X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

SUSPENSIÓN CAUTELAR

Tigernuts Traders pierde en menos de dos meses un sello de comercio justo que sigue usando

La auditora Ecocert suspende de manera cautelar la distinción "Fair for Life" que había otorgado a la empresa valenciana, acusada de expoliar la chufa africana en un documental

3/07/2018 - 

VALÈNCIA. Menos de dos meses le ha durado a la empresa valenciana Tigernuts Traders, comercializadora internacional de chufa africana, el sello de comercio justo "Fair For Life". Si a mediados de mayo presumía de ser la primera empresa local en obtener la prestigiosa distinción de Ecocert, organismo de certificación independiente con sede en Francia, el 19 de junio recibía la notificación de la suspensión cautelar hasta que se compruebe que efectivamente cumple con todos los requisitos. La etiqueta garantiza a los consumidores que los alimentos se producen de manera sostenible y manteniendo el compromiso social de la empresa hacia sus trabajadores, algo que en estos momentos están analizando. "Nos han requerido información adicional que se les está enviando", confirma la compañía.

Tigernuts saltó a los titulares a raíz del documental Mousso Faso. La patria de las mujeres íntegras, donde se denuncian el expolio al que han sido sometidas diferentes familias para obtener chufa africana y se señala directamente a la empresa de los Carrión (Ramón, padre, y Daniel, hijo). La compañía llevó a los tribunales a Andoni Monforte, director de la cinta y propietario de Mon Orxata, al considerar que mentía para “hundir a competidores en el mercado". El juzgado de instrucción número 4 de València ha admitido a trámite la querella por injurias y calumnias, por lo que los acusados procederán a declarar la semana que viene, concretamente el 11 de julio, y ya en septiembre tendrán que aportar testigos.

Mientras el procedimiento judicial sigue su curso, Tigernuts se esfuerza por demostrar que sus prácticas son rigurosas, y para ello hizo mucho hincapié en el respaldo de Ecocert. De hecho, llegó a crear una plataforma web donde mostraba el proceso del cultivo ecológico de la chufa en la plantación con sello “Fair For Life”, que se corresponde con una granja de su socio en Níger. Ahora el organismo francés ha suspendido cautelarmente la certificación, pero Valencia Plaza ha podido comprobar que los sacos almacenados en su fábrica de La Eliana siguen teniendo estampada la etiqueta. Preguntada por esta situación, la empresa responde que pueden hacerlo, ya que su socio nigeriano (Ets elhadji abdou mbodji) sigue estando en el directorio de Ecocert y el producto viene de esa plantación.

De donde sí se han visto obligados a retirar el sello es de su página web oficial, donde hace 10 días se mostraba en grande, dando por cierto que su chufa era de comercio justo. Cabe matizar que esta etiqueta, sin embargo, avalaba únicamente a una parte del producto con el que trabaja la empresa, concretamente el ecológico y exportado desde Níger. Su proveedor cuenta con granja en la zona de Niamey que abarca alrededor de 600 hectáreas y produce 700 toneladas de chufa orgánica al año. Según el relato de la compañía, Ecocert había realizado durante dos años estudios e inspecciones in situ para evaluar y asesorar al socio local de Tigernuts Traders en el cultivo sostenible. Y lo cierto es que ellos todavía figuran en el directorio de empresas certificadas, que puede consultarte a través de Internet.

Preguntado por su opinión, Andoni Monforte se muestra cauto ante la noticia de la retirada del certificado de comercio justo a Tigernuts Trades. "Personalmente, no me da ninguna alegría, porque lo que los Carrión deberían hacer es empezar a tratar con dignidad y respeto a esas mujeres. Espero sinceramente que, tras el juicio, no les quede más remedio", afirma el dueño de Mon Orxata. No obstante, ni él ni las otras dos querelladas, sus compañeras Eva Fernández Llanos Rodríguez, quieren ofrecer más declaraciones hasta que termine el procedimien to. Será entonces cuando ofrezcan una rueda de prensa ante los medios para explicar las presiones a las que aseguran que se están viendo sometidos.

Daniel Carrión, gerente de Tigernuts Traders, aseguraba que el objetivo de la firma en los próximos años era extrapolar la iniciativa de Fair For Life a otras zonas productoras del Sahel como Burkina Faso, Mali, Togo o Benin.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email