vez el producto ya ha sido “querido” para reciclarlas y alargar su vida útil. 

Para incorporar estos procedimientos de reciclaje como parte de los procesos productivos, es esencial trabajar con fábricas que compartan los mismos valores sostenibles que las marcas comercializadoras. Es más, a la hora de elegir los proveedores con los que trabajar, las marcas de joyería o moda sostenible tienen como requisito principal la reducción de su huella de carbono, acortando así la distancia de distribución de los productos.   

La conexión entre consumidor y marca nace de los valores y servicio de esta. Actualmente, destacan marcas como Singularu que apuesta por el compromiso sostenible, no solo en cuanto a materiales, empleando plata 99.9% reciclada, también en la reducción de su huella de carbono. La marca de joyería valenciana trabaja con proveedores locales y nacionales, reduciendo así la distancia entre cliente y joya. “Y es que las marcas en general y las de joyería en particular no podemos rehuir de que la sostenibilidad forme parte de nuestro ADN, por una cuestión de compromiso medioambiental pero también social, debemos hacer todo lo que esté en nuestra mano” asegura Cristina Aristoy, CEO y fundadora de Singularu. 

Además, el impacto de Singularu va más allá de la fabricación de joyas con ADN sostenible, la marca también financia y forma parte de proyectos que visibilizan problemáticas medioambientales. En esta ocasión y para su campaña de verano, une fuerzas junto a la ONG Xaloc, para proteger las tortugas marinas y concienciar a sus clientas de la importancia del reciclaje.

La sostenibilidad es una responsabilidad colectiva y las marcas deben dar ejemplo, transformarse e iterar hacia prácticas respetuosas con el medio ambiente. Es cosa de todos. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme